«

»

May
14

Retro-Curioso : Código fuente en revistas


Hoy en día es habitual conectarnos a internet y descargar demos desde allí, la mayoría las consolas actuales disponen de servicios on-line que permiten hacer esto.

E incluso hasta hace relativamente poco era normal que las revistas especializadas trajeran DVD o CD con demos.

Pero antiguamente esto era inusual, en la época de los microordenadores y consolas de 8 bits era imposible regalar demos con las revistas. Esto era debido a que solo se podía distribuir en cartucho siendo este un formato muy caro para de producir para distribuir gratuitamente con las revistas.

Ademas de que los juegos eran tan sencillos y cortos en algunas ocasiones que hubiera sido absurdo distribuir una demostración de un juego que apenas durase poco mas que la demo.

Sin embargo, los microordenadores  contaban con una ventaja que no tenían las consolas y era la posibilidad de programar tus propios juegos para tu sistema gracias a lenguajes como Basic. En poco tiempo empezaron a salir decenas de programas y juegos caseros que eran distribuidos entre amigos y en algunos casos se ponían a la venta en pequeña escala.

Las revistas sobre microcomputacion enseguida se dieron cuenta de este movimiento y decidieron hacer ellos los mismo. Pero como ya he dicho distribuir dichos programas era muy costoso lo que hubiera subido mucho el coste de las revistas, así que se decantaron por la soluciones mas ingeniosa y barata.

Distribuir el código fuente con sus revistas para que los lectores lo copiaran en sus casas y ellos mismos fueran quien lo compilaran.

Una de las revistas que incluían código fuente

Una idea realmente ingeniosa, ya que apenas encarecía la revista puesto que eran solo unas paginas mas y era un valido para distribuir programas, ya que una vez finalizáramos de teclear el código y comprobar que funcionara podíamos copiarlo a una cinta donde lo tendríamos disponible para siempre, al igual que cualquier programa comercial.

Al principio fueron programas muy sencillos y muchas veces creados por gente contratada por la revista, pero a poco fueron aumentando el nivel y se llegaron a hacer concursos donde la gente enviaba sus propio código fuente. Uno de estos concursantes fue nada mas y nada menos que John Romero.

Incluso algunas revistas lo incluyeron como sección mensual y premiaban al mejor código enviado con premios monetarios como por ejemplo 5.000 pts, unos 30 € al cambio actual.

Instrucciones del juego supervivencia

El éxito de estas secciones fue tan grande que algunas revistas se dedicaban exclusivamente a esto, siendo solamente código fuente de varios programas.

Pero como todo en esta vida, este método de publicación tenia sus lacras, en este caso principalmente tres. La primera era que en aquella época no existían los interpretes en tiempo real.

Es decir, al contrario que ahora, los compiladores de aquella época no avisaban cuando se cometía un error de sintaxis mientras programabas, solamente podíamos saber si lo habíamos copiado bien cuando compilábamos el programa. Entonces el compilador nos avisaba si había algún error, pero estos mensajes de error eran muy rudimentarios haciendo muchas veces que tuviéramos que revisar linea por linea en busca del error.

Una autentica tortura cuando el programa tenia cientos de lineas y resultaba que el error estaba en una simple coma. En definitiva que era casi imposible copiar el programa bien a la primera.

La segunda estaba cuando el fallo provenía de la misma revista y el error estaba en que ellos habían escrito mal una instrucción. En ese caso solamente quedaba esperarse al próximo numero donde lo solían corregir o si teníamos suficientes conocimientos intentar resolver nosotros el error. Por suerte los fallos en las revistas solían ser escasos.

El ultimo defecto estaba en que en algunas ocasiones el programa era tan largo que la revista lo dividía en dos o mas partes, haciendo que no pudiéramos continuar hasta los siguientes números. Para compensar esto también solían incluir programas cortos.

Código de Salto de longitud

Pese a estos fallos, se ha de reconocer la labor de estas revistas. Gracias a estas paginas de código fueron muchos los lectores que se animaron y empezaron a crear sus propios programas al ver que no era tan complicado.

De hecho muchos grandes programadores empezaron a realizar sus primeros pinitos en este mundo gracias a esas revistas y otros tantos entraron en la industria gracias a ellas,  ya que no era raro que lo viera algún responsable de alguna empresa y le ofreciera un puesto de trabajo.

Como apunte final al articulo os dejo algunas paginas de esas revistas, solo tenéis que hacer click sobre ellas para ampliarlas.

 

No comment yet

No ping yet

  1. Anastacius dijo:

    Eran aventuras escritas, no? es decir, no habia sprites ni nada por el estilo…

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>