«

»

Nov
14

Contra III: The Alien Wars

Titulo : Contra III: The Alien Wars
Año : 1992
Desarrolladora : Konami
Plataforma : Super Nintendo
Genero : Run’n gun

Contra fue todo un éxito en su época, sobre todo su versión domestica para Nintendo.

Como es normal cuando algo tiene éxito, pronto salio una secuela que de nuevo fue un éxito aunque no tanto como el primero.

Este fue el inicio de una saga de juego, que aunque ha tenido su altos y sus bajos, ha llegado a nuestros dias. Sin ir mas lejos tenemos Contra 4 para Nintendo DSHard Corps: Uprising para Playstation 3 y Xbox 360.

La saga Contra es una de esas sagas míticas en el mundo de videojuego, como pueden ser Mario BrosZelda o Final Fantasy, Pacman o Sonic.

Con más de 20 años a sus espaldas, esta saga tiene más de una docena de títulos bajo su nombre. Muchos de ellos han sido secuelas, remakes o spin-offs pero ahí están para demostrar que Contra dio y puede dar mucho de sí.

Al contar con tantos títulos, a los fans se nos hace difícil escoger cual es el mejor. Casi todos ellos, menos alguna horrorosa excepción, son títulos de gran calidad y tienen su carisma. Aun así, si se pidiera a esos fans que escogieran los tres mejores, sin duda escogerían Contra, Contra: Hard Corps y Contra III: The Alien Wars.

El contra original seria escogido por ser el primero e iniciar esta fantástica saga. Los otros dos serian escogidos debido a que los 16 bits fueron la época dorada para esta saga. Super Nintendo Mega Drive tuvieron el honor de ser escogidas para tener en su catalogo filas dos títulos que revolucionarían Contra.

La acción de Contra III: The Alien Wars se sitúa dos años después de la segunda entrega. En 2636 las alienígenas que fueron derrotados ya en dos ocasiones anteriores, deciden atacar la tierra a gran escala. En parte como culminación de su malvado plan y en parte como venganza por haber sido derrotados anteriormente.

Empieza la batalla por la supervivencia de la tierra

Solo Bill Rizer y Lance Bean podrán detener esta invasión como hicieron en anteriores ocasiones, aunque esta vez se enfrentaran aun peligro mayor pues esta vez es una guerra, una batalla por la supervivencia del planeta tierra.

Como podemos ver, el argumento sigue siendo una mera excusa para ponernos a disparar a loco sobre hordas de enemigos. Algo que ha sido un constante en la saga, aunque en el futuro se mejoraría un poco en ese sentido y se intentaría dar un poco mas de coherencia al argumento.

Aunque se ha de reconocer que en estos juegos y en concreto en esta saga lo de menos es el argumento  lo importante es la espectacularidad y la acción. Y os puedo asegurar que en Contra III tendremos mucha acción y sobre todo momentos espectaculares.

Con este juego se nota que Konami tenía un nuevo hardware entre manos. Hemos de pensar que Super Nintendo apenas hacia dos años que había salido al mercado y todavía faltaba mucho para que pudiese demostrar de lo que era capaz. Además ofrecía nuevas tecnologías que no se habían visto hasta el momento, como el famoso Modo 7, que permitían estirar y encoger pixeles con soltura.

Otra compañía hubiese ido con mas precaución y hubiese sacado un trabajo más modesto hasta que no hubieran experimentado una temporada, pues la compañía nipona hizo todo lo contrario y puso toda la carne en el asador con su segundo juego para la consola, algo que ya hizo en su día con su Super Castlevania IV.

Si con su primer título para Super Nintendo dejo a todo el mundo con la boca abierta, con este título demostró de lo que era capaz la consola si se sabía programar y exprimir su hardware al máximo. Una situación que vino dada por la buena relación que tenían Nintendo y Konami en aquellos días.

Al igual que hizo con Super Castlevania IVKonami cogió todo lo bueno que tenia Contra y lo elevo exponencialmente. Si antes había numerosos enemigos, ahora la pantalla estaría llena de ellos. Si antes había grandes enemigos finales ahora serian enormes. Si antes había situaciones emocionantes ahora serian dignas de película.

Toda una declaración de intenciones

Lo primero que nos llamara la atención de este título serán sus gráficos. Coloridos, excelentes animaciones, fondos llenos de detalle. Es increíble como en dos años, Konami pudo exprimir tanto Super Nintendo.

Los escenarios están llenos de enemigos y de vida, si la acción desmesurada nos dejara mirarlos mejor seguramente nos quedaríamos un rato admirando con que detalle y esmero han sido creados. Y lo mejor es que van mejorando conforme transcurre el juego. Pasamos de menos a más, creedme cuando os digo que después de jugar a este juego varias veces todavía encontrareis nuevos detalles en los escenarios.

No solo los escenarios se llevan el peso gráfico, los enemigos están realmente bien diseñados y cuentan con unas animaciones excelentes. Sobre todo los malos de mitad de fase, que podrían pasar como malos finales en cualquier otro juego. Curiosamente en este aspecto el peor diseño, que animación, este en los personajes principales que son los típicos soldados futuristas.

Pero si los enemigos normales son dignos de elogio, los enemigos finales ya son para quitarse el sombrero. La mayoría de ellos son enormes y muy variados, a mas de que se presentan de maneras espectaculares como por ejemplo rompiendo una pared.

Todavía recuerdo con cariño cuando vi por primera vez el malo de la tercera pantalla y como se presentaba. Sin duda uno de los momentos más espectaculares de la generación de 16 bits. Y estos momentos no se quedan aquí  casi todas las pantallas están llenos de esos momentos que nos dejaran asombrados.

Un claro ejemplo lo tenemos en la primera pantalla, cuando a mitad de esta aparecerá un avión que bombardeara el escenario y llenara todo de fuego. Fríamente, eso no tiene sentido pero es toda una declaración de intenciones de lo que nos vamos a encontrar. Acción sin freno y momentos de infarto.

A esos momentos hemos de sumarle una banda sonora impresionante, en este sentido Konami también exprimió la consola. Una música y unos efectos especiales que no aburren, todo lo contrario nos ayudan a meternos en el juego y hacer más impresionante esos momentos.

Sacando provecho del MODO 7

Pese a que sonoramente y gráficamente el juego es excelente sin una buena jugabilidad solo tendríamos un cascarón vacío. Pues afortunadamente en ese sentido el juego también es extraordinario. Conserva toda la esencia de Contra y la mejora notablemente.

Este juego no tiene ni un momento de aburrimiento, más bien todo lo contrario. La gran cantidad de enemigos hará que no podamos respirar ni un momento. Además a esto hay que sumarle que el juego es muy variado.

Si bien la primera pantalla es la más tópica, a partir de la segunda la jugabilidad variara considerablemente. En esa segunda pantalla lo veremos todo desde arriba y nuestra misión será destruir una seria de bunkers, la tercera  será básicamente eliminar grandes enemigos y saltar, la cuarta iremos en moto, en la quinta de nuevo veremos todo desde arriba y la sexta será de nuevo un Run and gun.

Siguiendo un esquema característicamente en la saga, cada pantalla nos ofrece una manera de jugar diferente, impidiendo que aparezca la monotonía y el aburrimiento. Realmente es digno de elogio cómo es posible que este juego ofrezca tanta diversidad de situaciones y la vez conserve el espíritu de Shoot ‘em up.

A toda esta gran jugabilidad hemos de sumarle un control excelente y una serie de mejoras que nos ayudaran en nuestra misión  Entre esas mejoras encontramos las bombas y la posibilidad de llevar dos armas a la vez, permitiendo así conservar una si morimos e incluso disparar con las dos a la vez.

Uno de los espectaculares enemigos finales

Un grandísimo juego al que solo se le puede echar en cara un fallo, aunque para algunos sea forme parte de sus virtudes. Es terriblemente difícil, algo característico en la saga. Realmente este es un juego solo apto para aquellos que busquen un gran reto.

En su favor hay que decir que el juego es justo y en ningún momento hará trampas. Únicamente es que hay que tener gran habilidad para llegar a su final. Por suerte el juego es consciente de esto y nos ofrece la oportunidad de jugar en un nivel más bajo de dificultad.

Pero cuidado, si os lo pasáis en fácil no veréis el autentico final. Para verlo lo tendréis que terminar en difícil  una tarea solo para los más habilidosos y valientes del lugar.

Si no os asusta una dificultad alta y lo grandes retos estáis ante uno de los mejores juegos de Super Nintendo. Incluso podemos decir que es uno de los mejores Shoot ‘em up de todos los tiempos. Si os gusta este género haceros un favor y jugad a Contra III: The Alien Wars  y a Contra: Hard Corps. No os arrepentiréis con ninguno de los dos, pues sin duda estamos ante dos clásicos del videojuego.

Imagen de previsualización de YouTube

Artículos que pueden ser de tu interés

No comment yet

No ping yet

  1. Game Museum: Contra III: The Alien Wars | My Daily Feeds – Games dijo:

    […] Pinche aquí para ver el vídeo […]

  2. Contra: Hard Corps - Game Museum » Game Museum dijo:

    […] de reconocer que Contra III: The Alien Wars es uno de mis juegos fetiches. Uno de esos títulos que sigue en mi top 10 aunque hayan pasado un […]

  3. Metal Slug - Game Museum » Game Museum dijo:

    […] nuevo título de este género,   lo he hecho. No es baladí que uno de mis juegos favoritos sea Contra III o Super Probotector, como lo conocí en mi infancia. A las pruebas me remito con el podcast […]

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>