«

»

Oct
10

Dungeon Keeper

Titulo : Dungeon Keeper
Año : 1997
Desarrolladora : Bullfrog Productions
Plataforma : PC
Genero : Estrategia

Ser malo es bueno. Al menos eso rezaba el eslogan de Dungeon Keeper, personalmente no sé si esa afirmación es cierta. Pero os puedo asegurar que este juego demostró que ser malo podía ser muy divertido

Este juego destaco mucho en su época, rara era la ocasión que nos podíamos poner de parte del mal. Casi siempre solíamos ser el héroe de brillante armadura, el soldado duro como el acero o simplemente el héroe que debía salvar el mundo de alguna catástrofe.

Había juegos que podíamos hacer ciertas elecciones morales y juegos de estrategia en los cuales dominamos ser cualquiera de los bandos, pero poquísimas veces encarnábamos el mal en sí mismo.

No es de extrañar que este juego creara expectación, cuando fue anunciado. El juego prometía ponernos en la piel del señor de la mazmorra y poder dirigir nuestro propio ejercito de malvadas criaturas. Pues quien no se ha preguntado alguna vez como debía ser estar al otro lado, ser el malvado señor oscuro, a mas de contar con el toque de humor que Bullfrog le daba a sus juegos.

El juego cumplió sus promesas, nos ofrecía la posibilidad de dirigir nuestra propia mazmorra, destruir poblados y masacrar a los héroes de turno. Por supuesto, todo esto no hubiese valido nada sin una buena jugabilidad. Apartado, que como veremos, tampoco defraudo.

El argumento de este juego es simple. Enmarcado en el clásico medievo fantástico  somos un nuevo señor de la mazmorra que pretende conquistar el mundo Como es lógico no podrá hacerlo directamente y deberá ir conquistando territorio a territorio.

No obstante, conquistar dichas comarcas no será pan comido, pues en cada zona habrá unos héroes que defenderán dichas tierras y no dejaran que masacremos sin piedad. Y pese a que somos muy poderosos, nosotros solos no podemos derrotar a dichos héroes, pues ellos tampoco son moco de pavo.

Para conquistarlo todo debemos reclutar criaturas, entrenarlas  y cuidar de ellas. Aquí es realmente donde esta todo el grosor del juego. Pues básicamente se podría definir como un simulador de gestión de mazmorras con toques de estrategia y rol.

El corazón de la mazmorra

Las criaturas que reclutemos tendrán unas necesidades, pues al fin al cabo son seres vivos. Por ello deberemos construir la mejor mazmorra posible con todas las comodidades y mejoras posibles que nos ayuden en nuestra misión  Una tarea nada sencilla, o ¿acaso creías que las mazmorras se creaban en dos tardes y sin esfuerzos?

La distribución de las mazmorras suele ser siempre la misma. Primero tendremos el Corazón de la mazmorra, esta sala estará casi siempre en el centro y representa nuestra unión con la mazmorra. Tal es la conexión entre nosotros y el corazón que si el corazón es destruido nosotros también moriremos, dando por finalizada la partida. Esta sala vendrá dada por defecto al iniciar cada partida.

Una vez situados en el mapa, tendremos que construir salas esenciales. La primera de ellas es La sala del tesoro es donde guardaremos el oro que recolectemos en las vetas de oro y gemas, el oro es muy importante pues con el costeamos la construcción de habitaciones y los mas importante, pagamos los salarios de nuestras criaturas.

Las criaturas se unen a nosotros por puro interés, no por convicciones morales ni ideológicas  Por este motivo cada cierto tiempo exigirán que se les pague el salario prometido y se dirigirán hacia la sala del tesoro en búsqueda de su paga. Una vez hayan cobrado seguirán con sus tareas, en caso de no poder cobrar se rebelaran y empezaran a destruir la mazmorra. Una clarísima pincelada de humor muy característica de Bullfrog y que añadía distensión al juego.

También podemos golpear y castigar a las criaturas para que trabajen, pero un exceso de golpes las mataran. A parte de que si somos muy déspotas estas posiblemente se rebelaran.

A parte de querer cobrar, las criaturas exigirán cubrir sus necesidades básicas, para ello tenemos que construir la guarida y el criadero de pollos. En la primera sala crearan un lugar donde dormir y con la segunda saciaran su apetito devorando pollos vivos.

Una vez tengamos esas tres salas construidas, podremos empezar a reclutar criaturas a través del portal. Este estar en un punto aleatorio del mapa y tendremos que descubrir donde esta para construir un camino hacia el. Esto se hará cavando en la pared, pues hay que recordar que estamos en una mazmorra subterránea.

Al igual que la construcción de salas, donde tendremos que escarbar la roca para construir la sala en la forma que queramos, ya sea en amplitud o longitud. Para esta ardua tarea tendremos a los  duendes, las únicas criaturas que no consumen ni oro ni comida y son totalmente leales a nosotros.

Los duendes no vendrán por el portal, si no que serán creados por nosotros a cambio de oro. Al inicio de cada nivel tendremos solo un puñado de ellos, pero podemos crear tantos como queramos siempre que tengamos oro. Son las criaturas mas débiles pero sin ellos la mazmorra no funcionaria.

La sala de entreno, fortaleciendo a nuestras criaturas

Una vez tengamos las salas básicas y creemos un camino hacia el portal, empezaran a venir criaturas. Al principio estas serán débiles y exigirán pocos lujos, pero conforme se amplié la mazmorra irán viniendo criaturas mas poderosas pero también mas exigentes.

La gracia del juego está en que cada criatura solo vendrá si hay un tipo de sala creada. Por ejemplo los Warlock  solo vendrán si hay una biblioteca disponible, los Retoños demoníacos aparecerán si hay una sala de entrenamiento y los Troll  solo estarán interesados si hay un taller.

Por supuesto las salas tendrán más utilidad que el simple hecho de atraer criaturas. Cada una tendrá su utilidad especifica, las salas de entrenamiento mejoraran nuestras criaturas, las bibliotecas darán acceso a mas hechizos y el taller permitirá construir trampas.

Por supuesto hay un gran número de salas y  las podemos poner como queramos, aunque para hacerlo de manera eficiente habrá que hacerlo con cuidado. La biblioteca deberá estar en un sitio silencioso y la sala de entrenamiento cuanto más cerca de la guarida mejor.

Además hay que unir el hecho de que muchas criaturas se odian entre ellas y llegaran a pelearse en algunos casos. Un ejemplo seria las moscas y las arañas, que no pueden dormir juntos o se mataran entre sí. Pues recordemos que las criaturas realmente son mercenarios, no sirvientes sin cerebro a nuestras ordenes.

Todas las criaturas tienen su personalidad y características. Realmente todas tienen su carisma y son muy diferenciadas entre sí. Aunque todas sean estereotipos de literatura fantástica, ya sea en forma de insectos gigantes, demonios o malvados hechiceros, se te hacen todas muy simpáticas. Fruto, sin lugar dudas, del humor que tiene el juego.

Por lo visto hasta aquí, el juego parece un simple gestor de mazmorras. Pues bien esto es solo mitad del juego, la otra mitad está dedicada a la estrategia. Una vez tengamos lista nuestra mazmorra aparecerán los héroes dispuesta a destruirla.

Por ello tenemos que esforzarnos en subir de nivel a nuestras criaturas y mejorar la mazmorra al máximo, en caso contrario seremos exterminados rápidamente. Después tendremos que comandar a nuestras tropas para evitar el ataque y de paso acabar con los héroes.  También las podremos ayudar lanzando hechizos, como rayo, plagas o convertirlos en pollo.

Una cruenta batalla entre los héroes y nuestras criaturas

Una vez derrotados los héroes, conquistaremos el territorio donde estamos y pasaremos construir la siguiente mazamorra. Bullfrog, consciente que este mismo esquema una y otra vez cansaría, creo el juego alternando misiones de tres tipos.

Aparte de las normales de construir mazmorra y sobrevivir a la horda de héroes, tendremos otras donde deberemos derrotar a otros señores de mazmorra y las especiales.

Las misiones donde el objetivo es destruir enemigos rivales no difieren mucho de las normales, uncialmente en este caso que seremos nosotros quien ataquemos en lugar de defendernos. El resto de señores de la mazmorra también tenderán las mismas ventajas que nosotros, así que debemos actuar rápido y eficazmente. Básicamente serán misiones de descubrir donde esta, crear defensas y planear un buen ataque.

Las especiales son las más raras pero las más divertidas, las hay desde encontrar un objeto por el mapeado a resistir un ataque enemigo en poco tiempo, con una mazmorra ya construidas. Son las más difíciles pero también las más divertidas y entretenidas de todo el juego.

Realmente esta variedad hace el juego muy entretenido. Solo se hace pesado al principio por es básicamente un tutorial muy largo y vamos consiguiendo hechizos, salas y criaturas muy lentamente. Pero una vez superado esos niveles el juego se hace muy divertido.

En conclusión, estamos ante u juego de estrategia diferente, muy divertida y original. Si buscáis un juego diferente y que os enganche, os lo recomiendo. Si os gustaban los juegos de gestión de Bullfrog, ni lo penséis estáis ante su obra magna.

 

Artículos que pueden ser de tu interés

No comment yet

No ping yet

  1. Ciudadano Postmoderno dijo:

    ¡Juegazo donde los haya! Y tremendamente original.

    Ya no se hacen juegos así…

    1. Sikus dijo:

      Ciertamente, un grandisimo juego. Hoy en dia no se hacen juegos tan arriesgados y originales, aunque algo parecido hoy en día tenemos con Dungeons y Overlord .

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>