«

»

Abr
11

Final Fantasy IV

Titulo : Final Fantasy IV
Año : 1991
Desarrolladora : Squaresoft
Plataforma : Super Nintendo
Genero : Rol

La saga Final Fantasy es una de las sagas mas queridas por el publico y una de las mas influyentes.

La mayoría de nosotros la conoció gracias a Final Fantasy VII, considerado uno de los mejores JRPG de la historia y con razón.

Por desgracia, el hecho de que en Europa no se conociera esta saga hasta su séptima entrega, hace que muchos no hayan jugado nunca a sus anteriores entregas.

Algo muy normal por una parte, ya que es muy duro pasar de gráficos 3D y batallas muy dinámicas a gráficos simples en 2D y batallas muy estáticas donde los enemigos ni tienen animación de ataque. Cosa que rápidamente queda en un segundo plano al comprobar que estos juegos tienen un argumento excepcional.

Y aquí nos encontramos con otro prejuicio de muchos jugadores, el creer que los Final Fantasy anteriores no tienen un argumento digno y elaborado. Pues yo les digo, estan equivocados.

Cierto es que quizás los tres primeros pecaran de un argumento sencillo, aunque esto se notara menos en el segundo, pero a partir del cuarto esto cambio. Y es que no fue Final Fantasy VII ni siquiera Final Fantasy VI los que innovaron con personajes profundos y grandes argumentos. El verdadero punto de inflexion de la saga, en este sentido, fue Final Fantasy IV.

A partir de este juego, la saga dejo de ser un clon mas de Dragon Quest y paso a ser una saga con personalidad propia. Esta entrega definió lo que seria la filosofía a partir de entonces, tramas profundas y personajes carismáticos. Este cambio de filosofía lo podemos apreciar ya desde el inicio con el personaje principal, Cecil capitán de la flota aérea de Baronia. Si como habeis leido no empezaremos siendo ningún héroe o elegido, si no como un simple capitán.

La historia comienza con el debate moral que tiene Cecil consigo mismo. Su rey le ha ordenador traer el cristal del agua que tenían unos magos. Pero cual es su sorpresa al comprobar que estos magos no eran perversos ni siquiera habían robado el cristal, simplemente lo estaban defiendo. En todo caso es él que esta usurpando el cristal por la fuerza.

Esto hace que Cecil empiece a cuestionarse si debe obedecer ciegamente a su rey o debe escoger el camino que le parezca mas recto. Como podemos ver el personaje principal se debate entre sus deseos y sus obligaciones, algo muy humano.

Cecil dudando de si debe cumplir con su deber

Pero la genialidad en los personajes no acaba aquí. También tenemos a Rosa, que ama a a Cecil y sufre al ver a su amado atormentándose por sus actos. Ella desea apoyarle en todas sus decisiones pero no quiere que Cecil cometa esos actos deleznables aunque se lo ordene el rey.

Como ultimo miembro del trió protagonista tenemos a Kain, fiel amigo de Cecil pero a la vez rival, ya que esta celoso de la relación entre Cecil y Rosa. También se cuestiona las ultimas ordenes del rey pero su deseo de agradar a Rosa y de llegar a ser el mejor caballero del reino ciega su conciencia.

Estos serán los personajes principales con mas carisma y mas profundos del juego, pero el resto de principales no se quedan atrás. La mayoría de ellos tendrán un motivo por el que luchar, ya sea venganza, defender su pueblo o por demostrarse a si mismos que son mas valientes de lo que se piensan.

Todos los personajes tienen motivaciones y razones para hacer lo que hacen. Incluso el villano esta muy trabajado, tendrá mas motivos para ser malvado que el simple soy malo por que si. Incluso a día de hoy los personajes nos parecen elaborados, en este aspecto el juego no ha envejecido nada mal.

Rosa preocupada por Cecil, uno de los momentos mas emotivos

Otro aspecto que ha envejecido muy bien es el argumento. Denso, profundo y lleno de giros argumentales. Como he explicado antes empieza con Cecil volviendo de su misión y cuestionando las ordenes de su rey. Este dilema moral le llevara a peguntar al mismo rey el porque de esos actos, impropios de una persona justa como solía ser. El rey enfadado por el hecho de que cuestionen sus ordenes, releva a Cecil de su cargo y le ordena una nueva misión. Ha de llevar un anillo a un pueblo vecino como muestra de amistad.

Cecil acepta las ordenes, pero sigue sin reconocer al hombre que tiene delante. Parece no ser el mismo hombre justo y amable que le enseño todo lo que sabe. Por otra parte Kain le ofrece su ayuda ya que el camino hacia el pueblo es peligroso al estar lleno de monstruos. De esta manera empezara un argumento lleno de momentos emotivos y épicos del cual no deslevare ningun detalle mas para que lo podáis apreciar como se merece.

Otra cosa que destaca del argumento es que tiene tres temas principales. El debate entre deber y querer, la búsqueda de uno mismo y luchar por lo que uno quiere. Como podemos apreciar temas muy profundos, desde el principio de la humanidad han estado en numerosas obras.

El argumento solo tiene dos fallos. Uno es que quizás esta contado de una manera un poco tosca, pero también hemos de pensar que en esa época no se podían crear grandes cinemáticas y todo tenia que ser mediante diálogos y gráficos simples. Ademas de que a veces se nota algún momento de relleno por el cual debemos pasar por mazmorras, algo que hederá directamente de los juegos anteriores.

El otra es que hacia el ultimo tercio de juego se vuelve mas convencional y únicamente se centra en la típica batalla bien contra el mal. Pero quitando esos dos pequeños lastres, la verdad es que nos encontramos ante un gran guion que ya quisieran muchos juegos actuales.

Cecil y Kain contra el primer jefe

Aunque no hemos de olvidar que estamos hablando de un juego y sin jugabilidad todo ese argumento se quedaría en una simple película interactiva.

En este aspecto el juego también es impecable. Mejora el sistema de batalla de los anteriores Final Fantasy y lo mejora de manera brutal. Squaresoft incluyó por primera vez el ATB, es decir el sistema de “batalla activo de tiempo” haciendo que la batalla en lugar de ser por turnos sea por tiempo.

De esta manera dota al juego de un batallas muy dinámicas para la época, en el que tendremos que pensar rápidamente las ordenes a dar o el enemigo nos atacara.Por otra parte elimina el sistema de trabajos. Aquí cada personaje tiene un rol asignado ya sea mago, guerrero o clérigo, pero a cambio cada uno tiene habilidades únicas dotando de personalidad a cada personaje.

Jugablemente es muy bueno, únicamente se le puede achacar un exceso de mazmorras donde nos encontraremos a muchos enemigos y que quizás las batallas son un poco difíciles, sobre todo en el tramo final.

Esto hace que ha veces el juego nos obligue a subir de nivel para poder enfrentarnos algún jefe, quitando dinamismo al juego ya que estaremos deseando pasar de esa mazmorra para saber mas sobre el argumento. Pero aparte de eso nos encontramos ante un juego muy divertido e interesante. No ofrece ningún momento de aburrimiento, esta lleno de situaciones geniales.

En definitiva es un juego que todo fan de Final Fantasy debería jugar. No os dejéis llevar por sus gráficos y dadle una oportunidad, su excelente argumento se lo merece. Por otra parte también tenéis el remake para Nintendo DS, que corrige algún pequeño fallo, introduce alguna cinemática y tiene gráficos acordes a los actuales.

Sea cual sea la versión, si sois fan de esta saga hacedme caso. Si lo probáis no lo lamentareis. Estamos ante uno de los mejores Final Fantasy.

Imagen de previsualización de YouTube

No comment yet

No ping yet

  1. Rankine Bukovy dijo:

    Nunca he sido yo un fanático absoluto de la saga, aunque disfruté como un enano del VI, el VII y el IX. De los demás, guardo un recuerdo grato pero sin alardes. El X también me gustó, pero ya menos. Y éste, justo este cuarto capítulo, es el que menos me convenció. No sé muy bien el porqué, pero me dejó frío.

    Fantástico análisis, como siempre.

    1. Sikus dijo:

      Confieso que yo conocí la saga a partir del VII, supongo como la mayoría de nosotros y a partir de ese momento me hice fan hasta el X.

      Veo que tienes buen gusto, pues has escogido 3 de los mejores el VI,el VII y el IX. En ese sentido coincido contigo y para mi son los tres mas que disfrute.

      Comprendo que a día de hoy el IV te pueda dejar frió, pues esta anticuado y la historia puede parecer sosa a día de hoy. Pero en su momento fue toda una revolución y fue el punto de inflexión en la saga, pues a partir de este fue cuando se hicieron grandes argumentos.

      Si he de serte sincero, pese que al VII le tengo mucho cariño por ser el primero para mi, mirado fríamente el mejor de todos es el VI. Creo que si hieran un remake adaptándolo a la jugabilidad de hoy, seria un éxito de ventas.

      Gracias a ti, por tus comentarios y por seguir el blog.

  1. Game Museum » Final Fantasy dijo:

    […] sería hasta Final Fantasy II cuando empezara a coger su propio estilo y en Final Fantasy IV cuando claramente lo definió, ya que curiosamente  Final Fantasy III volvió un poco a los […]

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>