«

»

Mar
30

Here comes a new challenger : Renner

Y después de un largo tiempo sin tener a ninguna firma invitada por esta casa, hoy tenemos el gran honor de presentaros a Renner, gran amigo y mejor persona. Además de ser el director de Killbits Podcast, al cual hemos sido invitados varias veces.

Si no conocéis Killbits Podcast, ya estáis tardando en visitar ivoox y descargarlo. Pues es un podcast divertido y ameno, donde se habla de videojuegos como debe ser, como una charla de amigos. Ya que al final lo importante es pasarlo bien y divertirse. Y es que así nos lo deja claro Renner, hablando sobre un juego que le marco en su  infancia, Streets of Rage.

Streets Of Rage “La Magia en 16 Bitios”

¡Saludos a todos amig@s! Quería tomarme la libertad de escribir en este espacio dedicado a los invitados de Game Museum para expresar mi  más sincera gratitud a todos y cada uno de los que hicieron posible que este título cambiase mi forma de ver y percibir los Beat Em’ Up como unos simples reparte tollinas a diestro y siniestro.

Os habla Renner, director de Killbits Podcast, y soy adicto a Streets of Rage.

Un servidor siempre ha sido aficionado a este género de Yo Contra el Barrio, donde infinidad de juegos nos han brindado la oportunidad de desfogarnos, solos o acompañados en algunos casos, dándole matraca a los botones de la recreativa de turno o al pad del momento. Y es que a finales de los 80 y principios de los 90, este género disfrutó de una salud que ya de por si muchos otros géneros hubiesen soñado tener por entonces.

Títulos de la calidad innegable de Vendetta, The King Of Dragons, Tenchi Wo Kurau II, Alien Vs Predator, Cadillacs&Dinosaurs, Batman Returns, y así un larguísimo etc… pasando por los incombustibles TMNT The Arcade Game o Turtles in Time hasta llegar al mítico Final Fight, todos ellos con sus virtudes y sus defectos, pero gozando del primero al último de un componente básico. DIVERSION.

Llegados a este punto es cuando un servidor ansiaba por entonces tener un título que le permitiese olvidarse de los ciclos día/noche, de comer, de los familiares, de los amigos, el colegio,¡el mundo entero joder!

Streets of Rage

Y fue así como finalmente, en 1991, gracias a un grupo de japoneses a los que nunca tendré el placer de conocer, llegué a adquirir un título que se ha grabado a fuego en mis retinas, cerebro, calzoncillos de entonces e incluso en la carpeta de la EGB donde tenia plastificado un recorte de la portada del juego sacado de la Hobby Consolas, revista a la cual le debo el análisis que me descubrió el título y el cual recuerdo con clarividencia, destacando entre otros puntos la música y la jugabilidad. Luego retomo estos puntos.

Mira que había jugado a beat ‘em ups, pero lo que este título me ofrecía no lo había podido sentir hasta entonces. Se que gran parte de la culpa es de Yuzo Koshiro, y como melómano que soy, es un punto que considero vital para este tipo de juegos. Además de unos buenos FX sonoros que hagan sentir los golpes como tuyos, una música pegadiza que acompañe las fases es imprescindible. Pues que decir del amigo Yuzo. El tema Fighting In The Street lo he llegado incluso a pinchar en alguna discoteca, donde solo algún avispado llegó a reconocerlo. Parecía mentira por entonces que el Yamaha pudiese dar ese rendimiento, pero por fin había encontrado alguien que supiese sacarle el rendimiento y la magia que atesoraba en su interior.

streets of rage

Y los gráficos, sin ser hyper mega super lo más de lo mejor, tenían un no seque, algo que cuesta de explicar, que me enamoraron. Todos sabemos de sobras que la 16 Bits de Sega podía dar más de sí, y de hecho así fue más tarde, pero uno es muy fan del cine de acción policíaca de los 80, donde las bandas dominaban las calles y había mucha justicia que impartir, y ese juego me transmitió ese feeling del cine que os comento. Es en si una unión de sabiduría, magia y chispa, la que esos gráficos desprenden. Siento que si cierro los ojos puedo montarme la situación de estar ahí mismo al lado de Axel, ver como Adam soltaba esa patada mortal o hacer el intento de verle las braguitas a Blaze.

La variedad de escenarios hasta llegar a las oficinas de Mr. X es sin duda, típica y tópica de la época, pero …. Joder…..es que es lo que queríamos muchos sin duda. Y los enemigos, tanto masillas como bosses (putas gemelas) cumplían su cometido de principio a fin.

Hoy día sigo jugándolo con los ojos de aquel empanado de la television que invitaba a sus amigos a casa para disfrutar a dobles de la experiencia, y comprobar, para su tranquilidad, que no estaba loco, y que la enfermedad se contagiaba a los demás. Eso es síntoma de algo, de algo muy gordo. Luego con el tiempo se ha mitificado más al juego por varios aspectos, pero el hecho de que fuera un título por el que muchos querían comprarse la Mega Drive ya habla por sí solo.

streets of rage

Y hasta aquí ha llegado mi inspiración para esta sección (rodolí). Además, mientras escribía este artículo ha ido sonando de fondo la BSO del juego y ya estamos con el último track de los créditos, así que espero os haya gustado esta humilde redacción. Podríamos hablar de que la saga no tuvo un final feliz en su día (gracias SoR Remake por arreglarlo) o de que la continuación de la primera parte es casi una jodida obra maestra… Pero eso amigos, como decía el narrador de Conan…..es otra historia….¡Saludos!

 

No comment yet

No ping yet

  1. Altaïr Alpha dijo:

    Grandísimooo!!!
    Parece q hayas estado escribiendo en blogs toda la vida. Esa facilidad para transmitir la nostalgia la tienes tanto aquí como en Killbits aunq no os centréis tanto en lo retro (cosa qme da igual, mi sección preferida son las noticias de actualidad).
    En lo referente al juego, en aquella época me encantaban lps beat, em ups. Street of rage, golden axe…q grande el mega games II Ahora ya no me van tanto pero los recuerdos q tengo hacia esta serie son inborrables, de momento XD

  2. Adol3 dijo:

    Parece que todos conocimos el juego por aquél análisis de la hobby, y que nos lo vendieron sí o sí.

    Y sobre el tema de la música, no se quedaron cortos en la revista, parecía mentira la música que salia por la tv…

    SOR es leyenda.

    Bienvenido.

  3. elxuxo dijo:

    Gran entrada Renner! Gran guión para un audio libro!

    Molt cert tot el que dius. Sin duda SOR es uno de los juegos que marcó mi infancia y junto a Double Dragon I y el II para GameBoy los dos Beat’mUP de mi vida. Sin duda un juegassssso donde los haya creo que solo superado en ciertos aspectos por el SOR II.

    Tal vez no conozcas a los programadores japo pero les has rendido un bonito homenaje

  1. Here comes a new challenger : Renner - Game Museum » Game Museum dijo:

    […] la anterior ocasión nos hablo de Streets of Rage. Hoy nos hablara de otro juego de 16 bits, pero en esta ocasión de la competencia, Axelay para […]

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>