«

»

Oct
03

The Last Ninja

Titulo : The Last Ninja
Año : 1987
Desarrolladora : System 3
Plataforma : Commodore 64
Genero : Aventuras

Actualmente los juegos han evolucionado tanto que hasta se llegan a fusionar géneros en un mismo titulo. A día de hoy es raro encontrar algún juego de solo un genero, a no ser que sea deportivo o indie.

Lo mas habitual es encontrar aventuras que combinan plataformas, acción y exploración en un mismo titulo dando a luz a nuevos géneros. Es algo normal, pues después de mas de veinte años de industria lo raro seria lo contrario. Significaría que los videojuegos se han quedado estancados, muriendo finalmente.

No obstante esta  evolución no hubiera sido posible sin algunos pioneros que ya intentaron combinar varios géneros en un mismo juego, consiguiendo en algunas ocasiones grandes títulos muy recordados a día de hoy.

Uno de ellos es The Last Ninja, considerado uno de los mejores juegos para el añejo Commodore 64. Y el inicio de una gran trilogía de juegos de acción y aventura.

En este juego, como podéis imaginar, seremos un ninja algo que estaba muy de moda en los ochenta.  Pero no seremos uno cualquiera, sino el ultimo ninja.

Hace cientos de años, en un Japón medieval, el poblado de Fujiwara decidió dejar su vida de agricultores y artesanos para irse a vivir a la montaña de Togakure. Una vez allí se dedicaron a entrenar cuerpo y mente, su objetivo era crear el guerrero definitivo que tuviera total control de cuerpo,una mente férrea y fuera un experto en armas.

Después de muchos años de entrenamiento los consiguieron y crearon la figura del ninja. Este guerrero era temido y envidiado por el resto de clanes, pues su artes marciales no tenían parangón y ningún enemigo podía contra sus artes.

Pero entre todos sus enemigos, el clan Ashikaga es el que mas anhelaba poseer dichas artes, al precio que fuera. La locura y envidia del shogun Kunitoki, llego a tal punto que hizo un pacto con las fuerzas del mal y aprovecho que cada diez años los ninjas viajaban a la isla de Lin Fen para destruirlos a todos.

Encontrando nuestra primera arma

Finalmente había aniquilado a su mortal enemigo y podía conquistar el resto de Japón. Pero no contaba con Armakuni, el ultimo miembro del clan ninja que no había viajado con los demás hacia Lin Fen, debido a que tenia la orden de vigilar el Santuario Bunjinkan.

Al enterarse de la muerte de sus hermanos, jura venganza contra Kunitoki y se dirige a su fortaleza infernal con el fin de aniquilar el clan Ashikaga.

Nuevamente nos encontramos con una excusa argumental, muy común en la época, que nos sitúa en un contexto, nos pone en situación y nos da una misión, eliminar al malvado shogun. De hecho, todo el contexto de la historia esta en las instrucciones y no en el propio juego.

No obstante, se agradece que por lo menos se intente situar al jugador en la historia y se explique nimiamente de donde proviene nuestro personaje, porque se salvo y las motivaciones del villano. Tranquilamente se podía haber resuelto con un simple, han matado a tu padre y debes vengarlo.

Aquí se nota que los desarrolladores querían crear un juego con algo de contexto, no un simple juego de acción. Algo que también se ve en sus escenarios y mapeado.

El juego en si es una aventura de  exploración con toques de acción. Empezaremos dirigiéndonos hacia la fortaleza de Kunitoki. A partir de aquí tenemos libertad total de movimientos, podemos ir hacia el norte, sur, oeste o este. Siempre que haya camino claro esta.

Para facilitar la exploración veremos todo desde una vista isometrica que nos mostrara el mapeado, al llegar al final de una pantalla llegaremos la siguiente, creando un curioso efecto de dibujado causado por las limitaciones técnicas  Podemos estar todo el tiempo que queramos en dichas pantallas investigando cada punto de ellas, en búsqueda objetos o armas.

Aunque el juego ofrece libertad esta es un poco relativa, pues en algunos puntos no podemos mas que ir hacia adelante o atrás, no existiendo caminos alternativos. Esto es sobre todo al inicio, mas tarde cuando ya entramos en la fortaleza tenemos mas libertad de movimientos.

Ningún obstáculo podrá con nuestro ninja

Lógicamente el juego no es solo correr hacia un lado y otro, también habrá enemigos que intentaran evitar que prosigamos en nuestra causa. Estos enemigos suelen ser guardias de la fortaleza y samurais, con diversas armas. Muchos de estos adversarios podremos esquivarlos, acabar con ellos con astucia usando alguna técnica o directamente a tortas.

Atacar a lo loco a nuestros enemigos sera un suicidio, pues empezamos sin armas y aunque al principio son débiles mas adelante nos encontraremos fieros guerreros con mucha destreza.  Las armas las iremos encontrando si investigamos un poco el mapeado, algo que nos anima a investigar en lugar de ir en linea recta.

No solo los enemigos detendrán nuestro avance, también habrá obstáculos a superar y puzzles a resolver. Los obstáculos son relativamente fáciles de sortear pues la mayoría son saltando, en cuanto los acertijos la mayoría son o encontrar una llave, encontrar otra manera de pasar o la manera de derrotar a un enemigo en concreto.

Para ello deberemos recorrer el mapeado en busca de objetos o entradas secretas por las que poder entrar. Un mapeado muy bien diseñada, por cierto. Todo el tiene una lógica y totalmente realista, obviando esta los detalles místicos, en ningún momento nos perderemos pues esta realizada como si fuera una fortaleza de verdad.

Este guardia no sabe a quien se enfrenta

Ademas hay mucha variedad de escenarios pese a ser solo una fortaleza, tenemos desde los jardines, hasta las mazmorras pasando por la propia fortaleza en si. Todas las salas están llenas de detalles, la mayoría de ellos decorativos, y ninguna se repite, todas son diferentes.

Algo muy a destacar en su época, pues la mayoría de mapeados de entonces se hacían sin pensar en una coherencia ni una lógica, solamente se pensaba en que fueran divertidos y entretenidos.

Realmente es una gran aventura de acción  tiene un control equilibrado, una dificultad muy ajustada, excelentes gráficos y una música admirable. Pocas pegas se le pueden sacar al titulo, en realidad solo dos.

La primera es que al inicio iremos algo perdidos, pues no sabemos que hacer en muchas situaciones y sera básicamente prueba y error. La segunda es todo lo contrario, una vez sabemos que hacer pasarse el juego es extremadamente fácil pues al poder esquivar enemigos podemos ir corriendo, hacer las cuatro acciones necesarias y acabar el juego en penas media hora.

Obviando estos dos defectos estamos antes una de las mejores aventuras para Commodore 64. Todavía tenia algunas cosas por pulir, pero en su momento fue todo un  éxito y fue portado a Apple II, BBC Micro, Acorn Electron, MS-DOS, Atari ST y Amiga.

No llega al nivel de su  fantástica segunda parte, pero sin este no se habría iniciado una de las trilogías mas famosas para Commodore 64. Totalmente recomendado si queréis saber como eran las aventuras en sus inicios, y totalmente jugable a día de hoy.

Imagen de previsualización de YouTube

Artículos que pueden ser de tu interés

No comment yet

No ping yet

  1. Game Museum: The Revenge of Shinobi | My Daily Feeds – Games dijo:

    […] algunos muy buenos y que respetaban bastante la imagen del asesino silencioso, como por ejemplo The Last Ninja y otras que fueron verdaderas aberraciones como Ninja Golf que unía ninjas y golf. […]

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>