«

»

Mar
22

Myst

Título: Myst
Año: 1993
Desarrolladora: Cyan
Plataforma: PC, Mac
Género: Aventura gráfica

El juego del que vamos ha hablar entra dentro del género de las aventuras gráficas, aunque por su mecánica muchos lo tildarían de puzzle. Lo que es seguro es que no es una aventura gráfica al uso, más bien podríamos decir que se trata de una evolución del género, una evolución que derivó en una rama distinta que muchos seguirían después. Tal fue así, que durante mucho tiempo, a este tipo de juegos se les conoció como “clones de Myst”.

Myst, desarrollado por el estudio Cyan y publicado por Brøderbund. Vio la luz el 24 de septiembre de 1993 para PC y Mac. Más tarde, sus ports y remakes aparecieron para plataformas como Sega Saturn, PlayStation, 3DO, Atari Jaguar CD, CD-i, PSP, Nintendo DS, Nintendo 3DS, iOS y Android.

Veremos que la historia de Myst varía según lo que se encontró en los manuscritos de la civilización perdida D’ni (la historia que aparece en el manual de instrucciones) y la historia que aparece en el juego, la cual, los desarrolladores, variaron de manera mínima. Bajo unas extrañas circunstancias, una persona misteriosa llamada Stranger (nosotros) encuentra un extraño libro llamado Myst. Al encontrar el libro, Stranger lo lee y descubre una detallada descripción de un mundo nuevo, en concreto una isla. Al poner la mano sobre la última página, el personaje es transportado a ese mundo que describe el libro (en el juego esto pasa al abrir la primera página del libro).

Adentrémonos en la isla de Myst.

La isla en la que nos encontramos es conocida como Myst. En ella hay una gran biblioteca en la que podemos encontrar un libro rojo y un libro azul. Estos dos libros son trampas en las que están encerrados Sirrus y Achenar, los dos hijos de Atrus, poderoso propietario de la isla con la facultad de escribir libros especiales mediante una ancestral práctica llamada “El Arte”. Estos libros son capaces de transportar al lector a otros mundos o Eras. Al leer los libros, veremos que Sirrus y Achenar nos piden ayuda para que los saquemos de ahí, pero como a los libros les faltan páginas, no podemos hacer nada por el momento.

Las distintas localizaciones o Eras por las que pasaremos son:

  • Era Inicial: Se trata de la isla en la que empezamos.
  • Era de los Paseos de Madera: Zona pantanosa con pasarelas de madera que cubren la mayor parte del suelo.
  • Era de Piedra: En esta era encontraremos varias islas rocosas y un barco roto.
  • Era Selenítica: Aquí podremos encontrar torres rocosas, un bosque y profundas cavernas, entre otras cosas.
  • Era Mecánica: En esta Era hay ubicada una fortaleza rodante sobre tres islas.
  • D’ni: Una de las zonas del final, que no desvelaremos.
  • Aguja y Refugio: Son las Eras Prisión del libro rojo y el libro azul.

A medida que vayamos explorando la isla y resolviendo sus complicados puzles iremos descubriendo otros libros escondidos. En la isla hay un total de 4 libros, cada uno enlazado a una Era distinta. Viajando por las distintas Eras deberemos conseguir las páginas que faltan en los libros para que los hermanos atrapados nos cuenten más cosas y de esta manera descubrir que nos depara la historia. Una cosa muy importante a saber es que dependiendo de lo que hagamos, Myst, tiene distintos finales.

Los hermanos, Rand y Robin Miller, querían crear un juego que te metiera de lleno en su atmósfera, y para ello crearon una jugabilidad en primera persona. Para movernos deberemos presionar con el cursor sobre las localizaciones a las que queramos ir, una vez hecho la imagen cambiará mediante una transición a otra (no vemos un movimiento fluido del personaje al andar) y podremos seguir investigando. En cada pantalla podemos interactuar con objetos específicos. Para que el movimiento entre pantallas no se haga aburrido, una vez hemos visitado una zona, al volvernos a mover por ella, aparece un pequeño rayo y al presionarlo nos saltaremos varias pantallas de golpe.

Aunque se trate de una manera rápida de moverse, eso puede provocar que nos dejemos objetos por el camino. No todos los objetos se usan al momento, sino que podemos llevar varios objetos en nuestro inventario, con la excepción de las páginas de los libros, las cuales solo podremos llevar una a la vez y si la dejamos en el suelo desparecerá y volverá a su posición inicial.

Dentro de la torre del reloj encontraremos un puzle que nos hará sudar de lo lindo.

Hay que remarcar la manera “no verbal” de contar la historia que tiene Myst, basándose en su mayoría en la lectura de libros y escritos y en nuestra propia interpretación del entorno, característica que se convierte en uno de los aspectos más inmersivos del juego. Al empezar a jugar el juego nos pone en situación, aunque todo es muy abstracto, y partir de ahí empezaremos sin ningún objetivo o meta, teniendo nosotros mismos que investigar e ir hilando la historia. En este juego no encontraremos enemigos, ni podremos morir, a excepción de si llegamos a alguno de los finales malos.

Al principio, Myst, se creó con la idea de que no tuviera música, para no interferir con la jugabilidad. Después de unas cuantas pruebas, se dieron cuenta de que realmente la música no afectaba en nada al juego, de hecho, ayudaba a que el jugador se adentrase más en la atmósfera que se quería crear. Así, Robyn Miller, creó 40 minutos de música sintetizada para el juego, música que después se lanzó por separado en Myst: The Soundtrack. Se puso mucho esmero a la hora de crear la banda sonora (música y efectos sonoros). Chris Brandkamp, principal compositor de los sonidos ambientales, se aseguró de que éstos sonaran, y se adecuaran, al 100% al juego. Para ello, una vez implementados en el juego, los repasó uno por uno dentro de su contexto. De esta manera se dio cuenta, por ejemplo, de que el sonido de hoguera que había grabado no quedaba bien en el juego y tuvo que modificarlo, en este caso, grabando el sonido de un coche conduciendo muy lentamente por una carretera con tierra y gravilla.

Myst ha sido el juego que más tiempo ha llevado desarrollar a la compañía Cyan. Según Rand Miller, los dos hermanos estuvieron trabajando meses solo para diseñar el estilo y los puzles del juego. También dice que durante mucho tiempo la historia fue un elemento secundario. La trama se iba desarrollando a medida que iban añadiendo edificios y cambiando el entorno.

El juego se creó usando ordenadores Macintosh, principalmente el Macintosh Quadra. Los gráficos del juego, como ya se ha comentado, son imágenes totalmente renderizadas. Myst contiene la friolera de 2.500 imágenes renderizadas, una por cada zona que el jugador pueda explorar. Como dato curioso, hay que decir que cada zona fue modelada y renderizada usando StrataVision 3D, con algún modelado adicional usando MacroModel de Macromedia. Después, las imágenes fueron editadas y mejoradas usando Photoshop 1.0.

Así es un Macintosh Quadra.

Cuando llegó el momento de testear el juego, Cyan sentó a dos personas una al lado de la otra para que jugaran y fuesen comentando entre ellos lo que les gustaba y no les gustaba del juego. Los hermanos Miller se sentaron detrás de ellos e iban apuntando todo lo que decían los jugadores, pudiendo así corregir y cambiar cosas en el momento. Uno de los problemas que notificaron más los betatesters fue el hecho de que no había nada que incitara al jugador a investigar la isla. De este modo, se añadió la nota que encontramos nada más empezar, en la que Atrus le cuenta a Catherine la existencia de una habitación. Al llegar a ésta, encontramos un mensaje de Atrus que explica los objetivos del juego.

Myst tiene un legado tras él muy considerable con 4 secuelas (Riven, Myst III: Exile, Myst IV: Revelation, Myst V: End of Ages), 5 remakes (Myst Masterpiece Edition, RealMyst, Myst para PSP, Myst para Nintendo DS, Myst 3D), 2 juegos basados en Myst (Uru: Ages Beyond Myst, Myst Online: Uru Live), un juego de móvil que contiene todo el espíritu Myst (Elansar) y hasta 3 novelas unidas en el compendio The Myst Reader (Myst: The Book of Atrus, Myst: The Book of Ti’ana, Myst: The Book of D’ni).

Myst fue un gran éxito en ventas y, junto a The 7th Guest, fueron los dos juegos que hicieron que se vendieran muchísimos lectores de CD-ROM. El juego de los hermanos Miller recibió críticas de todo tipo, desde las que decían que Myst te atrapaba y no te dejaba ir hasta que no conseguías completarlo, hasta las que argumentaban que el juego no era para tanto y que por su culpa el género de las aventuras gráficas, como tal, estaba desapareciendo.

Está clarísimo que ha vista del gran público, Myst ha sufrido con el paso del tiempo, recibiendo un aluvión de críticas por todo el que lo prueba ahora. Pero todos sabemos que cuando juegas a un juego clásico has de borrar de tu mente todo prejuicio y conocimiento actual, transportando tu mente a aquellos años 90 en que este juego fue un bombazo y una revolución en todos los sentidos. De todos modos, para todos aquellos que no consiguen hacerse con la jugabilidad, pueden probar el RealMyst Masterpiece Edition 2.0 (2015), toda una obra maestra con entornos totalmente en 3D, adaptados a los nuevos tiempos. Es indudable que si el juego no hubiese sido bueno o no hubiese triunfado, a día de hoy no existirían el sinfín de secuelas y remakes que existen. Como se ha dicho al principio, el juego puede no ser una aventura gráfica al uso, pero si que es una evolución/rama de éstas, llegando a crear todo un género tras él.

No comment yet

No ping yet

  1. NeoJ dijo:

    Pues mira, nunca jamás me ha interesado Myst, pero desde que The Witness se convirtió en uno de mis juegos favoritos y todo el mundo lo menciona entre sus influencias lo veo con otros ojos.

    1. Murshus dijo:

      Como he dicho en el artículo, jugarlo ahora es durillo. Pero es un muy buen juego, de esos que te atrapan. Yo soy fan incondicional de este tipo de juegos y los defenderé siempre que se les echen encima.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>