«

»

Feb
22

Personalidades ilustres : Masaya Nakamura

El pasado 22 de enero de 20171 falleció Masaya Nakamura, fundador de la mítica e influyente Namco, así que queremos dedicarle esta entrega de Personalidades Ilustres, a modo de homenaje.

Masaya Nakamura nació un 24 de diciembre de 1925 en Tokio, Japón. Poco se conoce de su infancia, pues siempre fue una personal muy cuidadosa, hablando poco de su vida privada y solo dándose a conocer figura empresarial. En 1948 se graduó en el Yokohama National University como ingeniero naval. Pocos años después, gracias a la recuperación que económica que estaba sufriendo Japón tras la guerra y demostrando que era una persona emprendedora, decide fundar Nakamura Manufacturing Company, en 1955, con tan solo un capital de 3.000 dólares.

El negocio de la Nakamura Manufacturing Company, era el alquiler de dos caballos mecánicos, que compro el propio Nakamura, a grandes almacenes. Por aquellos tiempos, era habitual que estos ofrecieran atracciones para los más pequeños en sus azoteas. El propio Masaya Nakamura se encargaba de gestionar y reparar dichas atracciones. A principio de la década de los sesenta, entra en acuerdos con Mitsukoshi, una cadena líder de grandes almacenes japoneses, pues estos quieren que instale sus atracciones en uno de sus edificios más emblemáticos. Las atracciones de Nakamura resultan ser muy populares, y Mitsukoshi le pide que instale más en el resto de sus edificios.

Masaya Nakamura viendo que había negocio allí, empieza a interesarse en ofrecer otro tipo de diversiones a sus clientes, existiendo algo que le llama mucho la atención, los juegos electromecánicos, los que serían los padres de las maquinas recreativas y los primeros videojuegos. Al fin al cabo, empresas como Sega y Taito, empezaban a tener éxito con este tipo de máquinas a finales de la década de los sesenta. Así que a principio de los setenta, Nakamura decide contratar a un equipo de ingenieros y crear sus propios juegos electromecánicos. El primero de ellos seria simulador de carrera llamado Racer.

El primer juego electromecánico de Nakamura Manufacturing Company

Estas primeras pruebas son un éxito y anima a Nakamura a entrar de pleno en el terreno del videojuego, pues en 1974 ofrece 800.000 dólares a Nolan Bushnell por la división japonés de Atari, Inc, superando por mucho la oferta de 80.000 dólares de Sega. Masaya Nakamura estaba seguro que el futuro era ese y estaba dispuesto a empeñar la empresa y sacar a todos sus rivales del mercado, al precio que fuera. Finalmente, la transacción se hizo por 500.000 dólares, pero a día de hoy, sigue considerándose una de las operaciones más arriesgadas dentro del mundo del videojuego. En ese momento, la empresa pasa a llamarse, NAMMCO!, acrónimo de Nakamura Amusement Machine Manufacturing y empieza a abrir salones recreativos con los últimos éxitos de Atari.

La intención real de Masaya Nakamura no era solo la de introducirse en el mundo del videojuego a lo grande, si no aprender de Atari, Inc, para a la larga crear sus propios juegos, sin tener que depender de nadie. Así es como finalmente en 1977 cambia el nombre por el de Namco. Fue justamente ese año cuando se unió a la empresa un joven diseñador, Toru Iwatani, el cual tenía una idea en la cabeza, crear un juego llamado Pakku-Man. Nakamura, luego de escucharle, decidió darle luz verde e incluso le aconsejo cambiar el nombre por el de Pac como una forma abreviada de Pakku, el sonido del personaje que hacia al comerse los puntos y fantasmas. Había nacido el primer gran éxito, y mascota, de Namco, Pac-Man. El propio Nakamura, reconoció pocos años más tarde, que ni el mismo esperaba que la creación de Iwatani llegara tan lejos, aunque siempre tuvo fe en él.

Nakamura junto a una recreativa de Pac-Man

 

Viendo que había pulsado la tecla correcta, Nakamura decide seguir por ese camino, dejando vía libre a sus diseñadores y apostando por las recreativas. Años más tarde, se fijaría en el mercado doméstico, usando por algunos años el sello Namcot, para este mercado.

En 1985, Atari es dividida en dos entidades, Atari Corporation, dedicada al mercado doméstico y Atari Games, dedicada a las recreativas, así que Namco America decide comprar una parte de Atari Games por 10 millones de dólares.  Esto, al contrario de lo que pueda parecer, fue a la larga un mal movimiento por parte de Namco, pues creo conflictos entre Hide Nakajima, vicepresidente de Namco y mano derecha de Masaya Nakamura, y el propio Nakamura. Ambos tenían visiones diferentes de cómo llevar esa división. Finalmente, Nakajima decide dejar la empresa y Nakamura vende su parte de Atari Games, convirtiéndose Hide Nakajima esu presidente.

Este cisma, hace que Nakamura decida mirar hacia otros mercados, sin olvidar nunca a los videojuegos, pues sus empleados aseguran que siempre estaba encima de todos los proyectos, probando incluso los vidoejuegos. A principios de los noventa, se hace con una cadena de parques temáticos, cerrados actualmente, y con el estudio de cine Nikkatsu, siendo el productor ejecutivo de varias películas.

En 2002, con setenta y siete años de edad, decide retirarse del mundo empresarial, asumiendo un papel puramente ceremonial en la gestión de la empresa, cosa que fue respetada incluso cuando en 2005, Namco se fusiono con Bandai, conservando ese título honorifico. En el momento de su retirada, era la 68ª persona más rica de Japón. En 2007, el gobierno japonés le otorgó la “Orden del Sol Naciente, Rayos de Oro con Roseta” por su contribución a la industria japonesa. El 22 de enero de 2017 falleció a la edad de 91 años, teniendo un entierro en la más estricta intimidad.

Nakamura en el anuncio de la fusion entre Namco y Bandai

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>