«

»

Sep
14

Sid & Al’s Incredible Toons

212301-sid-al-s-incredible-toons-dos-front-coverTítulo : Sid & Al’s Incredible Toons
Año : 1993
Desarrolladora : Dynamix
Plataforma : PC
Género : Puzzle

¿Qué pasaría si uniéramos una máquina de Rube Goldberg con la lógica de los dibujos animados? Esta es la pregunta que se hizo Chris Cole, que por aquella época trabajaba en Dynamix, dando como fruto un spin-off de The Incredible Machine y sin lugar a dudas, la versión más divertida de toda la saga.

Visto en perspectiva, parece increíble que nada más crearse la saga The Incredible Machine, apareciera una variante incluso antes que la segunda parte oficial, hasta la fecha solo había salido The Even More Incredible Machine que era solo un pack de expansión.

No obstante, antes de adentrarnos en Sid & Al’s Incredible Toons, vamos a explicar en qué consiste la saga The Incredible Machine para todos aquellos que no la conozcan. Lo que nos ofrecen estos videojuegos, básicamente, es jugar con el concepto de la máquina de Rube Goldberg, un aparato excesivamente sofisticado que realiza una tarea muy simple de una manera deliberadamente muy indirecta y elaborada, normalmente haciendo uso de una reacción en cadena. El siguiente anuncio os ayudara a haceros una idea del concepto.

Las maneras que tenemos de interactuar con estas máquinas son dos, o mediante puzzles, en los cuales tenemos que resolver un acertijo usando los elementos que nos dan o construyendo nuestra maquina desde cero, teniendo a disposición todos los objetos del juego, sin más objetivo que el que nosotros mismos nos impongamos. Por supuesto, no podemos construir la maquina como nos dé la gana. Todo ha de seguir una lógica. Algunos objetos no pueden combinarse entre sí, por ejemplo, y todo está sujeto a la gravedad y la física. Una bola de bolos no saldrá volando por los aires. Si deseáis saber más sobre The Incredible Machine, os recomiendo que leáis el artículo que le dediquemos en su día.

Una vez explicado el concepto a los legos en la materia y refrescado la memoria a los que ya habían jugado en alguna ocasión a alguna entrega de The Incredible Machine, dispongámonos a diseccionar Sid & Al’s Incredible Toons. A simple vista, parece un juego más de la saga, ¿Por qué se considera spin-off y no secuela? Muy sencillo, porque como he dicho antes, rompe las reglas establecidas e impone otras nuevas.

En este juego, las máquinas de Rube Goldberg no están sujetas a la lógica del mundo real, si no a los dibujos animados, cambiando totalmente de perspectiva. Pues como todos sabemos la animación un suele tener nada que ver con la realidad. Más si cogemos como base al El Coyote y el Correcaminos, Bugs Bunny o Tom y Jerry. Con esta entrega Chris Cole dio una vuelta al concepto original, haciendo que todo fuera posible. ¿O es que acaso el Coyote no es atropellado por un camión y en la escena siguiente esta tan pancho?

Sid & Al’s Incredible Toons

A simple vista, el juego es idéntico a la primera entrega

Esto hace que tengamos que ir más allá de toda lógica y darles a los puzles una vuelta tras otra. Porque se ha de comentar que realmente, el corazón del juego está ahí, ofreciéndonos lo mismo que The Incredible Machine. Una serie de rompecabezas de dificultad ascendiente y un modo libre donde construir nuestra maquina a nuestro gusto. Incluso la interfaz es la misma, a los lados tenemos los diferentes menús, con las opciones y objetos disponibles, dejando el resto de la pantalla para el puzle o máquina que estemos construyendo.

Esto ayuda a que el jugador que conoce The Incredible Machine, se adapte rápidamente en apenas unos segundos. Aun así, no creáis que este juego es solo unos objetos nuevos con nuevas características. Los cimientos son los mismos, pero se ha remodelado todo para convertirlo en un juego ambientado en el mundo de la animación, de pies a cabeza. Los menús, pese a conservar la funcionalidad original, son radicalmente diferentes ofreciendo una imagen mucho más divertida y acorde con la temática del título. Incluso las músicas y sonidos se han cambiado, siendo mucho más locos y cachondos. Las músicas, por ejemplo, dan ganas escuchar una por una, a ver cuál pega más con la máquina que estamos construyendo, cosa curiosa pues la mayoría son clásicos populares.

Como podemos ver The Incredible Machine y Sid & Al’s Incredible Toons, son primos hermanos, pero no gemelos. Y es que la diferencia más abismal entre ambos esta en los objetos. Muchos de ellos son traslaciones del original, pero transformados de una manera tan ingeniosa, que incluso cuesta ver cual corresponde a cuál. Por ejemplo, un mechero es aquí convertido en un dragón que escupe fuego si se le golpea o un ventilador será un elefante diminuto que echará aire por su trompa. Aunque sin ninguna duda, la gran innovación de esta entrega son Sid y Al.

hqdefault

Sid y Al, son los protagonistas del juego

Si nos paramos a pensar, ¿cuál es el elemento más importante en los dibujos animados? Los protagonistas, sin ellos, no habría bromas, chanzas y golpes. Chris Cole era consciente de esto, así que añadió al gato Al y al ratón Sid, que a simple vista parecen un objeto más a utilizar, pero poco a poco vemos que son los protagonistas absolutos del juego. La manera de utilizarlos es sencilla, al igual que el resto, los cogemos del inventario y los colocamos en la pantalla, pero al contrario que los demás objetos, pueden realizar más de una acción.

Por ellos mismos, no harán nada más que impacientarse o dormirse, pero en cuanto vean otro objeto, interactuarán con él. Si es una escalera, subirán o bajaran, si es un túnel se meterán dentro, si es un chicle, lo masticaran y así con decenas de objetos, casi siempre con cómicas consecuencias. No interactúan con todos, pues es una locura, pero si con una gran parte. Esto ofrece una capa más a los puzles, pues muchas veces sin Sid ni Al, será posible resolverlo. Así que nos tocara descubrir cómo interactúan y estrujarnos los sesos para dar la solución. Afortunadamente se conserva el no castigar al jugador por probar una y otra vez.

Hay que reconocer, que las animaciones del gato y el ratón son muy divertidas, haciendo que en el modo libre probemos mil y una trastadas, para ver cómo se comportan, ya sea poniéndoles juntos, haciendo que explote una bomba a su lado o incluso que les caiga un huevo en la cabeza. Incluso podemos llegar a crear sketches si sabemos cómo jugar con las herramientas.

Sid & Al’s Incredible Toons

Podemos hacerles mil y una perrerías a los personajes

Además de que la inclusión de estos dos personajes, permitió incluir un nuevo modo, el versus. A más de puzles y de construir, podíamos jugar con un amigo en un divertido modo, donde cada uno es representado por un personaje y debe resolver el acertijo antes que el otro. La dificultad está en que apenas tenemos unos pocos segundos por turno, haciendo imposible resolverlo a la primera, contando que cualquier avance que hagamos en la resolución podrá ser aprovechada por nuestro rival, pues no se reinicia el escenario. Todo continuara tal como lo hemos dejado antes de acabar turno, así que, si dejamos en bandeja de plata la solución, puede ser que sea el otro quien gane y viceversa. Pues los dos jugadores están mirando la pantalla a la vez y pueden continuar donde lo dejo lo otro, así que hemos de jugar al despiste a la vez que resolvemos el puzle en lo menos turnos posibles.

Todos estos elementos, modificar la lógica del juego para que funcionara bajo las leyes del dibujo animado, el nuevo modo a dos jugadores y la inclusión de Sid y Al, hacen que este spin-off sea la entrega más divertida de toda la saga. Siempre que entremos en el juego que nos propone, claro.

Lo curioso, es que pese a las buenas críticas y ventas que tuvo Sid & Al’s Incredible Toons, no se continuo por este camino y se siguió por la estela marcada por la primera entrega. Puzles serios y para todas las edades, sin ningún tipo de humor más gamberro, también para todas las edades. Una verdadera lástima pues las dos sagas podrían haber convivido tranquilamente, por una parte, estaría la versión normal para el que deseara un toque más sobrio y por otra, Sid y Al nos podrían ofrecer una vertiente más alocada. Lo único más parecido a una secuela, fue el relanzamiento del título para Windows, bajo el nombre de The Incredible Toon Machine, con música calidad CD y algunas animaciones extras, pero siendo exactamente el mismo juego.

Sid & Al’s Incredible Toons o The Incredible Toon Machine, fue una excelente reconversión de The Incredible Machine, añadiendo mucho humor y locura a la formula. Si eres fan de la saga, este es un título que no puedes perderte. O incluso sin gustarte el original, quizás este aire más loco y divertido, te atraiga más, haciéndote disfrutar de las Rube Goldberg.

Artículos que pueden ser de tu interés

No comment yet

No ping yet

  1. Sito_pixelacos dijo:

    Ufff me encantaba este juego y sus derivados. Por supuesto. Incluso no hace demasiado jugaba a clones en moviles. Lo que mas me flipaba eran las fisicas de los objetos al caer.

    Me podia tirar horas y horas muertas jugando. Muy buen analisis!

    1. Sikus dijo:

      Muchas gracias. Para mi este es el mejor, pues es el mas divertido y cachondo, además de respetar el espíritu de la saga.

      Lo buen es que de esta manera tuvimos la opción seria y la opción mas alocada.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>