«

»

Ene
30

Snowboard Kids

Titulo : Snowboard Kids
Año : 1997
Desarrolladora : Racdym
Plataforma : Nintendo 64
Genero :  Carreras

Sin duda, Mario Kart es uno de los mejores juegos multijugador creados jamás. Los piques entre amigos que se crean al jugar son antológicos. Su secreto estaba en que ofrecía una jugabilidad sencilla y directa.

No es de extrañar que en causara furor cuando salió para Super Nintendo y que se coronara como todo un clásico cuando salió su versión para Nintendo 64.

Como es de esperar, pronto salieron una gran cantidad de clones que intentaban copiar el encanto del juego de Nintendo.

Muchos ofrecían lo mismo, un control sencillo, personajes carismáticos y multitud de objetos a usar, pero ninguna de esas copias lograban llegar al nivel del original.

Por ejemplo tenemos, Wacky Wheels, una copia descarada del Mario Kart de Super Nintendo. Este juego incluso copiaba el estilo gráfico, siendo casi calcado al de Nintendo, solo que cambiaba los personajes por animales.

Como suele pasar en estos casos, los jugadores prefieren seguir con el original que jugar a un sucedáneo. De hecho, es bastante lógico, para jugar una copia mala es mejor  divertirse con el original, que es mucho mejor.

Por este motivo, Racdym hizo una jugada maestra, al menos a mi parecer. Sabiendo que no podían competir con Nintendo, decidió crear su propio Mario Kart pero a su manera.

Si, realmente cogía las bases jugarles, pero le hizo tal lavado de cara que en poco se parece al original. Solo cogió lo esencial del género que había creado Nintendo e hizo un juego con su propia personalidad.

Para empezar, nada de karts, su juego estaría basado en el snowboard. De esta manera ya se desmarcaría del resto de la competencia que se empañaba en crear títulos donde teníamos que conducir karts, al igual que Mario Kart.

Realmente poco afecta el cambiar los karts por tablas de snowboard, hablando a nivel jugable, pues ninguno de los dos títulos es un simulador. Tanto daría que fueran corriendo, que en un coche o sobre unos esquíes.

¡Rapido! la meta esta delante tuyo

¡Rapido! la meta esta delante tuyo

Al final todo se controlaría igual, pues esos juegos no pretenden mostrar de una manera realista la conducción de un kart o como es montar en una tabla. Pero si bien Racdym no consiguió ninguna mejora, respecto al control, al cambiar karts por tablas, si consiguió otras numerosas ventajas.

Cambiar los coches por tablas permitió a los desarrolladores  salirse del encorsetado mundo de los circuitos y ofrecer otra ambientación. Para empezar, en este juego ya no nos encontramos más circuitos al uso.

Hemos de pensar que estamos sobre una tabla de snowboard, así que nos deslizaremos cuesta abajo hasta la meta. Algunos pensaran que entonces las carreras serán muy cortas, pues una pista de esquí  no puede dar mucho de sí.

Pues nuevamente los desarrolladores mostraron tener una gran inventiva. En cada carrera habrá tres vueltas, como suelen mandar los cánones del género y para que esto sea posible, se ideo un sistema muy original y practico a la vez.

Una vez lleguemos a la meta, nuestro personaje se subirá a un teleférico y de nuevo estaremos en la cima de la pista, algo muy parecidos a las pistas de esquí reales. De esta manera tan simple se soluciono el problema de no crear pistas demasiado cortas ni de alárgarlas artificialmente.

Realmente este sistema es muy cómodo, pues en apenas unos segundos estaremos e nuevo en la cima y no rompe el ritmo del juego. El único fallo de este sistema es que a si hay demasiado corredores en la meta, a veces estos se amontonan para entrar en el teleférico, haciendo que alguno entre antes que nosotros y se ponga en una posición mejor que la nuestra.

Por otra parte, estas no son las únicas mejoras que porto el juego. Al estar controlando un niño que usa una snowboard, podemos hacer trucos una vez estemos en al aire.

No nos engañemos, serán trucos muy sencillos y nada espectaculares, pero aparte de para divertir, al hacerlos bien se nos darán monedas.

Realizando un truco con la tabla de snowboard

Realizando un truco con la tabla de snowboard

Unas monedas que son muy valiosas, pues aparte de para comparar mejoras como otras tablas o diseños nuevos para estas, nos servirán para conseguir los preciados powerups que nos ayudaran en la carrera.

Al igual que Mario Kart, durante la carrera encontraremos unas cajas que contendrán diferentes mejoras. Por ejemplo tendremos un ventilador que nos hará ir más rápidos o invisibilidad. También podremos encontrar varias armas como piedras que obstaculizaran el camino de nuestros adversarios, una mano que los hará caer o un fantasma que les ir más lento.

Para coger dichos powerups, tendremos que romper las cajas. Hasta aquí nada nuevo en el género, la novedad la encontramos es que para romper dichas cajas necesitamos cien monedas de oro.

En caso de no tenerlas, la caja no se romperá y nos golpearemos contra ella. La única moneda de conseguir monedas será recogerlas por el mapa o hacer trucos. Esto dota al juego de algo de estrategia, pues no será conveniente coger cajas a lo loco, hacerlo nos puede ocasionar quedarnos sin monedas cuando más lo necesitemos.

No son muy difíciles de conseguir, de hecho cada moneda del mapa equivale a cien y por cada truco bien realizado nos darán otro mínimo de cien, pero no es raro quedarnos sin rápidamente.

Otra novedad respecto los objetos, es que podemos tener dos a la vez. Tenemos dos ranuras, donde poder almacenar objetos, además de poder accionarlos por separado. Algo muy útil, pues podemos tener dos de ataque, dos de defensa o uno de cada.

El power-up mas molesto de todos

El power-up mas molesto de todos

Por ejemplo podemos primero usar el tapón que noquea a todos a la vez y después usar la invisibilidad para evitar posibles represalias por parte de los adversarios.

Las novedades están muy bien, pero ¿el resto del juego está a la altura? Sin lugar a dudas lo está, el resto de apartados son excelentes.

El control es magnífico, responde a la perfección y es sencillo. En pocos minutos nos haremos con él y estaremos disfrutando del juego. Los trucos serán quizás la parte que más se nos resista, no son complicados pero tiene su intríngulis hacerlos a la perfección.

Los personajes también son muy carismáticos y variados. Como bien dice su titulo, llevaremos niños aficionados al snowboard. Cada uno tiene sus propias estadísticas, siendo diferente jugar con uno más rápido que otro más lento pero con más control.

En este punto lo único criticable es el escaso plantel de personajes, pues apenas tenemos cinco donde escoger, mas uno secreto que tendremos que desbloquear. Personaje secreto que por cierto está muy mal balanceado, es demasiado bueno y jugar con él es ganar  si o si.

Por último, los circuitos son muy originales y divertidos. Cada uno nos ofrece algo nuevo y sus propios obstáculos.  Aquí tenemos un buen número de ellos, un total de nueve, de los cuales tres están bloqueados.

El resto de apartados, pese a no llegar al nivel de excelencia del resto, también están al altura. Músicas pegadizas y nada pesadas, gráficos coloridos y caricaturescos, varios modos de juegos y una dificultad muy ajustada.

Cuatro jugadores, diversión asegurada

Cuatro jugadores, diversión asegurada

El único punto del juego es la inteligencia artificial está mal calibrada. Siempre ganan los dos mismos niños,  Linda o Tommy. Incluso a veces, esta hace trampas y casualmente saca algún power-up en último momento que nos hará perder la carrera.

Esto era algo muy habitual en la época, pues la tecnología no permita mas, pero aun así este fallo ensombrece un poco el titulo.

De todas maneras, donde más disfrutaremos el titulo será en el multijugador. Como en los juegos de este tipo, este será el modo al que más horas le echaremos. Jugar junto a tres amigos más nos puede dar horas y horas de diversión.

Si los cuatro jugadores tienen el mismo nivel, las carrearas son muy emocionantes, pues hasta el último momento no se sabrá quien puede ganar. Podemos estar los primeros y de repente una mano puede empujarnos contra el suelo, haciendo quedar segundos. O por ejemplo podemos estar cuatros y nosotros chafar a los demás con el tapón, para así de esta manera pasar a ser los primeros.

En definitiva, estamos ante un grandísimo juego, largo y divertido. Nos proporcionara horas de diversión, pues no será tarea fácil desbloquear todos los escenarios ni romper records en todos los circuitos.

Por otra parte, con tres amigos más, la diversión es infinita. Podemos hacer carreas y careras hasta que nos aburramos.

Es cierto que en su época se tacho de copia de Mario Kart y en el fondo lo es, pero el juego es tan fresco, divertido y novedoso que a los pocos minutos estaremos disfrutando de él.

No llega al nivel de excelencia del gran Mario Kart, pero le sigue de cerca. Si buscáis un juego para jugar con amigos o si buscas algo nuevo, este es tu juego.

Imagen de previsualización de YouTube

No comment yet

No ping yet

  1. Game Museum: Snowboard Kids | My Daily Feeds – Games dijo:

    […] Titulo : Snowboard Kids Año : 1997 Desarrolladora : Racdym Plataforma : Nintendo 64 Genero :  Carreras Sin duda, Mario Kart es uno de los mejores juegos multijugador creados jamás. Los piques entre amigos que se crean al jugar son antológicos. Su secreto estaba en que ofrecía una jugabilidad sencilla y directa. No es de extrañar que en causara furor … Continuar leyendo » […]

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>