«

»

Abr
15

Splatterhouse: Wanpaku Graffiti

Splatterhouse_Wanpaku_Graffiti1Título : Splatterhouse: Wanpaku Graffiti
Año : 1989
Desarrolladora : Namco
Plataforma : Nintendo
Género : Plataformas

En diversas ocasiones, hemos comentado que Konami era muy dada a las bromas y la auto parodia. Juegos como Akumajo Special: Boku Dracula-kun o  Parodius: Non-Sense Fantasy. Incluso hoy en día Hideo Kojima, sigue teniendo esa faceta juguetona que hace que sus juegos tengan este componente paródico véase las bromas de la saga Metal Gear Solid o la aparición de Vic-Viper en Zone of The Enders 2.

Y la verdad, es curioso que Konami sea las pocas compañías que se parece atreverse a hacer esto, parece que tomarse un poco a risa su propio pasado, es sinónimo de burlarse de él.  Excepto Sega con algunos detalles en sus juegos y el fabuloso Segagaga, pocas se han atrevido a auto parodiarse.

Por eso no es de extrañar que Namco nos sorprendiera a todos, en 1989, con Splatterhouse: Wanpaku Graffiti. No es que la empresa fuera especialmente seria con su legado, pero tampoco parecía dada a hacer cosas como Konami. Y más con una saga tan bestia como era Splatterhouse, que era de todo menos humorística, siempre que no contemos como graciosa la extrema brutalidad del título, que es tan bestia, que se pasa de rosca.

Splatterhouse: Wanpaku Graffiti

Hasta las instrucciones están hechas para ser divertidas

Namco se presento con una segunda entrega de Splatterhouse, que nada tenía que ver con la primera, excepto temática ni protagonistas, que no seguía con la ambientación del primero y además, era una suerte de parodia. No es de extrañar que sea considerado el juego más raro de la saga y curiosamente, uno de los más divertidos. Nadie, excepto sus creadores, sabe que les llevo a hacer una versión paródica del Splatterhouse, quizás querían evitar conflictos con Nintendo que no solía tolerar juegos demasiado violentos, la cuestión es que dieron en el clavo.

Desde el minuto uno, el juego nos deja claro que estamos ante una versión diferente de Splatterhouse. El argumento es el siguiente, Rick  ha muerto y Jennifer llora ante su tumba, cuando de repente cae un rayo y resucita al héroe, cual Frankenstein. Los dos amantes volverán a estar unidos, pero no por mucho tiempo. El malvado rey calabaza, secuestra a Jennifer y se la lleva volando. Rick deberá coger su hacha y acabar con esa maldita fruta que lo ha separado de su amada Jennifer.

Como podemos ver, el argumento no cuadra por ningún sitio con el primer Splatterhouse. En este, es Jennifer la que muere, no Rick y no hay ningún rey calabaza en todo el juego.  Quizás Namco quiso dejar claro que el juego no tenía nada que ver, que era una especie de realidad alternativa o simplemente era otro juego al que ultima hora se cambiaron sprites, la cuestión es que el argumento nos deja claro que Splatterhouse: Wanpaku Graffiti no se toma en serio a sí mismo. Y eso, aunque parezca mentira, es algo bueno. Aprovecha que es un juego humorístico para parodiar un montón de películas de terror como iremos viendo más adelante.  Porque el juego no es solo una parodia de Splatterhouse, es una parodia a todo el género del terror en sí.

Splatterhouse: Wanpaku Graffiti

El Dracula bailarín es realmente absurdo

Desde la primera pantalla hasta la última, no para de cachondearse de las películas de terror, ya sea con pequeños cameos, con referencias directas o incluso con pequeños detalles en los escenarios. Por ejemplo, la tumba en la que está enterrado Rick pone 13F. AM en clara alusión a 13 Friday, Rick tiene un aspecto que recuerda más que nunca a Jason Voorhees. De hecho el juego podría pasar más por una parodia de Viernes 13 que de Splatterhouse, Rick en lugar de ir a puñetazo limpio, se dedica a eliminar enemigos con un hacha.

Y qué decir de los enemigos. Estos son ya directamente hilarantes, encontramos a Frankenstein, a Dracula bailando a lo Thriller de Michael Jackson, una astronauta a la cual le salen araña del pecho, en clara referencia a la teniente Ripley, una niña a la que le da vueltas la cabeza como en el Exorcista, un tiburón calcado al poster de la película homónima y mucho mas. Si  uno es fan de las películas de terror, se lo pasa pipa con este juego, que no para de lanzar referencias una tras otra a la cara del jugador.  Algo muy parecido a lo que hacia Akumajo Special: Boku Dracula-kun.

Lo mejor de todo, es que lo sabe hacer con moderación. El juego no abandona en ningún momento el aire de cachondeo y parodia, de hecho todo el juego tiene un aspecto Super Deformed, pero tampoco abusa del humor. Namco supo dar esos gags en el momento justo, sin llegar a quemarlos pero tampoco haciendo que el humor sea algo excesivo y pesado.  De hecho, en ese sentido podríamos decir que es muy parecido al título de Konami y es que los dos tienen mucho en común. Los dos quieren ofrecer una experiencia humorística, pero saben que en el fondo son un juego y lo que buscan es divertir, sin más. Y al igual que Akumajo Special: Boku Dracula-kun, Splatterhouse: Wanpaku Graffiti consigue ser muy divertido.

Splatterhouse: Wanpaku Graffiti

En este juego, uno se encuentra toda clase de enemigos

Hay que reconocer que este título no es la quintaesencia del genero ni una de esas joyas que pasaron ocultas. El juego es simplemente correcto, no obstante es uno de esos títulos que pese a que no innovaron nada en su día ni ofrecieron mucha novedad, lo hace todo tan bien, que era divertido en su día y lo sigue siendo hoy. Es uno de esos juegos bien planteados y bien ejecutados. A mínimo que uno sea fan de los plataformas y del terror, se lo pasara de miedo con este juego. Estamos ante un plataformas de toda la vida, en el cual debemos ir saltando y con nuestra hacha eliminando enemigos, así de sencillo.

Que su aspecto gráfico y sonoro os echen para atrás, es cierto que es un pelín justito pero cumple. Splatterhouse: Wanpaku Graffiti es un plataformas excelente que como minino ofrece un rato de diversión, sin tener que complicarnos la cabeza. La dificultad está muy ajustada y el control es excelente. Mas, los niveles están bien diseñados, tan bien construidos, que nos pican  continuar una y otra vez. Pasamos por todos los escenarios típicos de las películas de terror, casas encantadas, iglesias satánicas, cementerios, laboratorios de científicos locos, bosques tenebrosos e incluso una pirámide egipcia. Así sin ningún sentido, pero como el juego es cachondeo puro, Namco se pudo permitir esas locuras y que además, quedaran bien.

Quizás sin ese toque de humor, el juego hubiese quedado más soso, pero es la especie que condimenta el plato y le da sabor. Ver cuál será la próxima locura con la que nos sorprenderán los programadores, junto a que la jugabilidad del título es excelente, nos hace continuar nivel tras nivel. Y su final, es ya directamente tronchante, dejando claro que en todo momento se busca cachondearse del jugador y del mismo juego.

Si buscáis un plataformas sencillito y que ofrezca diversión desde el minuto uno, esta es una opción excelente. Es más, si sois amante del género de terror, este juego es encandilara y os hará sonreír mas de una, dos y tres veces. Y si sois fan de la saga Splatterhouse, dadle una oportunidad, si os ponéis en situación de que es una parodia, os divertirá tanto o más como el resto de títulos de la saga.

Artículos que pueden ser de tu interés

No comment yet

No ping yet

  1. Isaac Lez dijo:

    Me encanta este juego, directamente una parodia de Splatterhouse, y la verdad es que la jugada les salió redonde siendo un juego no solo muy gracioso, sino muy divertido y adictivo. Igualito que Mighty Final Fight.

    1. Sikus dijo:

      Correcto, igual que Mighty Final Fight. Aunque este es mas cachondo y se ríe mas de si mismo y del genero.

  2. José Andrés dijo:

    Es una lástima que el título raramente salga a relucir, incluso entre los fans más encallecidos de la longeva saga.
    Y es que virtudes no le faltan.
    Celebro ver un artículo así de extenso por aquí 🙂

    1. Sikus dijo:

      Yo lo jugue a fondo con motivo del podcast y la verdad es que me encanto.

      Quizás porque Splatterhouse: Wanpaku Graffiti solo salio Japón o su aspecto, la gente lo desconoce o le hecha para atras.

      Una verdadera lastima, pues como dices, virtudes no le faltan.

  3. blackmores dijo:

    Siempre me ha apetecido darle caña a este juego, así que igual después de ver tu excelente entrada le daré un tiento en breve. Enhorabuena por el análisis!

    1. Sikus dijo:

      Dale dale, Que como mínimo divertido es.

  4. sito_pixelacos dijo:

    Es un juego muy divertido, al igual que el de dracula.

    Aun así el mighty final fight está en otra división eh? Ese sí que es uno de los mejores de nes en su género!

    1. Sikus dijo:

      Hombre, Isaac Lez y yo nos referimos a que es lo mismo, en plan de coger una saga “seria” y transformarla en algo “cachondo”.

      Sobre si Mighty Final Fight es mejor o peor, no te lo puedo discutir. Es uno de esos pendientes en la pila.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>