«

»

Abr
03

Tiny Toon Adventures: Buster Busts Loose!

Titulo : Tiny Toon Adventures: Buster Busts Loose!
Año : 1992
Desarrolladora : Konami
Plataforma :  Super Nintendo
Genero :  Plataformas

Como hemos visto en ocasiones anteriores, Disney solía cuidar mucho sus licencias. Puede que tuviera una temporada mala con los 32 bits, pero en la época de los 16, encargo juegos a las principales desarrolladoras del momento.

De esta manera se cerraban juegos excelentes que respetaban a la licencia. Pero no solo Disney hacia esto, su competidora más directa en la animación, Warner Bros también. No quería ser menos que la compañía del ratón y también cuidó que sus licencias tuvieran juegos de gran calidad.

Con el juego de hoy, tenemos claro ejemplo de esto. Hizo tratos con Konami y desarrollaron un plataformas, que pese a ser un clásico del género, destilaba calidad por todos sus lados. Aunque curiosamente, esta no estaba basada en sus personajes más clásicos, como pueden ser Bugs Bunny, El pato Lucas o Demonio de Tasmania. Este juego estaría basado en una de las franquicias de más éxito de la empresa.

Tiny Toon Adventures, sería la serie escogida. Como muchos recordaran, esta serie fue un intento de Warner Bros de modernizar sus personajes más clásicos a través de versiones más jóvenes de estas. Muchos de los personajes eran sobrinos o hijos de los principales personajes de Warner, aunque en realidad eran los mismos pero con un aspecto más juvenil. La serie tuvo bastante éxito, aunque no nunca igualó a los originales.

El protagonista de este juego será, Buster Bunny, que como muchos imaginareis es una versión joven del clásico Bugs Bunny. Algo muy parecido a la serie, pues él y Babs Bunny eran los principales personajes.

Buster empieza su aventura en el instituto

Buster empieza su aventura en el instituto

Lo curioso de este plataformas es que ni siquiera tiene argumento. Mientras los normal en la época era intentar darnos una excusa argumental, en plan rescata a la princesa, derrota al malvado o rescata tal objeto, aquí no. Siguiendo con el espíritu de la serie, la cual no tenía ningún argumento en concreto, pues solamente eran las aventuras que vivían día a día nuestros protagonistas. Ningún argumento tenía conexión con otro, de hecho en ocasiones, ni siquiera salían los protagonistas principales. O en otras ocasiones teníamos capítulos especiales basados ambientados en el oeste o en un partido de rugby en lugar del instituto, que era el lugar típico.

Algo que también ocurre en el juego. Empezaremos con Buster llegando tarde a clase, como siempre, así que nuestra misión será ir corriendo hasta clase. Pero por el camino nos encontraremos con los tipos matones que debemos eliminar o esquivar. Y también con algunos animales que se ha escapado de la aula de ciencias. Lo curioso será que cuando estemos a punto de llegar,  Hampton nos avisara que Dizzy Devil, la contrapartida joven del diablo de Tasmania esta destrizado la cafetería porque tiene hambre.

Como el héroe que somos, nos tocara tranquilizarlo, pero no a base de golpes si no alimentándolo hasta que esté lleno. Pues otra cosa curiosa del titulo es que los jefes finales deberán ser vencidos con astucia y no con fuerza bruta.

Una vez tranquilicemos a Dizzy, pasaremos a la siguiente pantalla. Y aquí es donde nos encontraremos con el apartado mas curioso del juego, de golpe estaremos en el oeste.

Ningún escenario tiene que ver con el siguiente ni con el anterior. Además no se nos explica porque pasamos de uno a otro, es como si cada escenario fuera un nuevo capítulo de la serie. Tan pronto pasaremos del Oeste, a un castillo encantado que a una nave espacial que parodia a Star Wars.

Incluso los Stormtroopers  aparecen en juego

Incluso los Stormtroopers aparecen en juego

Esto da mucha variedad al titulo, pues cada pantalla no solo cambia de ambientación, sino también de mecánica. Una serán más de correr, otras de saltar, otras de saltar hacia arriba y otras una combinación de varias. Incluso tendremos una pantalla que será exclusivamente un partido de rugby, siendo esta la más curioso. En esta pantalla tendremos que ir corriendo con la pelota, esquivando a los miembros del equipo contrario.

Si nos atrapan, perderemos energía y tendremos que decir. Hacer que un compañero chute la pelota y cogerla al vuelo o seguir corriendo con ella. Como en el fútbol americano de verdad, nos quedaremos en la yarda que nos bloqueen y nuestra misión será llegar a la línea de meta. Lo único que compartirán todas las pantallas, excepto la del rugby, es que estarán dividas en dos partes,  una primera que nos servirá como aprendizaje y una segunda que será la pantalla de jefe.

Normalmente esta segunda será mucho más difícil y es donde tendremos que poner en práctico todo lo aprendido en la primera parte. Curiosamente será en esta mecánica donde veremos uno de los fallos del juego. Este no es excesivamente difícil, pero si lo ponemos en nivel más fácil, nos perderemos la mitad del juego. Pues al configurarlo de esta manera, el juego tendrá solo las primeras pantallas, no veremos nunca la segunda parte ni nos enfrentaremos a los jefes.

Incluso habrá una pantalla a la que no jugaremos, pues el juego se la salta si estamos en el modo fácil. Así que si seis pantallas nos parecen poco, imaginaos con cinco.

Hemos de coger la pelota al vuelo

Hemos de coger la pelota al vuelo

Realmente este modo solo esta aconsejado a modo de práctica o como su propio dice, para los más pequeños de la casa. Además de esto, si le añadimos que una vez dominemos la patada y el sprint el juego se hace más fácil, puede ser un paseo para los más veteranos que dominen esta clase de juegos.

Dejando de lado que el juego puede ser algo fácil, incluso en la dificultad normal y algo corto, estamos ante un gran juego de plataformas. Los gráficos son impresionantes, un despliegue de colorido y en animación tampoco se queda corto. Lógicamente no llega al nivel de la serie, pero sin edad es uno de los juegos más coloridos y mejor animados de la consola. Otro aspecto a destacar son las fases de bonus. En pantalla y pantalla, accederemos a una ruleta que nos indicara que mini juego nos toca jugar.

Estos mini juegos están muy bien diseñados,  no desmereciendo en absoluto al resto del juego. Tendremos juegos de tirar la pelota, bingos e incluso una espacie de Pacman en la que tendremos que rescatar a nuestros amigos de la malvada Elvira. Estos juegos cumplen de manera magistral so cometido, nos proporcionan vidas extras y rompen un poco la dinámica del  juego. Por otra parte, el control del juego es estupendo. El personaje reacciona a los movimientos con total exactitud. Una vez tengamos el dominio por la mano y sepamos cómo es cada pantalla, podremos pasárnoslas del tirón.

¿Salvaremos a nuestros amigos de las garras de Elvira?

¿Salvaremos a nuestros amigos de las garras de Elvira?

Pues Bugs, como buen conejo que es, corre y salta a grandes velocidades. Incluso pudiendo escalar por las paredes, pero como es lógico, este no podrá correr eternamente. Tendremos una barra que nos indicara estamina, una vez se agote, nuestro personaje dejara de correr. Para poder correr de nuevo, tendremos que esperar unos segundos a que se recargue. Tendremos que ir cuidado con esto, pues habrá pantallas que exigirán total sincronización.

En definitiva, estamos ante un gran juego de plataformas. Si os gusta el género os encantara, no es un gran desafío pero os divertirá durante unos días. Además de ser todo un ejemplo de cómo debe ser un juego de plataformas.Así que si buscáis un plataformas que os divierta, sin grandes complicaciones estáis ante un titulo ideal. También muy aconsejado para los más pequeño de la casa, pues su ajustada dificultad hará que no acaben frustrados.

Imagen de previsualización de YouTube

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>