«

»

Sep
27

Personalidades ilustres : Yuzo Koshiro

Todo aquel que haya jugado a la trilogía Streets of Rage, sin duda, destacaría un aspecto de estos juegos, incluso por encima de jugabilidad o gráficos. Destacaría su música, obra del maestro Yuzo Koshiro. Un hombre, asociado durante muchos años  a Sega, que ha trabajado en títulos de la talla de Ys, ActRaiser, Shinobi, Castlevania, Namco × Capcom o Super Smash Bros.

Este genio de la música nació el 12 de Diciembre de 1967 en Tokyo. Desde muy pequeño se le inculco el gusto por la música, pues su madre, Tomo Koshiro, era un pianista, enseñándole con apenas tres años, a tocar el piano. A la edad de cinco años, Yuzo empezó a demostrar que tenía talento, pues ya sabía leer partituras y tocar el instrumento de manera virtuosa.

La gran habilidad que tenía al piano, y otros instrumentos, hizo que sus padres le inscribieran en un conservatorio, donde tuvo de maestro a Joe Hisaishi, que un futuro llegaría a ser compositor del Studio Ghibli y considerado a día de hoy, uno de los compositores más importantes de Japón. Después de tres años baso su pupilaje, Yuzo Koshiro, decidió seguir su propio camino, pues pese  a ser gran amante de la música clásica, sentía que aquello no era su camino. Él sería autodidacta.

Fue en aquellos años, en plena adolescencia, en la década de los ochenta, cuando se empieza a interesar por la música de juegos arcade. Con el PC-8801 NEC que disponía, componía e incluso llegaba a recrear la música que escuchaba en los salones recreativos. Fue en esta época donde realizo sus trabajos, de manera totalmente amateur, colaborando con la revista Microcomputer Basic, a la cual enviaba artículos y composiciones, que el mismo creaba, siendo muchas veces versiones de las bandas sonoras de juegos como Space Harrier  o Gradius.

Un ejemplar de la revista Microcomputer Basic,

Es durante esta época donde empieza a definir sus propios gustos musicales, componiéndose básicamente, según el propio Yuzo Koshiro, por los géneros new wave, dance, technopop, música clásica y hard rock, de los cuales tomaría influencias más tarde para crear sus propias bandas sonoras.

Decidido a ser compositor, con apenas diecinueve años, entra a trabajar en Nihon Falcom. Es tal el talento de Koshiro, que su primer trabajo es en Xanadu Scenario II, creando temas en base a la demo que les había enviado como curriculum. Ese mismo año, se le encargaría el tema principal de Romancia. Durante los dos años posteriores, utilizando un PC-8801, compone música para Dragon Slayer IV / Legacy of the Wizard, su primera banda sonora o las dos primeras entregas de Ys. Esta etapa sin duda está caracterizada por la madurez como artista y la experimentación, dando como resultado temas increíbles. Incluso la banda sonora de Ys, sería utilizada para la serie animada.

En 1988, luego de adquirir experiencia como compositor profesional, decide que es hora de trabajar como freelance para varias empresas, cosa que le permitiría adquirir otras experiencias. Sus primeros trabajos fueron Bosconian y la aventura conversacional Misty Blue. Es durante esta época cuando empieza a trabajar para Sega firmando algunos de sus mejores trabajos, como fueron The Revenge of Shinobi o Streets of Rage. Curiosamente,pese a los avances técnicos, Yuzo sigue utilizando un PC-8801 para crear muchas de estas bandas sonoras, pues como el mismo confesaba, se sentía cómodo, además que había desarrollado un lenguaje para componer músicas, llamado MML, Music Macro

LanguageImagen de previsualización de YouTube

Aunque estos años trabajaría principalmente para Sega, también lo haría para la consola de la competencia con la banda sonora de ActRaiser. Curiosamente el trabajo para ambas consolas era totalmente diferente. Para Mega Drive componía temas que utilizaban como base la música electrónica y para Super Nintendo, clásica y orquestal.

Otro de los logros de Yuzo Koshiro durante estos años fue crear un idear un sistema que permitiera superar la limitación de los 64KB de memoria del chip de sonido de la Super Nintendo, cosa que no permitía tener demasiados instrumentos a la vez.  Gracias a este sistema,  los instrumentos se  iban cargando bajo demanda, superando ducha limitaciones. Este sistema se utilizaría posteriormente en juegos como Seiken Densetsu 3 o Tales of Phantasia.

En el año 1990, Yuzo Koshiro, junto a su madre y su hermana, viendo que los videojuegos tienen futuro, deciden formar el estudio Ancient Corp. Esta empresa trabajaría, principalmente, dando apoyo a otros estudios y realizando ports. Siendo uno de los más famosos el Sonic de 8 bits, con banda sonora del propio Yuzo Koshiro.

Imagen de previsualización de YouTube

Los siguientes años básicamente trabaja en Ancient Corp  y está muy ligado a Sega. La propia hermana de Yuzo, Ayano, llega a trabajar en el diseño de personajes de Street of Rage 2. Es más, según la mayoría de fans, la banda sonora de dicho juego, es la mejor obra de Yuzo Koshiro hasta la fecha.  Definida como él mismo como hard-core techno, es uno los trabajos que más satisfecho se siente.  Los siguientes años son productivos para Yuzo, creando banda sonoras para ActRaiser 2, Robotrek  Eye of the Beholder, en su versión Mega-CD. Y es que va combinando su trabajo en Ancient Corp  con el de freelance por encargo.

Desgraciadamente, volver a la franquicia que tantos éxitos le había dado, Street of Rage, en 1994, supone sus primeras críticas negativas como compositor. A los fans no les agrada el trabajo realizado en Street of Rage 3, pues lo consideran demasiado experimental. Y es que utiliza por primera vez el automated Composing System, dando como resultado una banda sonora que tenía elementos de abstract, gabber  y trance. Con el tiempo, se llegó a reconocer que la crítica era más hacia el juego en su totalidad y que Yuzo Koshiro simplemente fue un adelantado a su tiempo, pues poco tiempo después, se puso de moda la música trance.

Este pequeño bache no desanima a Koshiro y se pone a trabajar en el primer trabajo totalmente original, no basado en ninguna franquicia, de Ancient Corp. El juego sería The Story of Thor, título que fue alabado por la crítica, destacando la banda sonora, creada por el mismo Yuzo Koshiro, aunque para la ocasión decidió utilizar melodías más clásicas.

Yuzo Koshiro trabando en su estudio

Tras unos pequeños trabajos para Super Nintendo, Yuzo da el salto a los 32 bits y lo haría con la segunda parte de The Story of Thor, The Legend of Oasis para Saturn. Lo cierto es que Koshiro sabe adaptarse bastante bien a los nuevos tiempos ofreciendo una banda sonora a la altura de la primera parte. También empieza a trabajar para PlayStation, curiosamente con un remake de Zork para la consola de Sony. Durante esta época, reconoce que trabajar para Sony era más sencillo para Sega, debido a su arquitectura. Aun así, no se despega de su apreciada Sega, pues en el año 2000 volvería por todo lo alto con Shenmue. Junto a Takeshi Yanagawa y Ryuji Iuchi, Yuzo Koshiro firmaría la que es una de sus mejores obras según la crítica, siendo una de sus últimas grandes obras hasta el momento.

Los años siguientes se centraría más en títulos más pequeños como Wangan Midnight Maximum Tune 2, Dance Dance Revolution Extreme 2, Wangan Midnight Maximum Tune 3 DX, 7th Dragon, Half-Minute Hero, Criminal Girls, aunque también ha colaborado en títulos como Super Smash Bros o Kid Icarus: Uprising. En 2004 empezó a dar conciertos donde pinchaba algunos de sus temas más míticos.

Actualmente, compagina su vocación como compositor y músico, siendo sus últimos trabajos Monster Boy and the Cursed Kingdom, Raijin, Etrian Mystery Dungeon 2 y su último concierto en el MAGFest 2013. También colabora actualmente haciendo arreglos de bandas sonoras de otros artistas.

Imagen de previsualización de YouTube

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>