«

»

Mar
11

Castle of Dr. Brain

Titulo : Castle of Dr. Brain
Año : 1991
Desarrolladora : Sierra On-Line
Plataforma :  PC
Género : Aventura Gráfica / Puzzle / Educativo

Puede que algunos recuerden que hace escasos años, se pusieron de moda los juegos de puzles, donde aparte se nos explicaba una historia. Con la saga del profesor Layton a la cabeza, de la cual disfrute de sus tres primeros capítulos, muchos conocieron un género que ya existía desde hace varios años, aunque nunca fue muy prolífico. Y es que la mezcla entre aventura y juego de puzles no es nada nuevo. Y no me refiero a tótems como Myst o The 7th Guest. Sierra On-Line, ya lo intento con este híbrido en su día. Asegurar que fueron ellos los creadores de esta mezcla, sería muy osado.

En 1991, la empresa nos sorprendió con Castle of Dr. Brain, un título que juagaba con esa mezcla entre aventura gráfica y el juego de puzles, puro y duro. Dirigido en este caso, hacia el público infantil y alejándose de lo que nos había ofrecido Sierra On-Line, hasta el momento. En aquella época, Roberta Williams, fundadora de la empresa, quería volver un poco a los orígenes, con juegos para el público infantil. Recordemos que en la década de los ochenta, la desarrolladora había lanzado juegos basada en Disney e incluso el mismo King’s Quest, bebe mucho de los cuentos clásicos.

Pudimos disfrutar del juego en castellano, siendo maas accesible

Fue entonces cuando Corey Cole, uno de los co-creradores de la saga Quest for Glory, le propuso un proyecto muy interesante a Roberta. Una aventura gráfica, donde se dejara de lado los diálogos, se simplificara la historia al mínimo y se centrara en exclusiva en los puzles. Aquí fue donde Roberta Williams le vio filón, pudiendo ser un juego para el público infantil. Y es que pese a simple vista, Castle of Dr. Brain pueda parecer una aventura al uso, de hecho esta realizado con el Sierra’s Creative Interpreter 1.0, el mismo que se utilizó para Police Quest III: The Kindred, Leisure Suit Larry V o EcoQuest: The Search for Cetus, por ejemplo, al leer el guion, podemos apreciar que no estamos ante lo mismo de siempre.

La premisa es simple, el famoso, aunque algo loco y despistado, Dr. Thaddeus Egghead Brain, busca un aprendiz. Para ello ha convocado una prueba, quien sea capaz de resolver todos los acertijos que hay en su castillo, se hará con el puesto. Así que ni cortos, ni perezosos, nos dirigimos hacia allí. De ahí, que todo el juego sea en primera persona, para que seamos nosotros los que nos convirtamos en el aprendiz.

A partir de aquí, como se estipula en el argumento, estaremos totalmente solos ante el castillo del Dr. Brain. Primero tendremos que adivinar como entrar, luego ir resolviendo puzles de logia y matemáticas, que nos irán abriendo puertas, hasta encontrarnos con el doctor. Durante toda la aventura no interactuaremos con nadie y el inventario será escaso. Todas nuestras neuronas tendrán que esforzarse en resolver los acertijos que tengamos delante.

Necesitaremos estrujarnos los sesos

Al ser un juego para infantes y jóvenes, en esta ocasión, la dificultad que caracteriza a las aventuras de Sierra On-Line, está bastante rebajada. No podemos morir y tenemos todos los intentos que necesitemos para resolver los puzles.  Aun así que nadie se piense que es un paseo. La dificultad no es elevada, pero es la misma que podemos encontrar en cualquier revista de pasatiempos o incluso en la citada saga del profesor Layton. Además, de que podemos regular el nivel de dificultad, en todo momento.

La mecánica de los puzles será idéntica en todos los niveles de dificultad, pero como se puede imaginar, será más o menos complicado según el nivel. Por ejemplo, tenemos el juego del ahorcado. En la dificultad más básica, la palabra tendrá apenas cinco letras, en la más elevada superara la decena. Gracias a esto, podremos graduar el juego a nuestro gusto, haciendo que sea difícil frustrarse, si uno gusta de resolver este tipo de puzles. Ni siendo muy difícil para los más pequeños ni demasiado fácil para los más mayores.

Además, de que en cada puzle, se nos explica de manera clara y concisa, cual es el objetivo del mismo. Y por si esto fuera poco, conforme vamos avanzando e investigando por el escenario, conseguiremos unas valiosas monedas, que podremos canjear por pistas. Cosa que nos anima a investigar los escenarios en busca de monedas, pitas y algún que otro comentario jocoso.

Todo es posible en este loco castillo

Realmente, los acertijos y rompecabezas, están muy bien pensados. Hay muy pocos que sean realmente originales, muchos son puzles clásicos que podemos encontrar en revistas de pasatiempos, pero eso no quita que nos entretengan, al igual que lo hacen dichas revistas. Castle of Dr. Brain no es un juego al que dediquemos horas y horas, de hecho es algo corto, pero sí que anima a ponernos un rato cada día, hasta llegar al final.

Lo que realmente hizo que este juego  sea considerado como un producto menor dentro del catálogo de Sierra On-Line, es alejarse de la aventura gráfica convencional, para ofrecer algo distinto. Además de estar dirigido al público infantil. No obstante,  lo cierto es que hacer esto, es subestimar a este juego. Puede que no sea lo mejor que nos ofreció la empresa, pero tiene un nivel bastante alto de calidad.

Es más, en su época fue alabado por revistas del género y fue el inicio de toda una franquicia, que siguió con The Island of Dr. Brain, que nos ofrecía más de lo mismo, en esta ocasión en una isla como dice su título. Desgraciadamente, pese a que el planteamiento era el mismo, se centró demasiado en el ámbito educativo, siendo bastante más aburrido, pues perdió el equilibrio entre diversión y educar, que tenía el primero. Aun así, si uno desea más Dr. Brain, es una opción válida. A partir de la tercera entrega, la franquicia daría un giro, centrándose exclusivamente en los rompecabezas, eliminando todo rastro de aventura.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>