«

»

Oct
14

Crónica : RetroBarcelona 2016

Un año más, nos enfrentábamos al gran retro que supone RetroBarcelona. No en vano es para mí y mis compañeros de RetroScroll, el evento más grande del año y al que dedicamos más esfuerzos, después de Explora Commodore.

La particularidad de este año, era que RetroBarcelona iba a estar dentro de la Barcelona Games World, el evento más importante videojuegos del país. Gracias a esto, tendríamos 6000 metros cuadrados, un espacio que triplicaba el del año pasado, a la vez que nos hacía enfrentarnos al desafío más grande de nuestra historia. Cuatro días de evento y dieciséis mesas solo para nosotros. ¿Consiguió Game Museum y RetroScroll superar la prueba que se le ponía delante? En nuestra crónica os narrare la experiencia.

Antes de empezar, comentaros que, siguiendo la tónica habitual de este tipo de crónicas, en las que el evento dura más de un día, estará partida en varias partes. En mi caso, como asistí jueves, sábado y domingo, serán los días que narraré.

cartell_rbcn2016-573x1024

 

Primera Jornada– Jueves 6

Después de varias semanas de atrejeo logístico, debido a que varios compañeros no podían asistir hasta el sábado por motivos laborales, tuvimos que recoger varias televisiones y sistemas, y montar todo el miércoles con ayuda de PixelsMansion, fui a recoger a Molsupo a primera hora.

En una conducción digna de película, esa mañana llovió a cantaros y el GPS del móvil se emperraba en que cogiera los caminos más extraños con tal de evitar los posibles atascos, conseguí recoger a Molsupo y llegar a tiempo para acabar de montar el stand. Ya se sabe, problemas de última hora, como son televisores rebeldes que se niegan a sintonizar canal consola o sistemas que hacen el tonto a primera hora, pues por lo visto, no les apetece madrugar.

Allí nos esperaban mi compañero Murshus y Raúl, de PixelsMansion, que nos ayudó durante todo el evento. Gracias a ellos, pudimos acabar de prepararlo todo para la hora de apertura. Afortunadamente, la jornada se preveía tranquila, pues por la mañana era solo prensa y por la tarde solo VIPS, siendo entradas muy limitadas.

Aprovechando que no había demasiada gente, como digo solo prensa, hice la vuelta de turno, para aprovechar a saludar compañeros y amigos. Se ha de comentar que este año los pasillos eran muy amplios, permitiendo pasar de manera cómoda e incluso el paso de carritos o sillas de ruedas, permitiendo que cualquiera pudiera circular de manera amplia y cómoda.

Los seis mil metros cuadrados estaban divididos en varios grandes espacios. Por una parte, teníamos las tiendas, con Time Walk Store, El Col.leccionista, Bcn RetroClass, RetroPixeladores, Hoogie Boogie Shop, ToysSpain, Juegos Legendarios, Emere, Seminous, Geek and chic, Akihabra Online, 16BitsEra, RetroGamers, Zona Zero, Play Games & Cards, Monchikigurimi, Airun Games, Cuantoquieres, MundoPixel, MakoMod y Hell Awaits. Muchos de ellos grandes clásicos de RetroBarcelona y algunos nuevos. En esta parte podíamos comprar toda clase de material retro, a los precios típicos de estos eventos, aunque lo cierto había alguna ganga, y mucho merchandising relacionado con videojuegos.

Diferente material para comprar

El papel también estuvo presente con las editoriales Heroes de Papel, Star-T Magazine Books, GameReport, Planeta de Libros y GamePress junto a PulpoFrito que presentaban nuevo libro, donde podíamos informarnos sobre las últimas novedades a la vez que podíamos hacernos con algunos de sus libros. Por otra parte, si queríamos hacernos con una recreativa, teníamos a BricoGame, Arcade Madrid y Rex Arcade.

Gracias al espacio, y al contrario que el año pasado, salvo en momentos muy puntuales en las horas de máxima afluencia, uno podía mirar todo el material que había en las tiendas de manera cómoda y sin molestias. Cosa que se agradecía respecto a edición anterior, donde visitar tiendas era a veces un caos.

Otra zona de la sala, estaba dedicado a las asociaciones dedicadas a un sistema en exclusiva. Aquí teníamos a la AAMSX, Atari ST fan, Amstrad Eterno y finalmente a Amicon junto a Commodore Plus, CommodoreMania y Explora Commodore, representando a Commodore. Si queríamos tener información o ver casi todos los sistemas lanzados por Amstrad, Commodore o Atari, este era el lugar. La única falta fue el Spectrum, debido a que los grandes representantes, que son El Mundo del Spectrum, no pudieron asistir debido a problemas de logística, siéndoles imposible estar los cuatro días. Faltando desgraciadamente, representación plena de los cuatro grandes.

En esta zona, también teníamos la asociación RetroManiacs, con varios sistemas para jugar, y curiosamente Falgas, los fabricantes de atracciones familiares, que tantos de nosotros disfrutamos en nuestra niñez. Allí teníamos auténticas reliquias, a la venta, que más de uno hubiese comprado de tener el dinero y el espacio suficiente. Por último, teníamos una gran pantalla gigante, gracias a VicioPlanet, donde podíamos competir con amigos, a varios juegos.

Contiguo a esta zona, teníamos los pinballs, donde por escasos cincuenta céntimos, podíamos echar una partida y por un euro, tres. Aunque el número de maquinas superaba la treintena, algunos de ellos estaban reservados al torneo. Según nos explicaron, esos tipos de torneos exigen la máxima rigurosidad, tiendo que estar el pinball correctamente equilibrado, haciendo que su uso este vetado al público. De todas maneras podíamos verlas, admirando autenticas bellezas, como eran los electromecánicos.

La brutal coleccion de pinballs

En la parte puesta de la sala, teníamos sin duda la parte que suele agradar más a los visitantes, la zona de juego. Aquí es donde estábamos nosotros junto a RetroScroll, teniendo por vecinos a VicioPlanet, Valdemordor Gaming, Tentaculo Purpura, 10-Hit,Sega Saturno,Dreamcast.es, RetroAlba, King Of Games y Smash Bros Cat. En esta zona, gracias a unos y otros, disponíamos de más de 100 sistemas para jugar. Hay que destacar que, excepto jueves, el resto de jornadas fue un no parar, a la que se iba alguien, otro ocupaba su puesto. Enfrente nuestro, gracias a Arcade Vintage, A.R.C.A.D.E, A.R.P.A e Ikari Hard Mods, tuvimos más de 40 recreativas, la mayoría de ellas muebles originales, para jugar de manera totalmente gratuita.

Finalmente, para aquellos que querían descansar tranquilamente, teníamos la zona de descanso, junto a la zona de conferencias, el museo y la zona de podcast. Aquí es donde se celebraban las distintas actividades y permitían al asistente reposar sus pies, mientras asistía a las interesantes charlas o podcast que se hacían. Aquí teníamos a Videojuegos X Alimentos, el corazón de RetroBarcelona, donde Pablo Avilés y el resto de la asociación Asupiva, recogían alimentos para los más necesitados, a la vez que los cambiaban por videojuegos. Podíamos hacer una buena obra y llevarnos un premio a cambio. Dada la vuelta de rigor, saludando a compañeros y amigos, a la vez que echaba un vistazo al diferente material para comprar, me dirigí de nuevo al stand donde allí me esperaban Rokuso y algunos componentes de KillBits, que al igual que Raúl, vino a echarnos una mano. Y como no a echarse unas partidas.

Como la mañana fue bastante tranquila, los talleres, conferencias, podcast y torneos no empezaban hasta el viernes, nos dispusimos a hacer lo que más nos gusta, jugar. Así entre partida y partida, a la vez que acabamos de configurar alguna que otra consola rebelde, se nos hizo la hora de comer. La máquina más curiosa que pude probar, gracias a Molsupo, fue una Vectrex que solo había visto en imágenes.

Después de una breve comida en el mismo recinto, abajo había sitios donde comprar comida, fuimos a dar un vistazo por Barcelona Games World, casi el único que pude hacerlo, debido a que el resto de días estaba lleno de gente y a que estuve que estar por el stand. He de reconocer, pese a que yo iba solamente por RetroBarcelona, me sorprendió gratamente esta parte del evento. Sencillamente era espectacular.

dsc06479

Foto con Ratchet

La decoración del stand lo dejaban a uno sin palabras, llegando imaginarse como debe ser estar en cosas como la GamesCon o el E3. Por ejemplo, podíamos probar la demo de Resident Evil 7 con realidad virtual, dentro una caseta digna de película de terror. Mafia 3 se presentaba en un stand que recreaba un bar de los años 30. E incluso teníamos una figura de Shenlong de tamaño gigantesco, casi se podría decir de tamaño real. Aunque sin duda, lo más curioso era la media pista de baloncesto donde se promocionaba NBA 2K17, donde pudimos hacer un partido real de cuatro contra cuatro.

Después de sudar la camiseta en la pista y probar alguna que otra demo, nos dirigimos al stand. Allí me encontré con Suso, que vino a ayudarnos el resto de la tarde. Fue en ese momento donde se empezó a notar influencia de gente que entraba como VIP. Aun así, debido a que eran entradas limitadas, se podía pasar y jugar con total comodidad, cosa que nos permitió hacer unas partidas más hasta la hora de cerrar, como fue un NBA Jam en recreativa, no habíamos tenido suficiente baloncesto, o Sensible Soccer en Mega Drive.

Fue durante la tarde, donde en una segunda vuelta, me hice con un lapicero con el Mickey de Castle of Illusion starring Mickey Mouse en Alma de Origami, que vino acompañando a su marido, uno de los miembros de PulpoFrito y puso algún de sus materiales a la venta. En esa visita, también me pase por el stand de MakoMod, donde alucine con las conversiones realizadas. Si las presentadas el año pasado eran increíbles, están indescriptibles, sobre todo la PlayStation 2 homenaje al cartel de este año.

Entre juegos, risas y saludos a amigos entre los cuales estaban los componentes de la fortaleza de Lechuck, se acabó la primera jornada de RetroBarcelona. Un día muy tranquilo, pero que se agradeció, pues nos permito prepararlo todo sin prisas y reservar fuerzas para días posteriores.  Yo no volvería hasta el sábado, pero sabía que dejaba todo en buenas manos.

 

Tercera Jornada– Sabado 8

Según mis compañeros me informaron, el viernes había sido una jornada sin problemas, pero con bastante más afluencia de público. Cosa que hizo mentalizarme que sábado sería un día exigente. Afortunadamente, ese día estaríamos todos en el stand. Moroboshi, que ya estuvo viernes, Freaky 8, Salore, Scroll y Syd se incorporarían ese día. Junto a Renner de KillBits que se pasaría a echar una mano todo el día, junto el resto de miembros de PixelsMansion. Y eso que ese era su gran día, pues ellos abrían con los torneos de Puzzle Booble y Last Blade 2.

A primera hora, junto a mi pareja, que es la que hizo la mayoría de fotografías para esta crónica, nos dirigimos hacia allí. Después de saludar a los compañeros, ponernos al día y montar alguna que otra máquina que habían traído, nos dirigimos hacia el stand de Rex Arcade, tanto yo como ella y Murshus, nos habíamos apuntado a los torneos de PixelsMansion. Bueno mejor dicho nos habíamos apuntado a Puzzle Booble, pero a mí me hicieron competir en Last Blade 2, debido a una baja de última hora. Allí me encontré con Nillaro y Ultron de Killbits. También estaba FranySonic, otro de los habituales en estos torneos.

PixelsMansion preparando los torneos

Tras un pequeño retraso, debido a que las colas eran inmensas y la gente tardaba entrar, empezaron los torneos que transcurrieron con total normalidad. En Puzzle Booble aún me pude defender, pero Last Blade 2 me dieron una soberana paliza. Primero porque nunca había jugador y segundo, porque tuve la mala suerte de que me tocara los dos finalistas en las rondas clasificatorias, enseñándome como se jugaba realmente. Estos no eran los únicos torneos de día, en RetroScroll hacíamos de Metropolis Street Racer, en Explora Commodore de Commando, en Amstrad Eterno de R-Type y por la tarde King of Games ofrecía Super Mario Kart y Tekken 3.

Aparte de los torneos, teníamos varias conferencias, podcast y talleres durante el día. Manuel Pazos y Daniel Celemín, hablaron sobre La Abadía del Crimen Extensum, Spidey sobre la historia de Konami, Gonzo Suarez de Commandos, Loco Malito y Gyzor sobre Verminest y Maldita Castilla. También tuvimos presentación del documental Understanding Akihabara, los podcasts RetroPulpodcast y Club Vintage, además de la presentación de UPM Games y de la asociación Arcade Vintage. Desgraciadamente, y como suele pasar cuando uno tiene stand, apenas pude pasarme un rato por alguna de las actividades, aunque me comentaron algunos asistentes que el audio se escuchaba perfectamente y que estuvieron geniales.

Después de ser apalizado en los torneos, cosa que me permitió mirar más detenidamente las máquinas de Rex Arcade pues el torneo se hizo allí, llamándome la atención una hecha de cartón, me fui hacia el stand. Allí me encontré con Sir Arthur de Constelación Commodore, con el cual estuve charlando sobre el evento y sobre la próxima edición de Explora Commodore.

Después de controlar un poco la zona de juego, pudiendo comprobar que había muchísima gente, pero aun así se podía pasar tranquilamente, cosa que hizo que Renner y yo nos animáramos a dar un paseo por la zona, donde nos topamos con Pako Rock de Otro blog sobre el C64. Fue entonces cuando pequé, pues yo Super Nintendero de corazón, adquirí un ejemplar de Mega Drive Legends.

Lo cierto es que sabía que tarde o temprano caería, pero al tener tanto por leer aun, prefería esperarme a más adelante como con otros tantos libros que tengo pendientes, pero fue ver la calidad del acabado y maquetación para decidirme por él en ese momento. La posibilidad de que lo firmaran, junto a marca páginas exclusivo del evento, hizo que finalmente cayera en la tentación. De momento solo he podido ojear el libro, pero en breves, aparecerá por el blog.

portada_3d_640

El libro que me hizo caer en la tentación

Entre paseos, en uno de los cuales aproveche para llevar alimentos a Videojuegos X Alimentos, llevándome dos juegos de Xbox 360, un juego de MSX que regale a Salore y un MegaGames que regale a Murshus, se hizo la hora de comer, así que, tras un bocadillo rápido, volvimos al stand. Nada más llegar pude comprobar que la cantidad de asistentes era todavía mayor pero que en ningún momento se sentía sensación de claustrofobia, fue en ese momento donde se realmente se agradecieron los pasillos amplios y los seis mil metros de nave.

Como he comentado antes, las maquinas no pararon ni un momento, en cuanto una maquina quedaba libre, alguien ocupaba su puesto, sin importar maquina fuera. Gente de todas las edades y sexos, disfrutaron de los videojuegos durante toda la tarde. Lo más curioso es que disponiendo de cosas como Neo Geo, Playstation 2 o Dreamcast, el público parecía preferir la Soundic y la Palson CX-340, una de las primeras consolas españolas, donde en ambas solo había variantes del Pong, pues es la que utilizaban durante mas rato. Y es que a veces, la sencillez es la clave de la diversión.

Hacia media tarde, después de estar charlando en el stand con el resto de compañeros, decidí dar otra vuelta, para estirar un poco las piernas y hacer más fotografías del evento. Fue en ese momento en el que hice otra compra, una carcasa para mi Game Boy Advance, la cual está un poco deteriorada. Durante ese segundo paseo encontré con S.T.A.R, el cual estaba grabando entrevistas para Generació digital y después de saludarle, me grabo para el programa, donde conté mis impresiones de manera muy breve. Tras una vuelta por el museo, donde curiosamente se podía observar una Soundic igual a la que teníamos en el stand, junto a mas consolas y a portadas míticas de Hobby Consolas a tamaño gigantesco, tocaba volver al stand. Allí me esperarían dos sorpresas.

La primera era una NES, donada por Ivan de Tentáculo Purpura. Era una de las pocas consolas de Nintendo que faltaban para mi colección y que, debido a su elevado precio en el mercado de segunda mano, no me podía permitir. Desde aquí, muchas gracias Iván. La otra es que Dani, de RetroNewGames, hizo acto de presencia. Pese a tener contacto con él desde hace mucho, nunca nos habíamos visto en persona, hasta ese día. Junto a Suso, que también lo conocía, estuvimos hablando un buen rato, hasta que me comunicaron que por el torneo de Commando en Explora Commodore había terminado y teníamos un ganador.

retrobcn-201600104

Aquí se celebro torneo de Commando

Para mi sorpresa, al llegar vi que era David Ávila, el que fue en su día uno de los subcampeones de International Karate + en el primer Explora Commodore y uno de los asistentes habituales. Según me comentaron llego a la friolera cantidad de 208.600 puntos acabándose el juego. El segundo fue Canseco con 64700, después de felicitar y dar premios a ambos participantes, me dirigí de nuevo al stand, encontrándome por el camino a Javi Ortiz.

Después de comprobar que todo seguía correcto y podía asentarme unos minutos, Salore, Renner y yo, nos fuimos a que algunos de sus autores nos firmaran Mega Drive Legends, charlando con ellos durante un rato. Al acabar de nuevo al stand hasta la hora de cerrar, con la sorpresa que la organización aviso que se cerraría una hora más tarde, cosa que aprovechemos para darle de nuevo al NBA Jam, pues ya no quedaba mucha gente. El día finalizo con una cena entre amigos en un Frankfurt cercano.

 

 

Cuarta Jornada– Domingo 9

Triste porque se acaba casi una semana genial, me dirigí de nuevo hacia la Barcelona Games World. Fue una sensación rara, yo no quería que se acabara, pero a la vez mi cuerpo pedía un descanso. De todas maneras, la ilusión se impuso al descanso y saque fuerzas para aguantar todo el día. Una jornada que nada tenía que envidiar a la del día anterior.

De nuevo Spidey, junto a Pedja, hablarían esta vez de Gaelco, Marc Funs y Ryo Suzuki darían su segunda parte de la conferencia de la historia de Sega, Carlos Garcia nos enseñaría el terror en los videojuegos de 8 bits. Por su parte Star-T Magazine Books y Heroes de Papel, presentarían próximos libros y Guillermo tato su libro Una partida más y me acuesto. Los podcasts estarían representados por Podcast Replay y por supuesto, no podía faltar el clásico torneo musical. En cuanto torneos Arkham Team ofrecía Street Fighter Alpha 3 y Windjammers, con 10-HIT teníamos Super Street Fighter II Turbo. También Pep Alacant nos enseñó a modificar consolas.

retrobcn-201600137

Las portadas de Hobby Consolas en el museo

De nuevo, por obligaciones para con el stand, me fue imposible estar en las conferencias, aunque si pude escaparme un rato para el torneo musical, en el cual he estado en las tres últimas ediciones. Junto a Raúl, Murshus y Renner, allí nos fuimos a probar suerte. Con el cachondeo y el humor siempre presente nos enfrentamos, sin dudas, a la edición más difícil, donde creíamos que ni siquiera pasaríamos de ronda. En contra de todo pronóstico, Murshus, Renner y yo lo hicimos, pero ninguno llego a la final. Curiosamente, Raúl que cayó en primera ronda, acertó más que nosotros en la segunda, pues, aunque estuvieras descalificado, podías quedarte para ver si las acertabas. Entre el concurso musical y algunas compras más, un cable VGA para la NES y una WonderSwan a un buen precio, se hizo la mañana. Lo malo de cuando lo pasas tan bien, es que el día pasa volando.

Gracias a Raúl que nos fue a buscar la comida, pudimos comer en el mismo stand. La sorpresa de la tarde fue comprobar que no había menos gente, como esperábamos, si no mucho más. Normalmente domingo tarde suele reducirse la afluencia, cosa que esta vez no paso. Esto por una parte nos alegró, pero por otra impidió que hiciéramos como ediciones anteriores de ponernos a jugar, pues de nuevo las maquinas no estuvieron desocupadas ni un momento.

Cuando Murshus, Raul y Salore, el cual estuvo ayudando contando los votos, volvieron de escuchar Podcast Replay, tuvimos una idea. Gracias a que teníamos una mesa en medio del stand además de consolas y teles de repuesto, pusimos una Súper Nintendo allí. Así podíamos jugar a la vez que controlábamos cómodamente el stand. Al cabo de un rato, vinieron de Arkham Team para ofrecernos participar en el torneo de Windjammers, debido a que sobraban algunas plazas. La verdad, no soy muy de este juego, pero una partida es una partida, as que no podía desaprovechar.

retrobcn-201600205

Los torneos de Arkham Team

A media tarde, luego de perder en el torneo y de unas partidas a la Súper Nintendo, Murshus y yo nos propusimos dar la última vuelta por el recinto. Fue entonces cuando Alfons, más conocido como Ryo Suzuki, nos enseñó alguno de sus desarrollos para Dreamcast, siendo el más divertido un arkanoid que hizo como prueba, donde podías crear tantas bolas como quisieras. Nos llegó a explicar que incluso había un momento que la consola colapsaba si creabas demasiadas bolas.

Tras el paseo y unas partidas más, se hizo la hora de recoger. Cansados y tristes porque se acababa, recogimos todo y partimos hacia casa, pensando en la próxima RetroBarcelona.

 

Conclusiones

Nuevamente, RetroBarcelona ha hecho lo imposible. Nos ha ofrecido una edición que mejoraba todos los fallos de la anterior a la vez que ofrecía más de lo mismo. En esta ocasión, no hubo ningún problema de espacio, ni aglomeraciones ni de calor. Los espacios estaban bien distribuidos y diferenciados, haciendo que ni las tiendas ni los stand de juego pudiesen molestarse entre sí.

Si tuviera que poner una única pega a esta edición, es que, a cambio de ganar más espacio, quizás ha perdido algo de identidad al estar dentro de la Barcelona Games World. La organización trabajo duro para conseguir que no perdiera la esencia y lo ha conseguido, pero para el visitante más lego en la materia, quizás le parte una parte más del evento, que un evento adjunto al otro. De todas maneras, gracias a esta colaboración se ha podido solucionar problemas de espacio y permitir que otro tipo de público conozca .

Por mi parte, solo puedo felicitar a los organizadores por tener todo preparado cuando lleguemos y por ayudarnos en todo momento. Asistiremos otras ediciones ya sea en calidad de expositor o visitante, pues es una ocasión única para estar con amigos y conocidos.

 

Previous Image
Next Image

No comment yet

No ping yet

  1. Renner dijo:

    Buena crónica, como suele ser habitual cada año que la escribes, se podrian narrar mil y una historias sucedidas en esas 4 jornadas, pero creo que no has dejado suelto ningún punto ni actividad de las que alli se pudieron disfrutar.

    Simplemente genial la facilidad con la que expresas en un solo artículo la cantidad de stands, personas y actividades que pudimos disfrutar todos en esta edición de RetroBarcelona.

    Y ya puestos, estoy de acuerdo en que puede haber sido la mejor edición en cuanto a organización, espacio y afluencia, y coincido en que el hecho de que se haya hecho junto a la BGW le haya quitado, primero un determinado numero de usuarios fieles y, segundo, esa pizca de esencia a evento viejuno.

    Bona feina i bona cuina !!!!

    1. Sikus dijo:

      Muchas gracias. En mis crónicas siempre intento ser lo mas fidedigno posible, dentro de lo que me permite mi escasa memoria.

      Sobre los stands, siempre informo de quien estaba, para no dejarme ni uno, o al menos intentarlo.

      Y sobre el evento, como ya comente en el podcast de Killbits, ganamos espacio por visibilidad. El mayor porblema veo los 4 días, que pese a que me lo pase genial, es un follón logístico.

      De momento dejemos reposar y descansar y veamos que nos ofrece el año que viene.

  2. Altaïr Alpha dijo:

    Muchas felicidades por la crónica. Me ha gustado mucho xq abarca tanto tu experiencia personal como la descripción de las actividades de los stands y el contenido de las conferencias. Gracias por el trabajo q hay detrás de este repor, por las pequeñas charlas q nos han dejado tener las responsabilidades de nuesteos alejados stands y por esa partida al street fighter q te dejé ganar :p
    Hasta la próxima 😉

    1. Sikus dijo:

      Muchas gracias. Siempre intento que mis crónicas sean así, combinando un poco de todo. Al fin al cabo, lo que cuento es mi experiencia, quedaría muy frió, contar todo como si fuera una cámara. Mas cuando en el blog, siempre hablamos siempre desde un punto de vista personal.

      ¿Te dejaste ganar? Ya decía yo que era muy raro…. 😛

  3. Arkham Musashi dijo:

    ¡Muchas gracias por éste pedazo de crónica, no te has dejado ni un ápice! Nosotros ya echamos de menos la retro, la verdad es que son unos días inolvidables.

    ¡¡POR MIL AÑOS MÁS DE RETROBARCELONA!!

    1. Sikus dijo:

      ¡¡POR MIL AÑOS MÁS!!

  4. salore78 dijo:

    Maravillosa y exhaustiva crónica de la RetroBarcelona 2016.

    La verdad es que han sido unos días muy intensos y llenos de emociones. Lo mejor de todo, ver gente habitual, conocer nuevos, poder jugar y descubrir antiguas joyas y sobretodo ver que el juego menos actual, obviaremos retro, cada vez está más vivo.

    Enhorabuena por la crónica y sobretodo por la gran faena realizada durante la RetroBarcelona 2016.

    Una abraçada!

    1. Sikus dijo:

      Muchas gracias. Como siempre dices, lo mejor es conocer gente nueva y ver a los habituales.

      Y sobre gran faena, aquí la hicimos todos. Que quizás ponga a veces un poco de orden, no me da mas méritos que nadie. RetroBarcelona 2016. la hicimos todos.

      Como dije en el podcast de Killbits, el stand no seria posible sin el resto de compañeros de RetroScroll. Y en este caso con la ayuda de Tentaculo Purpura, Killbits y PixelsMansion. Todas las partes cumplisteis como verdaderos titanes.

  5. Sito_pixelacos dijo:

    Muy buena cronica. Muchas gracias por contarlo para los que no estuvimos alli.

    1. Sikus dijo:

      ¡Gracias! A ver si algún día te puedes acercar y nos desvirtualziamos. / Y de paso metes en cintura a Molsupo, que se nos desmelena en estos eventos XD)

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>