«

Feb
13

Dune II: Battle for Arrakis

 

Titulo : Dune II: Battle for Arrakis
Año : 1992
Desarrolladora : Westwood Studios
Plataforma :  PC, Amiga, Mega Drive
Género : Estrategia en tiempo real

Existen juegos que marcan un antes y un después en la industria. No necesariamente han de ser los primeros ni han de ofrecer ideas totalmente novedosas,  moralmente se toma prestado de conceptos anteriores para crear algo nuevo, pero por lo que fuera, son considerados la piedra angular de un género, revolucionando el mismo. Un ejemplo es Dune II.

No tenía un argumento demasiado original, de hecho se basaba en la película homónima que a su vez se basaba en las novelas de Frank Herbert, habiendo ya un Dune en el mercado aunque no tuviese nada que ver con esta secuela, ni tampoco las mecánicas que ofrecían eran revolucionarias, muchos apuntan que Herzog Zwei es el primer juego de estrategia en tiempo real, y seguro que si investigamos, encontraremos algún antecesor más, pero durante años, Dune II se definió como el padre del género. Al menos hasta que Warcraft III volviera a revolucionarlo, naciendo de un mod suyo, los archiconocidos MOBA.

Pese a que Dune II no era revolucionario en ningún sentido, fue el juego que popularizo el género de la estrategia en tiempo real y puso las bases sobre como tenía que ser el género. Westwood Studios vivió durante años de reinventar una y otra vez la formula y el mismo Warcraft nació como un clon de Dune II.

El primer juego de estrategia para una generación

Lo que nos proponía el juego de Westwood Studios, era luchar por la dominación del planeta Arrakis, siendo casi el único punto parecido a la novela, pues para disfrutar del juego no hace falta conocer la obra de Frank Herbert, aunque ayuda. Tal como se nos explica en la novela, en un futuro lejano, el ser humano ha conquistado la galaxia, formando un gran imperio, el cual es gobernado por la casa imperial y varias casas nobles, que rinden pleitesía al emperador, muy parecido al antiguo sistema feudal.  Y al igual que ha pasado anteriormente en la historia de la humanidad, hay casas leales al emperador, mientras que otras conspiran en secreto para hacerse con el poder.

En un punto del imperio humano, está el planeta de Arrakis, un planeta desolado y desértico, el cual no tiene ningún valor, a excepción de que es el único planeta conocido donde existe la mélange, o más conocida como especia, una sustancia que dota a los seres humanos de una gran inteligencia con la cual pueden realizar los complicados cálculos que permiten navegar con seguridad por el espacio. En el futuro que se nos presenta en Dune, las maquinas inteligentes han sido totalmente prohibidas, debido a que en el pasado, hubo una revolución de las inteligencias artificiales, casi extinguiendo a la humanidad en una cruenta guerra. Por este motivo el mélange es el material más preciado del universo, quien conquiste Arrakis, conquistara la galaxia.

Hasta este momento, las novelas y el argumento de Dune II son exactamente iguales, la diferencia viene en el momento en que las casas nobles Atreides y Harkonnen pisan el suelo de Arrakis. Mientras que en las novelas, y en el juego de Cryo, se nos explica la batalla entre ambas casas por el planeta y la ascensión de Paul Atreides como la figura legendaria Muad’Dib, el juego de Westwood Studios es totalmente diferente.

Nuestro consejero nos ira informando de como va la guerra

Para empezar, son tres las casas que entran en juego, la casa Atreides, la casa Harkonnen y la casa Ordos, creada expresamente para el juego. Y si bien en las novelas el emperador manda a los Atreides y los Harkonnen a gobernar Arrakis, para que así las dos casas más poderosas se vigilen una a la otra, aquí manda a las tres casas por miedo a que alguna de las tres le pueda robar el puesto, orquestando el imperio una guerra secreta entre las tres casas nobles, para que se maten entre ellas. Aunque como he dicho, el trasfondo del juego es muy interesante y se nos ira explicando, lo único que ha de saber el jugador es que su misión es recolectar tanta especie como pueda y derrotar a las dos otras casas. Porque si bien en las novelas, los protagonistas absolutos son los Atreides, aquí podemos escoger con quien queremos completar la historia. Y la elección de casa no es algo que se pueda hacer a lo loco.

Uno de los aspectos donde si innovo Dune II, fue el hecho de que cada bando era totalmente diferente al resto, con sus propias unidades y forma de jugar. Según la casa que escogiéramos, tocaba cambiar nuestro planteamiento jugable. Por ejemplo los Atreides serían el ejército más estándar del juego, siendo más polivalentes pero no destacando en ningún punto concreto, los Harkonnen tendrían un estilo más destructivo y agresivo, mientras que los Ordos, preferirían la guerra de guerrillas y el terrorismo para atacar, siendo ataques relámpago con unidades especializadas.

Además que no solo cambiaba la manera de jugar, la historia también lo hacía. Realmente, la estructura general se conserva, pero difieren bastantes matices, pues si completamos el juego, la casa escogida se hará con el poder de Arrakis y de la galaxia. Un ejemplo de esto lo tenemos es que el consejero de cada casa, que nos va informando de las misiones, es totalmente diferente, adecuándose al estilo de cada casa. El de los Atreides será más noble, el de los Harkonnen abogara por el juego sucio. Incluso algunas misiones son diferentes, siendo Dune II un juego muy rejugable, pues la verdad, entra curiosidad de ver como es jugar con cada casa.

El juego empezaba con una espectacular intro que nos ponía en situación

Quitando las diferencias estéticas y de jugabilidad de cada casa, el resto es exactamente igual para todas. Tendremos que construir edificios que nos permitirán a su vez evolucionar y crear mejores tropas. Y dichos edificios solo se podrán construir si recopilamos suficiente especie, que también sirve para comprar tropas. La mecánica del juego de estrategia en tiempo real nació aquí, traslandose sin demasiadas variaciones a Command & Conquer, Warcraft o Starcarft por ejemplo. Es más, un punto en común con este último, es que no podemos construir los edificios como nos venga en gana. Arrakis está poblado por gusanos gigantes subterráneos que se guían por las vibraciones, así que tendremos que levantar los edificios encima de losetas de cemento, que reducen las vibraciones, a la vez que nos aseguran contra los gusanos. El único punto que no existía en Dune II, y que con el tiempo fue una de las características del género, fue el hecho de que no pudiéramos escoger varias unidades a la vez y que había que darle ordenes una a una, siendo algo farragoso.

Todas novedades, junto a unos gráficos que empezaron a demostrar de que era capaz el PC, más una jugabilidad que nos tenía enganchados a la pantalla, aunque a día de hoy haya sido mejorada y superada, hizo que el mercado empezara a exigir más juegos de este estilo, dividiendo a los usuarios los que pedían juegos un poco menos estratégicos como era Dune II pero más dinámicos, mientras que otros preferían continuar con los juegos de estrategia por turnos, los cuales permitían más variedad estratégica, pues podíamos pasarnos horas pensando el próximo turno. Otro hito de del juego de Westwood Studios, fue el hecho de que se empezara a ver el PC como plataformas de juego, siendo este el feudo de los juegos de estrategia y durante años, uno de sus géneros estrella. Aunque toda la popularidad de Dune II, no se la debe solo a la versión de ordenador domestico.

La versión de Mega Drive, dispone de un pequeño tutorial

Tanto Amiga 500 como Mega Drive, pudieron disfrutar de una versión que era exactamente la misma a la original, adaptándose a las capacidades de cada máquina. Haciendo que la versión de para la consola de Sega fuera un poco más simple y pobre en gráficos, pero ganando un añadido muy importante. El cursor era sensible al contexto, es decir, mientras que en Amiga y en PC teníamos que seleccionar la unidad y seleccionar que acción tenía que realizar, ya fuera disparar o moverse, en la versión de consola, si teníamos una unidad seleccionada y seleccionábamos un lado del mapa, esta entendía que el jugador ordenaba ir hacia allí. O si la selección era sobre una unidad enemiga, atacar. Cosa que más tarde se convirtió en otra característica de la estrategia en tiempo real.

Puede que jugar a Dune II hoy en día pueda ser un poco pesado, pues aún se tenían que pulir muchos detalles para hacer el juego realmente accesible, pero es uno de esos juegos que han pasado a la historia con motivos. Popularizo el género estrategia en tiempo real y puso las bases para que más adelante, titanes como Command & Conquer o Warcraft, las secuelas de Dune IIDune 2000 y Emperor: Battle for Dune,pulieran esos pequeños defectos, convirtiendo al género de la estrategia, en uno de los más populares de los noventa.

 

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>