«

»

Nov
20

Eye of the Beholder

PortadaTítulo: Eye of the Beholder
Año: 1991
Desarrolladora: Westwood Associates

Plataforma: PC, Amiga, Super Nintendo, Sega Mega-CD
Género: Rol

Eye of the Beholder es un videojuego de rol para PC y consolas desarrollado por Westwood Studios. Fue publicado por Strategic Simulations, Inc.

En el año 1991 para MS-DOS y posteriormente portado a Amiga, Super Nintendo y Mega-CD. También se hizo un port para la portátil de Atari, la Atari Lynx, que desarrolló NuFX en 1993, pero nunca fue publicado oficialmente. En 2002 también apareció una versión para Game Boy Advance.

El juego tiene dos secuelas, Eye of the Beholder II: The Legend of Darkmoon, lanzado en 1991, y Eye of the Beholder III: Assault on Myth Drannor, lanzado en 1993. Esta tercera parte, sin embargo, no fue desarrollada por Westwood, que se había desvinculado de Strategic Simulations, Inc. debido a diferencias artísticas y creó la serie Lands of Lore.

Nos encontramos en WaterDeep donde los señores de la ciudad quieren contratar a un equipo de aventureros para investigar el mal que acecha bajo la ciudad. Nuestra compañía entra en el alcantarillado de ésta, pero sólo entrar un derrumbe nos bloquea la salida, así que únicamente nos queda continuar hacía las profundidades. De camino a las profundidades nos toparemos con todo tipo de enemigos, desde simples kobolds hasta terribles golems de piedra, pasando por arañas gigantes y zombies, entre otros. Durante nuestra travesía también conoceremos un clan enano al que podremos ayudar. También se nos unirán algunos guerreros que iremos encontrando de camino a las profundidades.

r133

Generador de personajes

Eye of the Beholder, tomó como referencia al exitoso Dungeon Master. Es el típico juego de mazmorras que trata de ir bajando nivel a nivel hasta las profundidades de ésta. La vista no es en tercera persona, sinó en primera persona, lo que hace que te metas más en el papel. Aunque este tipo de perspectiva en juegos de exploración de mazmorras no sea nada innovador, en Eye of the Beholder se ha hecho un muy buen trabajo uniendo la mecánica que se puede encontrar en juegos del mismo género con una experiencia a tiempo real en vez de los combates basados en turnos, dónde más se nota esta mejoría es en los combates.

Las batallas se activan cuando te acercas al enemigo sin la necesidad de tener que ver una secuencia de entrada al combate. A la que se ve al enemigo ya se puede empezar el combate con armas de largo alcance y a la que se acerca con armas de corto alcance. Los personajes que tengamos en primera fila recibirán la mayor parte de los daños y son los que podrán atacar con armas de corto alcance, mientras que los personajes de las filas posteriores deberán atacar con armas de largo alcance o con hechizos recibiendo, de esta manera, menos daños, a no ser que el enemigo ataque por la espalda, ya que, en este caso, los personajes dañados serán los de la última fila.

Esto añade un poco de estrategia al juego, aunque en la mayoría de combates cargaremos directamente contra el enemigo y lucharemos cuerpo a cuerpo. El ratón se usa tanto para usar los objetos del entorno como para luchar o moverse, aunque para moverse es mucho más rápido y cómodo el uso del teclado.

Mapa 01

Este es el mapa del primer nivel. Una cosa sencillita para empezar…

Por lo general, todos estos juegos empiezan de la misma manera. Al principio del juego podemos controlar a cuatro personajes que escogeremos de entre una lista. Deberemos tomarnos nuestro tiempo ya que deberemos seleccionar la raza, clase, alineamineto ético y social y sus estadísticas antes de empezar a jugar. Más adelante podremos aumentar el número de nuestro equipo hasta un máximo de seis personajes, ya sea admitiendo a NPC’s que quieran unirse o resucitando los montones de huesos que iremos encontrando, de esta manera resucitaremos al pobre desgraciado que se había adentrado sólo en las entrañas de la ciudad y había muerto.

Algunos de estos personajes son recurrentes durante toda la serie. Ahora estamos acostumbrados a que en este tipo de juegos de rol se pueda importar el personaje de una partida a otra, ya sea la secuela o la precuela. Pues Eye of the Beholder ya lo hacía, de esta manera puedes importar tu equipo de guerreros a la secuela The Legend of Darkmoon y de ésta a la siguiente, Assault on Myth Drannor.

La narrativa pasa a un segundo plano, ya que no sirve para nada más que para darle alguna razón al juego para ir progresando nivel a nivel hasta llegar al enemigo final. Empezamos en unas simples alcantarillas abriéndonos paso entre algún que otro Kobold debilucho. A medida que vamos avanzando aumenta la dificultad para derrotar a los enemigos, así cómo la complejidad de los mapas. De esta manera la experiencia de juego es mucho más equilibrada.

Scan

Pero poco a poco se va complicando hasta llevarnos a la desesperación

Sin embargo, esta complejidad puede llegar a ser frustante ya que los mapas se convierten en auténticos laberintos con teletransportes y zonas en las que la compañía de personajes gira sobre si misma o es llevada a otra zona de manera imperceptible. Si a todo esto le sumamos el hecho de que no disponemos de mapa de zona, Eye of the Beholder puede producirnos más de un dolor de cabeza en lugar de crear una experiencia de juego más llevadera y agradable. No puedo ni contar la de veces que he estado a punto de dejar el juego.

El sistema de magias usa las bases de Advanced Dungeons & Dragons similares en otros juegos del género. En lugar de poder lanzar hechizos siempre que se tenga el maná necesario, aquí el mago o clérigo deberá aprender los hechizos de una lista. Cada hechizo, dependiendo del nivel del héroe, tiene más o menos usos, cuando se agotan las veces que se puede usar ese hechizo, el personaje debe descansar para poder recargar las veces que podrá lanzar el conjuro.

Me llamó mucho la atención el tema del hambre. Cuando te hieren te baja la vida, pero si llevas un médico en el equipo, al descansar/dormir este te va curando a los personajes. Cuando decansas pasa el tiempo, según el juego, en horas. Pues bien, mientras el tiempo pasa a los personajes les incrementa el hambre y si no les das de comer raciones, que se encuentran desperdigadas por el mapeado, van perdiendo vida.

Otro aspecto muy característico era la “libertad de elección” que tenías. Con esto me refiero a que tus acciones, en cierta manera, implicaban algún que otro cambio a la manera de llegar al final del juego. Podías no pasar por todas las zonas del mapa, no pararte a visitar algún nivel de la mazmorra gracias a los teletransportes, hasta podías luchar contra el clan enano y destruirlo. Eras libre de hacer todo esto, pero si lo hacías no llegabas a conseguir las armas y armaduras especiales por visitar X lugar o por salvar al rey de los enanos. Al final del juego, también, se puede destruir a Xanathar de  formas diferentes. En el siguiente vídeo aparecen las formas de destruir al beholder.

Imagen de previsualización de YouTube

Eye of the Beholder no supuso ninguna innovación en cuanto a diseño de niveles o de modo de combate. Lo que si se puede decir, es que el juego, para su tiempo, tiene muy buenos gráficos. Las diferentes texturas de las paredes hacen que se pueda distinguir un nivel de otro de la mazmorra y las animaciones de ataque de los enemigos son agradables a la vista. Ha simple vista, todo y ser puro pixel, podemos decir que la parte gráfica se ve limpia y fluída.

Como ya he mencionado antes, se hicieron varios ports del juego a diversos formatos. A pesar de todos los ports que se hicieron, estas versiones se mantuvieron bastante fieles al juego original en términos de diseño de niveles y mecánica. En cuanto a gráficos y paleta de colores, estos cambiaban dependiendo de la plataforma.

beholder

Las diferentes versiones de Eye of the Beholder, Super Nintendo, Sega Mega- CD, PC, Game Boy Advance, Lynx, Amiga

En las versiones de Super Nintendo y Mega-CD se incluyó música, siendo la banda sonora de esta última plataforma una obra de Yuzo Koshiro, popular por crear bandas sonoras tales como las de la serie Odyssey, Ys y Beyond Oasis, entre otras. La versión de Mega-CD también incluía cut scenes y los NPC’s estaban doblados, aunque el doblaje era bastante malo.

Imagen de previsualización de YouTube

Los ports a consola sufrieron por el uso del gamepad, ya que se nota que el juego fue diseñado para ser jugado con teclado y ratón. En la versión para AmigaMega-CDSuper Nintendo y las posteriores versiones para PC el juego contó con un final animado, ya que en la versión original una vez derrotado al enemigo final, y teniendo en cuenta lo que nos ha costado llegar hasta él, nos relajamos y nos disponemos a ver la cinemática conclusiva. ¡Pero no! En lugar de eso nos aparece un cuadro de diálogo explicándonos lo que pasa. Ni gráficos, ni cinemática, ni nada. ¡Un chasco, vaya! Algo típico de la época. Este es el final de la versión para PC.

Imagen de previsualización de YouTube

En cambio en Amiga, nos encontrábamos esta cinemática final.

Imagen de previsualización de YouTube

Para la versión de Game Boy Advanced se usó una versión simplificada con sólo cuatro clases de personaje. No se trata de un port del juego original a pesar de que tiene prácticamente la misma trama sobre Xanathar y sus planes de invadir WaterDeep. Este juego guarda mayor semejanza a los juegos Gold Box originales como Pool of Radiance, ya que cuando se está explorando la mazmorra la acción transcurre en primera persona pero cuando entramos en combate pasamos a una fase de combate táctico en tercera persona.

Imagen de previsualización de YouTube

De acuerdo con un comentario publicado por GameSpy, este juego “sólo logró ser una curiosidad para los viejos jugadores y un RPG de estilo occidental bastante flojo para una nueva generación de fans de Nintendo, que no tenían ni idea de lo que era un juego Gold Box.

En 1995 apareció Eye of the Beholder Trilogy, una publicación que incluía los tres Eye of the Beholder para PC en CD.

En 1999, Interplay lanzó la colección The Forgotten Realms Archive (Silver Edition). ¡Se trata de la compilación de compilaciones! Ésta incluía toda la colección de juegos de Advanced Dungeons & Dragons que habían visto la luz hasta el momento. Contaba con los siguientes juegos:

  • Curse of the Azure Bonds

  • Dungeon Hack

  • Eye of the Beholder

  • Eye of the Beholder II: The Legend of Darkmoon

  • Eye of the Beholder III: Assault on Myth Drannor

  • Gateway to the Savage Frontier

  • Hillsfar

  • Menzoberranzan

  • Pools of Darkness

  • Pool of Radiance

  • Secret of the Silver Blades

  • Treasures of the Savage Frontier

Incluía, también, una demo de Blood & Magic.

Unos años más tarde, en 2001, Interplay volvió a lanzar otra colección, Gamefest: Forgotten Realms Classics. Esta colección incluía los mismos juegos que la anterior pero con la diferencia de que Blood & Magic ya no era una demo, si no que se incluía el juego completo, y se añadió la demo de Baldur’s GateComo curiosidad, decir que algunos fans han llegado a crear módulos para Neverwinter Nights basados en Eye of the Beholder.

Portal

El típico portal de Eye of the Beholder en Neverwinter Nights

Este juego fue muy bien recibido por la crítica, en 1991 en el número 171 de la revista Dragon Magazine, se le dió un 5 sobre 5.

Dragon Magazine nº 171

Portada del nº 171 de la Dragon Magazine.

Aunque Eye of the Beholder no revolucionó el género, de alguna manera sigue siendo una de las series más conocidas y exitosas de SSI. Su enfoque racionalizado del género lo hizo más accesible, al igual que sus ports a Super Nintendo y Mega-CD.

No comment yet

No ping yet

  1. Sito_pixelacos dijo:

    Que buen articulo, murshus.

    Este tipo de rpgs en realidad nunca me terminaron de enganchar, pero tengo buenos recuerdos del eye of beholder, ya que cayó en mis manos en una epoca en la que no tenia muchas mas cosas que jugar, y con el pc recien comprado. Osea que le metí una caña que no veas a este, al cristals of arborea y al ishar 2 (me dejé el del medio). Pero como ya dije, las aventuras graficas me gustaban mucho mas, y ya estaba enganchado a ellas desde un pc viejo quetuve antes, por lo que en cuanto cayeron en mis manos las de lucas que no habia podido jugar antes dejé de lado este tipo de juegos para siempre.

  2. Murshus dijo:

    Muchas gracias Sito!

    Mira que no estaba muy convencido de que me hubiera salido bien este artículo.
    Había tantas cosas que explicar que no sabía por dónde empezar ni por dónde terminar.

    Realmente este tipo de juegos podía llegar a frustrarte tanto que acababas odiándolos de tal manera que no querias volver a verlo en tu vida.
    Antes de saber de este juego yo tenía el Lands of Lore 2 y nunca llegué a pasármelo por este motivo que te he dicho. Eran realmente complicados.

    Y la verdad, LucasArts era el rey del momento, y quién no se engachaba a sus aventuras gráficas?

    Muchas gracias de nuevo!!

  3. Roy dijo:

    Tengo muchos recuerdos de esa época por juegos como este, Lands of Lore o Elvira (la de mapas que llegué a hacer con boli y papel xD), pero ahora me veo incapaz de jugarlos porque me agotan la paciencia, pero por suerte están los Etrian Odyssey de Atlus para poder disfrutarlos de una manera más moderna, y como no, el Legend of Grimrock.

    1. Murshus dijo:

      Yo era fan acérrimo de los Lands of Lore aunque he de confesar que nunca llegué a pasármelos. El Elvira me gustaría probarlo, he visto gameplays y me parece super interesante.
      Por lo que respecta a los Etrian Odissey y al Legend of Grimrock he oído hablar de ellos aunque no he visto nada, sobretodo del Legend of Grimrock que creo que ha salido hace relativamente poco.

  4. molsupo dijo:

    No soy seguidor de estos juegos, pero la entrada una vez más es magnífica Murshus, me ha pasado un poco como con la de Carmaggedon, casi no he jugado al juego pero has conseguido que el texto me interese hasta el final, gran trabajo!

    Yo al principio me pensaba que el EoB era un Wolfenstein-Doom con ambientación de Dragones y Mazmorras, pero luego me suena que empezó a salir en los rankings de Videoxoc y al verlo en movimiento me di cuenta de que era otra cosa más complicada y dejé de seguirle la pista…en todo caso, para mis amigos más peceros era un clásico.

    Un saludo!

    1. Murshus dijo:

      Muchas gracias Molsupo, a este paso me entrarán ganas de escribir un libro!! hehe.

      Si te soy sincero, yo nunca había visto nada del EoB pero lo comparaban con muchos juegos y pensé, tengo que probarlo. Y así fue. Pero nada que ver con los juegos de ahora, como ya he explicado la jugabilidad bien, pero al ver que no disponía de mapa al principio me sentí super perdido.

  1. Game Museum » Legend of Kyrandia Book One: Fables & Fiends dijo:

    […] recomendable coger lápiz y papel (cómo ya hicimos en The Eye of the Beholder) e ir dibujando el mapa de la zona en la que estamos, ya que eso nos salvará de más de un […]

  2. Game Museum » Heroes of Might and Magic: A Strategic Quest dijo:

    […] serie Might and Magic fue una longeva saga de rol en primera persona, muy similar al estilo de Eye of the Beholder. En principio la saga Heroes of Might and Magic y la saga Might and Magic, transcurren en el […]

  3. Retro-Putruños: The Terminator: Rampage - Game Museum » Game Museum dijo:

    […] arriba del todo donde se esconde Skynet. El juego posee elementos de juegos de mazmorras, como Eye of the Beholder, en los que para poder seguir avanzando, a veces deberemos retroceder algunos pisos para poder […]

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>