«

»

Jul
24

Krusty’s Fun House

Titulo : Krusty’s Fun House
Año : 1992
Desarrolladora : Audiogenic
Plataforma : Nintendo, Super Nintendo Game Boy, Master System, Game Gear, Mega Drive, Amiga 500, PC
Género : Puzzle

Si digo Rat-Trap, seguro que muchos no sabran de que juego les estoy hablando. En cambio, si digo, Krusty’s Fun House, la mayoría esbozara una sonrisa. Y aunque no lo parezca, estamos hablando del mismo juego.

Audiogenic creó Rat-Trap en 1991, en exclusiva para Amiga 500 y en el momento que iba a ser distribuido, Acclaim Entertainment, que por aquel entonces tenía la licencia de Los Simpons, se hizo con los derechos del juego, dándole un lavado de cara. Se pasó de que el protagonista pasara a ser un simple humano a ser Krusty el payaso y el juego se metió, con calzador, dentro del mundo de Springfield. Y se lanzó un año mas tarde.

Gracias a tener esta licencia, unido a la potencia que tenía Acclaim Entertainment como distribuidora y la espectacular campaña de publicidad, el juego paso a ser un éxito. A más de pasar a varias consolas de moda de la época. Esto hizo, que Krusty’s Fun House enterrara a Rat-Trap, cuando realmente solamente se hizo un cambio gráfico del personaje. Ni tan solo se cambió el argumento en los dos casos es casi idéntico. En Rat-Trap una mansión era invadida por ratas, así que usaremos varios inventos para acabar con ellas. En Krusty’s Fun House es la casa de diversión de Krusty la que es invadida por las ratas, así que el payaso se pondrá manos a la obra. De esta manera, queda explicado lo raro del argumento, aunque siendo un videojuego de Los Simpsons, ya estábamos curados de espanto.

Realmente, lo que se hizo fue un lavado de cara a Rat Trap (Amiga 500)

Estamos ante un juego de puzles donde recorreremos una enorme mansión, matando ratas usando los inventos más estrafalarios imaginables. Que nadie se espante, es en tono humorístico y para toda la familia. Las ratas mueren de manera cómica y para nada escabrosa.

El planteamiento del juego es sencillo. Debemos guiar las ratas hacia una máquina de exterminio. Una vez allí serán electrocutadas, golpeadas por un martillo o guante de boxeo. Lógicamente, las ratas no son estúpidas, ellas no se irán solas hacia su muerte, tendremos que crear un camino hacia la máquina. Dichas maquinas, estarán controladas por un miembro de la familia Simpsons, haciendo un cameo.

Para crear camino, tendremos que coger bloques de hormigón, utilizar palancas, romper paredes y usar nuestro ingenio, convirtiendo el juego en un título de puzles en un 90%. El resto se reparte entre plataformas y acción, pues tendremos enemigos, como, por ejemplo, serpientes, que obstaculizará nuestro camino. Para ello podremos tirar pasteles, como buen payaso que somos. Aun así, tendremos un número limitado, haciendo que pasemos más rato esquivando que matando enemigos. Aparte en nuestro inventario, podremos levar un bloque o muelles, que podremos usar para sortear obstáculos y que las ratas lleguen a su desdichado final.

Las versiones de 8 bits, conservan toda la jugabilidad (Nintendo)

Al tener un juego que combina exploración, iremos recorriendo la mansión de un punto a otro, plataformas, acción y puzles, estamos ante u juego muy divertido, pese a sus carencias. Gráficamente es resultón pero un poco simplote, los puzles no son demasiado complicados y la verdad es que la música, única en todo el juego, puede cansar. Suerte que nos dejan seleccionar si apagarla o no.

Krusty’s Fun House realmente no es uno de los mejores juegos de puzles, tan de moda en la época en la que salió, pero supuso una buena puerta de entrada para la mayoría de niños y jóvenes que lo disfrutemos en su día. Tener el gancho de Los Simpson, hizo que el titulo entrara por los ojos. Y es que no solo veremos a los personajes, tendremos multitud de referencias, como por ejemplo son posters. Y hay que decirlo, al estar la dificultad tan ajustada, nunca siendo puzles que no sepamos resolver tras dar un par de vueltas por el escenario y pensar un poco, hace que este sea un juego atractivo para todas las audiencias.  No llegara a la cima del género, pero siempre viene de gusto echarse una partida y ver hasta dónde podemos llegar. Además de que, gracias a las contraseñas, podremos continuar donde lo dejemos. Aun así, lo cierto es que no agobia en ningún momento, como pasa con otros juegos de este estilo, siempre estaremos dispuesto a avanzar un poquito mas

Y a su jugabilidad, hay que sumarle el buen trabajo que hizo Acclaim Entertainment, con todas las versiones. Lógicamente las de 16 bits, que se asemejan más a la original de Amiga, y se les puso el adjetivo súper delante del nombre, son las mejores, pero las de ocho bits no desmerecen en ningún momento. Son más pobres técnicamente, pero la esencia se conserva. Incluso uno diría que en portátiles en donde se disfruta más el juego, pudiendo echar un par de partidas cortas, avanzar hasta la próxima contraseña y dejarlo para más adelante.

Krusty’s Fun House, sea en la versión que sea, es un juego muy recomendable. Quizás de haber salido bajo el nombre Rat-Trap, nadie lo recordaría, es cierto que la familia de tez amarilla le dio el empujón necesario para saltar a la fama. Y, aun así, pese a que no tenía nada que ver con los personajes en un inicio, estamos ante uno de los mejores juegos, y más disfrutables, de la alocada familia de Springfield.

 

Artículos que pueden ser de tu interés

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>