«

»

Jun
12

Lemmings

Titulo : Lemmings
Año : 1991
Desarrolladora : DMA Design
Plataforma :  Amiga, ZX Spectrum, Acorn Archimedes, 3DO, PC, Nintendo, Atari ST, Commodore 64, Philips CD-i, Sam Coupé, Super Nintendo, Apple II, Amstrad CPC, Mega Drive,PC Engine, Commodore CD-TV, Master System, Game Boy, Game Gear, Atari Lynx, Game Boy Color, Sharp X68000,PlayStation
Género : Puzzle

A veces las ideas geniales son fruto de la casualidad. Ahí tenemos Lemmings, que surgió a partir de unas pruebas de animación por parte de Mike Dailly, uno de los fundadores de DMA Design Limited.

Mike buscaba una manera de crear una animación de 8×8 píxels, con Deluxe Paint, de una manera sencilla y rápida. Cuando eseño el personaje que habría creado a sus compañeros, a Russell Key se le ocurrió la idea de crear un juego en base a ese personaje, al cual acuñaron Lemming, quizás por su alocada, despreocupada y suicida versión de la vida. No se paran ante cualquier peligro ni abismo.

Y de esta manera tan aleatoria y peregrina, nació uno de los clásicos de Amiga, que más tarde paso a multitud de sistemas. Todo por un gracioso personaje y una idea sencillísima, llevarlo de un punto a otro, sin que muera. Muchas veces, la simplicidad se traduce en diversión.

Los primeros niveles están pensados para aprender a jugar

Si alguien no ha jugado a este clásico, la mecánica se aprende en un par de minutos, aunque costara horas sacarle todo el juego.  El objetivo del juego es llevar un cierto número de estos alocados personajes de un punto a otro, intentando evitar que mueran el mínimo posible. El número de lemmings será variable según la pantalla, de 1 a 99 según el nivel.

Como sería muy aburrido un camino recto del punto A al punto B, los pequeños lemmings tendrán que atravesar barrancos, paredes, montañas, lava. Todo lo que se podamos imaginar y es que cada miembro de DMA Design Limited, puso su impronta en cada nivel, compitiendo incluso entre ellos. Por ejemplo, los niveles diseñados por Dailly generalmente dan pistas al jugador sobre lo que debe hacer para superarlo, los diseñados por Gary Timmons tienen referencias a la cultura popular en sus nombres y los niveles de Scott Johnston generalmente estaban abarrotados de detalles.

Nuestra misión será ayudar a los lemmings, usando sus habilidades. Pueden construir escaleras, bloquear el paso, lanzarse en paracaídas y mucho más. Asignarles una habilidad será tan sencillo como seleccionarla y clicar sobre el lemming que deseemos que la utilice. Eso sí, habrá que hacerlo con cabeza, casi nunca estarán todas disponibles y solo se pueden usar un número determinado de veces por nivel. No tiene sentido construir una escalera en medio de la nada al igual que no asignarles un paracaídas en el momento adecuado, hará que muera por caerse por un barranco.  Todos los lemming sin habilidad asignada, caminaran hacia delante hasta que encuentre la muerte o un obstáculo, dando igual si delante suyo hay un barranco, una pared o un río.

Las habilidades que tendremos disponibles son un total de ocho:

  • Escaladores: Pueden subir por paredes verticales
  • Paracaidistas: Sobreviven a caídas desde gran altura abriendo una especie de sombrilla de playa.
  • Excavadores: Existen tres habilidades que permiten al Lemming crear un túnel de forma lateral, vertical o diagonal, pero siempre en terrenos que lo permitan.
  • Constructores: Crean escaleras de 12 escalones por lo que cuando finalizan las mismas es necesario volver a darles la habilidad si todavía no han llegado a su objetivo o volverán a andar como los demás Lemmings sin una habilidad.
  • Bloqueadores: impiden el paso del resto de los Lemmings (no los detiene, siguen andando en dirección contraria).
  • Bomba: Explotan tras cinco segundos. Tenemos un botón para que exploten todos.

Como podemos ver, algunas habilidades pueden crear sinergias entre sí. Por un lado, podemos bloquear el paso, mientras se construye una escalera, por ejemplo. Esto hace que nos tengamos que estrujar los sesos en los 120 niveles que compone el juego, divididos en cuatro packs de 30 niveles cada uno, de dificultad ascendente, utilizando milimétricamente las habilidades disponibles. Incluso que tengamos que sacrificar algún lemming por el bien común. Afortunadamente, la curva de dificultad es muy ajustada, asimilando poco a poco el funcionamiento del juego. Y si no, siempre podremos provocar el apocalipsis haciendo que exploten todos los lemming, si acabamos tirándonos de los pelos, reiniciando el nivel.

Poco a poco la cosa se ira complicando

Además, gracias a Brian Johnston, los niveles están amenizados con piezas de música clásica, retocados para la ocasión, que nos ayudaran a crear el clima necesario para que nos concentremos en los puzles. Por ejemplo tenemos Dance of the Little Swan del lago de los cisnes de Tchaikovsky,la  Sonata No. 2 de Chopin o Rondo alla Turca de la Sonata para Piano de Mozart.

Además, si 120 niveles no fueran suficiente diversión, todos ellos diseñados de una manera impecable, existe un modo para dos jugadores. La pantalla se dividía en dos y cada jugador debía salvar más lemmings que el contrario. El juego continuaba hasta que ninguno de los jugadores conseguía terminar un nivel. Esto sí, solo en la versión primigenia de Amiga

Pues el juego fue tal bombazo, vendió 55.000 copias en el primer día de venta, que rápidamente se hicieron versiones para las plataformas el momento. ZX Spectrum, Acorn Archimedes, 3DO, PC, Nintendo, Atari ST, Commodore 64, Philips CD-i, Sam Coupé, Super Nintendo, Apple II, Amstrad CPC, Mega Drive, PSP, PC Engine, Commodore CD-TV, Master System, Game Boy, Game Gear, Atari Lynx, Game Boy Color y Sharp X68000 tuvieron su propia versión. Incluso llego a PlayStation, PlayStation 2, PlayStation 3. Se calcula que en total se han vendido 15 millones de copias hasta la fecha de hoy, si sumamos todas las versiones.

Lo mejor de todo, es que, exceptuando alguna versión, todas están ellas estuvieron muy cuidadas, respetando el espíritu del original, siendo productos de calidad y siendo igual de divertidas. Incluso alguna, como la de Mega Drive, que es de las más valoradas, se atrevió a mejorar incluyendo aún más niveles por pack y con dos nuevos packs, Present y Sunsoft. Mas el éxito de Lemming no se frenó aquí, ante el éxito de ventas, las expansiones no se hicieron esperar. Eso si no salieron para todos los sistemas.

Seguramente una de las Demos mas jugadas de la historia

La primera fue Oh no! More Lemings! En 1991, para Amiga, Acorn Archimedes, Atari ST, PC, Macintosh y Sam Coupé. Añadía 5 nuevos paquetes de niveles, Tame, Crazy, Wild, Wicked y Havoc, con 20 niveles cada uno.  En total, 100 niveles nuevos. Y no solo eso, esta expansión añadió gráficos mejorados y efectos de sonido nuevos. Para jugarla, se necesitaba el juego original. Algunos de estos niveles extras, los podemos encontrar de serie en las versiones de Game Boy Color, PC, PlayStation y Mega Drive.

Las navidades de mismo año se lanzó Christmas Lemmings, también conocido como Holiday Lemmings, cuatro niveles basados en navidad. Más que una expansión fue una demo que se distribuyó en PC y Amiga, de manera gratuita en revistas. Al año siguiente se lanzó otros cuatro niveles más, en revistas y finalmente en 1993 y 1994, para Amiga y Atari ST, se sacaron al mercado dos expansiones, que en este caso no necesitaban del original, con 32 niveles basados en navidad, a un precio reducido. Y como no podía ser de otra manera, hubo secuelas, que, pese a que introducían mejoras, no tuvieron el éxito de su primer parte, pues enmarañaban y complicaban la jugabilidad. Y si algo define a Lemmings, es diversión en estado puro, gracias a los sencillo de su planteamiento, haciendo que fuera accesible a todos los públicos.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>