«

»

Feb
22

Retro Hardware : Magnavox Odyssey

Aunque en este museo me centro sobre todo en el software, tambien es justo decir que sin un hardware que haga funcionar esos juegos seria imposible jugarlos.

No pueden existir uno sin el otro, por ello las consolas y los microordenadores merecen mi mas sincero respeto, al igual que los juegos si no mas.

Por ello he decidido darles el homenaje que también se merecen y crear una sección nueva, Retro Hardware, donde explicare la historia y características técnicas de cada maquina. Como es logico, empezare por la primera consola de la historia, la Magnavox Odyssey

Creada en 1972, por Ralph Baer el llamado padre de los videojuegos, fue la primera consola domestica como tal. Como es de esperar, era tremendamente sencilla, ya que todavía se tenia que desarrollar los componentes y el concepto de videojuego. Ya que realmente el prototipo es del año 1968, bautizado por Baer como Brown Box.

Ese mismo año vendería el prototipo a la empresa Magnavox, que lo refinaría un poco y lo pondría a la venta a finales del año 1972.

Prototipo Brown Box

Una curiosidad que tiene ese prototipo, es que Bill Harrisson diseñaría el primer accesorio de consola de la historia. Consistía en un rifle de juguete que permitía disparar a blancos en movimiento que salían en la pantalla de televisor. Una tecnología, que pese a que en su momento no acabo de calar, seria la base que utilizarían periféricos en forma de pistola posteriores, como la famosa G-CON 45 de PlayStation.

Magnavox prepararía una serie de fiestas para promocionar su producto, que era algo totalmente novedoso en la época, donde se podía probar su producto y algunos de los juegos. La gente que lo probaba quedaba maravillada ante el producto.

Se ha de decir que el tipo de producto que era la Odyssey, difiere mucho con la actuales consolas. Por limites técnicos, estaba pensada para que jugaran dos o mas personas, no para que fuera un desafió para el jugador.

Pero fijémonos primero es un funcionamiento interno. Debido a limitaciones de la época y que se quería un producto relativamente barato, estaba fabricada exclusivamente a base de transistores, resistencias y condensadores, es decir no había ninguna CPU ni memoria RAM, algo totalmente impensable hoy en día.

Estos transistores, junto con las tarjetas de circuito impreso que había en los cartuchos, modificaban la señal de la tele y mostraban un cuadrado o varios según el juego. Esto hacia que no hubiese ni sonido, ni posibilidad de guardar puntuaciones, ni escenarios. De hecho era tan simple que funcionaba con pilas.

Para controlar esos cuadrados, disponía de dos mandos con dos ruedas, una para ir de arriba a abajo y otra para ir de izquierda a derecha.

Magnavox Odyssey por dentro

Claro esta, estas limitaciones hacían que los juegos que se pudiesen realizar fueran muy simples y que Magnavox se las tuviera que ingeniar para poder hacer juegos atractivos al publico. Para ello se idearon soluciones muy ingeniosas, por ejemplo con la consola venían varias laminas transparentes de plástico que se adherían al televisor.

Estas laminas tenían dibujadas, por ejemplo, un campo de tenis o de hockey. Según al juego que jugáramos poníamos una o otra, creando así una sensación de escenario. Incluso algunas laminas se compartían para diferentes juegos, donde solo cambiaban las reglas. Otro era la de esquí,  donde teníamos que seguir un recorrido sin salirnos de la raya.

También había laminas especiales, como por ejemplo la de una mapa o la de una ruleta de casino. Con la de mapa jugamos a un juego educativo donde tenemos que señalar donde esta el estado que nos indique la otra persona.

Con la de ruleta de casino usábamos el tablero que también que venia en el pack y la consola se transformaba en una ruleta automática, donde los jugadores solo tenían que hacer las apuestas, como si fuera un casino real. De esta manera añadían mas variedad de juegos, ya que la mayoría eran deportivos en plan tenis.

Otra solución muy ingeniosa fue adjuntar libretas para apuntar las puntuaciones de los jugadores, ya que al no existir memoria no se podía guardar. Al tampoco existir una CPU debían ser los jugadores quienes controlaran que el otro jugador no hicieran trampas, como en cualquier juego de mesa.

De hecho, se vendía como un complemento a los juegos de mesa que venían en el pack  y como juguete educativo. Por ello venia con un seis cartuchos que contenían 12 juegos distintos, aunque realmente muchos eran el mismo cambiando sus reglas. Mas tarde se llego a sacar otro pack de 6 juegos y otro de 4.

Pack original de la Magnavox Odyssey

La consola fue en relativo éxito, llego a vender unas 100.000 unidades, por un precio de 100 dolares el pack. Incluso llegaron a existir algunos clones baratos de la consola, siendo el primero de ellos el Overkal, fabricado en España, de peor calidad y trayendo solo seis juegos en memoria. Asi que tenemos el dudoso honor de ser el primer pais en fabricar un clónico pirata de una consola de la historia.

El reinado de exclusividad de la Magnavox Odyssey seria corto, ya que en 1975 aparecería Atari Pong y se iniciaría la guerra entre consolas.

 Características técnicas

  • CPU: No dispone.
  • Procesador de audio y vídeo: No dispone.
  • Memoria de lectura y escritura (RAM): No dispone.
  • Memoria de sólo lectura (ROM): No dispone.
  • Entrada: Dos mandos y la posibilidad de periférico en forma de rifle.
  • Salida: Señal de vídeo para TV.
  • Generación : Primera Generación.

 

No comment yet

No ping yet

  1. MyoCid dijo:

    Lo que debió ser en su día esta consola, una revolución domestica sin duda 😀 y que no usara ningún chip es una pasada.

    Por mi parte puedo presumir de tener una Odyssey 2001 prácticamente nueva, que vendría a ser la Magnavox Odyssey 4000 pero fabricada por Philips

    1. Sikus dijo:

      Pues si, de hecho se construyo con transistores debido a que hacerlo con chips era muy caro.

      Conserva bien esa Odyssey 2001 que debe ser una pieza de museo.

  1. Game Museum » Retro-Curioso : Consolas piratas dijo:

    […] el inicio de los tiempos. La primera consola ya dispuso de su ración de clónicas.  La Magnavox Odyssey tuvo un clon llamado Overkal, esta consola era un copia idéntica de la original pero de calidad […]

  2. Personalidades ilustres : Ralph H. Baer | Game Museum dijo:

    […] pudimos ver en el articulo sobre la Magnavox Odyssey, Ralph H. Baer esta considerado el padre de los […]

  3. Empresas célebres : Atari, el auge | Game Museum dijo:

    […] idea en ratos libres, incluso llega a asistir a las fiestas de presentación de la Magnavox Odyssey donde tomaría varias notas para su futuro proyecto. Finalmente en 1971 acaba el prototipo de su […]

  4. Historia del Videojuego | Game Museum dijo:

    […] Durante los próximos cuatro años, el prototipo se va perfeccionando más y más, mientras Sanders Associates busca un distribuidor para su consola. Finalmente seria Magnavox quien se haría con los derechos y en 1972 lanzaría la consola al mercado, bajo el nombre de  Magnavox Odyssey. […]

  5. Game Museum » Crónica RetroBarcelona 2013 dijo:

    […] vez pude ver algunos sistemas que solo había visto en foto, fue muy divertido ver cómo era la Magnavox Odyssey, la Atari 2600 o la ColecoVision. En el apartado de consolas había alguna que otra curiosidad, […]

  6. Game Museum » Personalidades ilustres : Hiroshi Yamauchi dijo:

    […] en el mercado del ocio digital. Para empezar negocia una licencia con Magnavox distribuir la Magnavox Odyssey en […]

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>