«

»

Feb
28

Empresas célebres : Opera Soft

Entre las grandes compañías de la edad de oro del software español está, sin lugar a dudas, Opera Soft. Empresa que se codeo de tú a tú con otras como Dinamic Software, Topo Soft o Zigurat. Y no es para menos, y es que sus filas contaban con talentos como José Antonio Morales, Paco Suárez y Paco Menéndez.

El nacimiento de Opera Soft, es un caso curioso, pues contrario que otras empresas de la edad de oro del software español, no fue creada por aficionados a los videojuegos, como por ejemplo fue Dinamic. Nació al unirse varios trabajadores de Indescomp y decidir que querían tomar su propio camino. Es más, mucho de estos trabajadores ya habían demostrado su valía, por ejemplo tenemos a Paco Suárez con La Pulga o a Paco Menéndez con Fred. Ambos éxitos tanto a nivel nacional como internacional

En 1986, Pedro Ruiz, Paco Suárez, Jose Ramón Fernández Maqueira, Carlos Alberto Díaz de Castro, José Antonio Morales, deciden que si tienen ese nivel de talento, ellos mismos pueden comercializar sus juegos, así que abandonan Indescomp, que no pasa por su mejor momento, y crean Opera Soft.  Paco Menéndez denegaría la oferta, decidiendo crear su propio grupo de programación, llamado Made in Spain, que también nació a raíz de la disolución de Indescomp, aunque como veremos, Paco Menéndez tuvo relación con Opera Soft  y sus antiguos compañeros de trabajo.

Nada más fundarse la empresa, empiezan a trabajar en su primer trabajo, Livingstone supongo, donde somos Henry Stanley en su búsqueda por el África de la época colonial al misionero y explorador David Livingstone. Esta videoaventura, basada en un hecho real, pero con varias licencias, fue todo un éxito. Y es que estaba más que demostrado el talento que formaba Opera Soft. Incluso Philips Ibérica, que ya había trabajado con ellos en Indescomp, confiaba en ellos,  proporcionándole las herramientas de  trabajo necesarias, a cambio de cederle los juegos para MSX 2.

Gracias a este éxito, tanto a nivel nacional como internacional, la empresa puede empezar a trabajar en sus próximos proyectos, como son Cosa Nostra o The Last Mission, de nuevo éxitos rotundos, al menos a nivel nacional. Esto hace que tengan que contratar a Ernesto Fernández y Arturo Fernández, para que se encarguen solamente de la distribución de los títulos. Y es que tenían claro que el éxito estaba compuesto por talento, distribución y sobre todo, sacar los juegos en todos los formatos posibles. Opera Soft trabajaba con Amstrad, ZX Spectrum, MSX, MSX-2, Amiga, Atari y PC. Esto era posible gracias a que hacían una versión primigenia la cual era convertida a cada sistema. Esto hacia que algunas versiones fueran un poco peor que otras, pero que se tuviera un nivel mínimo aceptable.

En 1988 es cuando Opera Soft da el bombazo con La Abadía del Crimen. Paco Menéndez junto a Juan Delcán habían lanzado al mercado este juego apenas un año antes para Amstrad CPC, luego de que Menéndez dejara Made in Spain, distribuyéndolo a través de la Academia Míster Chip. Paco al ver que el juego podía tener más recorrido, siendo viable para saliera para más sistemas, decide ponerse en contacto con Opera Soft, los cuales conocía de cuando trabajaba en Indescomp.

Trabajadores de Opera Soft en una comida de empresa

Recordando tiempos pasados, de hecho nunca se había perdido el contacto, Opera Soft y Paco Menéndez hacen buenas migas y unen fuerzas. Opera Soft distribuirá el juego y ayudara a Menéndez con la versión de PC.  Incluso Paco llega a trabajar una temporada en la empresa, que no duro demasiado, pues Paco Menéndez estaba decidido dejar los videojuegos e incluso vende los derechos de La Abadía del Crimen a Opera Soft en 1989.

Pese a que tenían este éxito entre manos, Opera Soft no se duerme en los laureles. 1988 y 1989 son los años más productivos de la empresa con juegos como Godoy, Sol negro, Mutan Zone, Corsarios, Gonzzalezz, Mot o la esperada secuela de Livingstone supongo entre muchos otros. Contando con portadas de maestros como Alfonso Azpiri.

En 1990, con el declive de los ocho bits, deciden meterse en el mundo del deporte, sacando Mundial de fútbol, Ángel Nieto Pole 500 o Poli Díaz. Muchos de estos títulos basados en deportistas famosos, en un intento de vender más. Pues pese  a que la calidad no desciende, si lo hacen las ventas. Las empresas españolas no saben adaptarse bien a los recientes 16 bits y siguen apostando por sistemas que mueren poco a poco.

Desarrollar para estos nuevos sistemas es más caro y costoso, notándose en el ritmo de lanzamientos. Se pasa de más de una docena a apenas dos o tres por año. En 1992, en un último intento, dividen la empresa en Opera Plus y Opera Sport, centrándose en el PC. Siendo los dos últimos títulos de Opera Soft, Olympic Games ’92 y La colmena, que apenas arañan unas pocas ventas.  Ante las malas ventas y reconociendo que no había futuro, los miembros de Opera Soft deciden cerrar ese mismo año el estudio, siendo una de las ultimas empresas de la edad de oro del software español en desaparecer.

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>