«

»

Abr
18

Personalidades ilustres : Jack Tramiel

Como anuncie hace una semana, este personalidades ilustres esta dedicado a Jack Tramiel. Es mi manera de realizar un homenaje a este hombre.

Una personalidad a la que le debemos el tener ordenadores a precios asequibles, ya que la filosofía de Jack era la siguiente: crear ordenadores para las masas, no para las clases.

Tramiel nació un 1928 en Lodz, Polonia. Al igual que Ralph H. Baer, tuvo una infancia muy dura debido a su procedencia judía durante el régimen nazi. Pero si el bueno de Baer pudo huir a tiempo Tramiel, no corrió la misma suerte.

En 1939 fue trasladado junto a sus padres al campo de concentración de Auschwitz. Allí seria separado de su familia y obligado a trabajar. Durante su estancia en Auschwitz su padre murió en extrañas circunstancias, algo que marcaría la vida del joven Tramiel. Por fortuna en abril de 1945 fue rescatado de tal terrible lugar y pudo continuar con su vida. Después de vivir dos años en su ciudad natal decidió emigrar a Estados Unidos y alistarse en el ejercito.

Allí descubriría su vocación, la reparación de material de oficina como podían ser las maquinas de escribir. Esta vocación le llevaría pocos años mas tarde, en 1953, a abrir su propia tienda de reparación. Esta tienda estaría en Bronx y se llamaría Commodore Portable Typewriter.

En poco tiempo la cosa empezó a ir en alza y apenas dos años después decide que es capaz de crear y vender sus propias maquinas de escribir, así que funda Commodore Business Machines en Toronto. Sede que se dedicara en exclusiva a importar piezas desde Checoslovaquia y montar las maquinas de escribir.

ce2

Commodore Educator, una de las maquinas de escribir.

El negocio le va tan bien a Tramiel, que en 1962  Commodore sale a bolsa. Pero el negocio de las maquinas de escribir empezaría a caer en picado, puesto que ese mismo año los japoneses comenzarían a vender su maquinas en Estados Unidos de igual calidad que las americanas pero mucho mas baratas.

Con tal de evitar la bancarrota de la empresa, Tramiel decide vender un 17% de la empresa a Irving Gould y con el dinero conseguido invertir en las máquinas de sumar, antecedentes de las calculadoras y negocio en alza. Durante un tiempo consigue volver a estabilizar la empresa, pero nuevamente los japoneses se introducen en el mercado de las máquinas de sumar y se hacen de nuevo con todos los clientes debido a su menor coste.

Tramiel, viendo como los japoneses se están haciendo con todo el mercado, decide seguir el consejo de Gould y viaja hacia Japón para entender como funcionan sus fabricas y sus métodos de venta.En su estancia en el país del sol naciente, se da cuenta que el secreto esta en producir productos a bajo coste y vender muchos en lugar de pocos a precios caros. Ademas allí también se percato del próximo paso a dar, las calculadoras. A su vuelta a Estados Unidos detiene la fabricación de máquinas de sumar y ordena la fabricación de calculadoras. Gracias a esta maniobra Commodore vuelve a salir a flote y se hace con el mercado de las calculadoras.

18299303338_f2f8402948

Una de las calculadoras de Commodore

Por desgracia Texas Instruments,que fabricaba la circuiteria de las calculadoras, se da cuenta del amplio negocio que son estas. Así que rompen lazos comerciales con Tramiel y deciden vender sus propias calculadoras mucho mas baratas.

De nuevo Irving Gould salva la empresa inyectando 3 millones de dolares. Tramiel con la lección bien aprendida, decide usar ese dinero para comprar MOS Technology, Incotra empresa que también suministraba la circuiteria a Commodore. De esta manera evitara que los puedan traicionar en un futuro. Pero Tramiel  no sabia que comprar MOS Technology le otorgaría mucho mas que seguridad, también le daría el pasaporte hacia los ordenadores. Todo empezó el día en el que el diseñador jefe, Chuck Peddle, le sugirió a Tramiel fabricar ordenadores puesto que las calculadoras irían a la baja en un futuro cercano.

Decidió escucharle y le dijo que le hiciera un prototipo. El fruto del trabajo de Peddle  fue nada mas y nada menos que el Commodore PETTramiel estaba encantado con el resultado conseguido y enseguida se puso manos a la obra con su comercialización en 1977.

pet2001

Commodore PET

Siguiendo con su filosofía de vender a bajo precio y en grandes cantidades, decidió vender directamente a clientes en lugar de a distribuidores. Esta filosofía rápidamente daría frutos y en poco tiempo consiguió vender una gran cantidad de ordenadores, sobre todo en Europa.

El éxito del Commodore PET permitiría a Commodore hacerse un hueco en el mercado de los ordenadores y lanzar años mas tarde el  Commodore VIC-20 y el que es su ordenador mas famoso, el Commodore 64. Seria en esta época cuando Tramiel acuñaría su famosa frase “Tenemos que crear ordenadores para las masas, no para las clases”. Por desgracia no todo seria felicidad para él. En 1984 abandona la empresa que creó debido a que la cúpula directiva no estaba de acuerdo con su filosofía.

Después de un breve descanso decide fundar su propia empresa de ordenadores llamada Tramel Technology, Ltd. Su objetivo es diseñar el futuro ordenador personal, para ello no duda en comprar Atari Inc e incluso cambia el nombre de su empresa por Atari CorporationAunque no consigue su objetivo, consigue estabilizar la compañía y estar al mando hasta finales de los años 80. Época en la que decide desligarse un poco de la empresa y pone a su hijo Sam en su lugar. Durante este tiempo se dedicaría a homenajear a los supervivientes del holocausto, incluso seria uno de los fundadores del Museo del Holocausto que abrió sus puertas en 1993.

c64_HD

La obra cumbre de Tramiel

Desgraciadamente en 1995 Sam tiene un ataque al corazón y su padre tiene que volver a los mandos de la empresa. Finalmente en 1996 decide venderla a JTS Corporation y unirse al consejo ejecutivo de esta. Tiempo después se retiraría de la vida publica y se iría a vivir a Monte Sereno con su esposa Helen. Alli transcurrirían sus últimos años de vida, hasta su muerte el pasado 8 de abril a la edad de 83 años.

 

No comment yet

No ping yet

  1. josepzin dijo:

    Una pena que haya pasado tan desapercibida su muerte! fuera de nuestro circulo retro y algunas excepciones, apenas si se habló del tema.

    1. Sikus dijo:

      Una verdadera lastima. Algo muy parecido a lo que paso con Dennis Ritchie, creador del lenguaje de programación C y cocreador de Unix. Murió casi en las mismas fechas que Steve Jobs y por ello su muerte quedo eclipsada.

      En periódicos y noticias anunciaban la muerte de Steve Jobs y en cambio apenas se dijo nada de Dennis Ritchie. Cuando Dennis hizo mucho mas por la informática que Apple, pues sin C ni Unix no existirá la informática moderna y por lo tanto no habría ni Apple ni Mac.

      Pero como suele pasar en todo, se da mas importancia a alguien mediático que a gente que ha pasado mas desapercibida pero aportado mas. Cuidado, con esto no quiero decir que Steve Jobs no fuera una persona importante dentro del mundillo,solo que Dennis Ritchie lo era mas. Pero como Dennis apenas era conocido popularmente, al igual que Jack Tramiel, sus muertes pasaron mas desapercibidas.

      Una verdadera lastima, por ello me anime a hacer un reportaje en su homenaje.

  2. Freaky 8 dijo:

    Impresionante entrada. Sabía de sus dura vida y comienzos pero no del ocaso. Me refiera a la fundación ola palmada del hijo. Estoy de acuerdo como apuntais que no se le ha dado suficiente reconocmiento en los medios.

    Saludos!

  1. Game Museum » Defender of the Crown dijo:

    […] la solución perfecta a este problema, siguiendo la filosofía de Jack Tramiel, creo el Commodore Amiga […]

  2. Game Museum » Retro Hardware : Commodore 64 dijo:

    […] Así que estos dos ingenieros, junto a  Al Charpentier y Charles Winterble, propusieron esta idea al fundador de la empresa, Jack Tramiel. […]

  3. Game Museum: Retro Hardware : Commodore 64 | My Daily Feeds – Games dijo:

    […] Así que estos dos ingenieros, junto a  Al Charpentier y Charles Winterble, propusieron esta idea al fundador de la empresa, Jack Tramiel. […]

  4. Historia del Videojuego : La crisis del videojuego de 1983 - Game Museum » Game Museum dijo:

    […] dejo definitivamente el mundo del videojuego,  gran parte de Atari acabo vendida a Jack Tramiel fundador de Commodore, Coleco cada vez vendía menos videojuegos hasta que finalmente en 1985 lo […]

  5. Retro Hardware : Commodore 64 - Game Museum » Game Museum dijo:

    […] Robert Russell y Robert Yannes, tuvieron una gran idea. En lugar de fabricar una consola, debían de fabricar un sucesor de su exitoso  VIC-20. Así que estos dos ingenieros, junto a  Al Charpentier y Charles Winterble, propusieron esta idea al fundador de la empresa, Jack Tramiel. […]

  6. Crónica : Explora Commodore 2017 - Game Museum » Game Museum dijo:

    […] la tercera edición de Explora Commodore, la reunión de usuarios dedicada a la marca fundada por Jack Tramiel. Esta edición, traía consigo varias novedades, siendo la principal que en esta ocasión el evento […]

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>