«

»

Nov
29

Plumbers Don’t Wear Ties

Título : Plumbers Don’t Wear Ties
Año : 1993
Desarrolladora : United Pixtures
Plataforma : PC, 3DO Interactive Multiplayer
Género : ¿Película interactiva?
Nivel Putruñesco: Retroputruños-nivel-2

Con la aparición de la tecnología multimedia y el soporte CD-ROM, numerosas empresas de software empezaron a desarrollar videojuegos  que utilizaran dicha tecnología. Consolas como AmigaCD32, 3DO Interactive Multiplayer, Apple Bandai Pippin o incluso Sega con su add-on Mega-CD apostaron por dicha tecnología, era el futuro, como bien demostraron Sega Saturn o PlayStation.

El problema es que los primeros juegos basados en esta tecnología, fueron un completo desastre en su mayoría. Las desarrolladoras, en lugar de pensar en cómo utilizar esa tecnología, en que podían ofrecer y si el público estaba preparado, luchaban por ser la primera en sacar su juego en CD y meter cuanto más contenido multimedia mejor. Cosa que dio como resultado buenas ideas ejecutadas de manera desastrosa como por ejemplo Night Trap, que tarde o temprano se pasara por esta sección, o incluso tomaduras de pelo, como es el juego de hoy, Plumbers Don’t Wear Ties. Si es que a este esperpento se le puede llamar juego.

Que Plumbers Don’t Wear Ties es una completa estafa,  lo podemos ver nada más empezar la partida. Después de meter el CD en la 3DO Interactive Multiplayer o en PC, si los creadores de esta estafa incluso se atrevieron con varios sistema, vemos que de contenido multimedia, nada. Solo tiene un miserable vídeo, el de introducción que apenas dura dos minutos. Bueno, pueden pensar algunos, ningún problema, quizás el juego no tiene vídeos, pero si tiene unos gráficos decentes y una música calidad CD, como fueron algunos títulos de Mega-CD. El problema es que se vendió como una película interactiva y lo único que veremos durante toda la partida, atentos, serán diapositivas. Durante toda la partida solo veremos fotografías, con lo actores hablando y una música horrible.

Lo único que haremos durante toda la partida, será ver cómo transcurre la historia, recordemos que mostrada a solamente con fotografías cual pase de diapositivas, y de muy vez en cuando, podremos escoger una opción que hará cambiar el devenir del argumento. Sí señor, todo un CD-ROM y la mejor tecnología multimedia para jugar a un simple Elige tu propia aventura, con mas castigo que volver a la ultima decisión si no escogemos correctamente. Eso es saber aprovechar las capacidades de una máquina.

Los menús para escoger opción aprovechan el hardware al máximo

Bueno, piensa uno cuando empieza a jugar, no nos pongamos nerviosos. Quizás la historia sea interesante y mira, al menos pasare un buen rato. Craso error. La historia es una auténtica basura, sin pies ni cabeza, que encima no dura ni una hora, en caso de que escojamos todas las decisiones correctas. Quizás una de las pocas cosas positivas del título, de durar algo más, a uno le daría un ictus o simplemente optaría por tirarse balcón abajo antes de soportar semejante infierno.

John, el protagonista de esta somera bobada, es un fontanero, de ahí el título, Los fontaneros no usan corbata, que está siendo presionado por su madre para que tenga novia. Todo esto se nos presenta en una interesante, irónicamente hablando claro,  introducción de más de diez minutos, donde vemos a John hablando con su madre por teléfono y duchándose.  Recordemos, todo a base de trepidantes fotografías, las cuales pueden estar más de un minuto en pantalla. En esta misma introducción conoceremos a Jane, que le ocurre exactamente lo mismo, pero con su padre. En un montaje en paralelo, también veremos como esta se da una ducha. Este debe ser el otro punto positivo del juego, al menos muestra un desnudo masculino y uno femenino, para contentar a todas las audiencias.  Que tendréis rato para admirar esos apolíneos cuerpos, al menos se ha decir que tuvieron buen gusto y escogieron actores de buen ver, pues la escena de ambos duchándose y preparándose dura más de dos minutos.

¡Que no pare la fiesta! Erotismo en estado puro

Si después de esa muestra de erotismo salvaje uno decide continuar, empezara la historia en sí. Atentos, llevamos casi quince minutos de juego y ni una decisión, ni siquiera ha empezado el argumento. John y Jane, menudo derroche imaginación en los nombres, se conocerán en un parking y aquí es donde empezara una trepidante historia de amor, donde señoras y señores, podremos escoger como se saluda. ¡Albricias! Por fin algo a decidir. No  obstante, nos espera otro obstáculo antes, el narrador.

Este insoportable personajillo se presentara y durante más de dos minutos, nos explicara como jugar. Claro, porque para tomar una decisión apretando un simple botón se ha de tener un doctorado. Para más inri, no será la última vez que aparezca, durante toda la partida ira apareciendo para narrarnos como está yendo la situación, no sea nos perdamos con un argumento tan elaborado, interrumpiendo, el ya lento y pesado argumento.

Si después de esto aún no has tirado el mando por la ventana o has decidido cortarte las venas, te espera un argumento digno Hollywood, donde encontraras situaciones como Jane siendo acosada sexualmente, donde podrás decidir que se quede en ropa interior, una pelea entre John y el acosador y poco más la verdad, porque el argumento de esta obra magna, cabe en una servilleta de papel, sobrando sitio. Todo siendo amenizado, más bien interrumpido, por escenas idiotas donde el narrador hace de las suyas y humor idiota. Cuidado, que tiene varios finales, a cada cual más surrealista, en uno de ellos, John y el acosador acaban siendo pareja y en otro Jane confiesa que es virgen y se mete a monja.

Si el ser tecnológicamente una basura, tener un argumento horrible y ser más aburrido que mirar cómo crece la hierba no fueran suficientes pecados por los cuales Plumbers Don’t Wear Ties ser condenado a la hoguera, a todo esto hay que añadirle que encima las fotografías tienen una resolución horrorosas además de estar realizadas por un amateur, pues incluso algunas salen quemadas o demasiado oscuras. Claro que para disimular, los programadores fueron tan hábiles para meterle filtros horribles, a cada cual peor.

El narrador, el cual no para de hacer el imbécil durante toda la “partida”

Para rematar semejante ponzoña, encima los actores actúan pesimamente, mira que es difícil actuar mal en una fotografía, cuando solo sale tu voz. Todos, absolutamente todos están sobreactuados. Es lo que debe tener pagar con bocatas de chorizo, pues la única “famosa” es Jane, interpretada por Jeanne Basone, luchadora de wrestling, actriz, modelo y especialista. Quizás por este motivo, es ella la que protagoniza el único vídeo de todo el juego. Claro que la calidad de los actores está a la par de los creadores de Plumbers Don’t Wear Ties, el cual tiene incluso fallos de racord, donde podemos ver a Jane corriendo en ropa interior, para seguidamente estar vestida y de nuevo en ropa interior. Increíble, cuando estamos hablando de fotografías. Quizás el encargado de revisar  dicho material era ciego y de ahí la calidad del título.

Plumbers Don’t Wear Ties tiene el honor de ser el primer juego en recibir un cinco sobre cinco en nuestra escala de nivel putruñesco, siendo premiado con el premio Autentica Basura Infecta, que uno no recomendaría ni a su peor enemigo. Este título fue el único juego de United Pixtures, y con razón, pues estos caraduras quisieron engañar al público con un producto que era una estafa en toda regla. Suerte que su horrible portada engañaría a muy pocos. Es tan nefasto que incluso se ha convertido en juego de culto, vendiéndose en internet por 67.40 dólares, pero ese es el precio que le tendrían que pagar a uno para que se lo llevara a casa.

 

No comment yet

No ping yet

  1. elxuxo dijo:

    oh mamma mia……se lleva la palma, peor que Rise of the Robots nens!
    se carga el genero videojueguil y el porno que ya es dificil…..

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>