«

»

Abr
25

Retro-Curioso : Los clones de Mortal Kombat

En 1992, Ed Boon y John Tobias dieron un golpe sobre la mesa al presentar Mortal Kombat. Muchos juegos habían intentado quitarle el trono al todopoderoso Street Fighter 2, copiando estética y estilo, habiendo grandes juegos, pero pocos habían logrado coger su pedazo de pastel, si exceptuamos a SNK con su Fatal Fury y Art of Fighting, pero directamente era otra liga.

Boon y Tobias decidieron que la única manera competir era desmarcarse totalmente. Crear un juego diferente. Así que decidieron crear la versión macarra de Street Fighter 2, cogiendo los estereotipos de las películas de artes marciales que tanto les gustaban.

Gracias a esta sencilla estrategia, consiguieron que Mortal Kombat fuera un éxito. Un juego que técnicamente estaba por debajo de Street Fighter 2, al contrario que los títulos de SNK, pero ofrecía diversión y sobre todo, mucha sangre. Seamos realistas, si por algo llamo la atención Mortal Kombat, al menos en sus inicios, fue la extrema violencia y la posibilidad de eliminar a los rivales.

Varios estudios de desarrollo se dieron cuenta de esto y rápidamente empezaron a crear su juego, con más sangre y violencia. En pocos años, nos vimos inundados por clones de Mortal Kombat, con más o menos fortuna, pues muchas veces olvidaban que sobre todo, un juego debe ser divertido.

En este artículo haremos un recorrido por los clones más curiosos. Hacer un repaso completo sería imposible, pues se contabilizan más de una veintena. Solo comentar que existe en Wikipedia una categoría llamada Mortal Kombat clones. Que corra la sangre.

Way of the Warrior (Naughty Dog – 1994)

Naughty Dog, famosa empresa por crear Crash Bandicoot, The Last of Us o Uncharted, convirtiéndose en una de las empresas punteras de la actualidad, intento en su día quitarle el puesto a Mortal Kombat. Antes de llegar a la fama, se requiere algún fracaso.

3DO fue la plataforma escogida, por sus capacidades técnicas. La verdad es que Way of the Warrior era una copia de Mortal Kombat descarada, incluso usaba personajes digitalizados. Y por supuesto, no faltaban los fatalitys, con más sangre.

Aunque técnicamente era mejor que Mortal Kombat, la verdad es que los fondos no pegaban con los personajes, notándose en demasía que estaba superpuestos. A más que salir solo en 3DO, lo extravagante del plantel  y su pobre control, Naughty Dog se había empeñado más en mostrar sangre que en hacer un juego decente, hizo que Way of the Warrior tuviese una acogida tibia. Curiosamente, el siguiente juego que lanzarían fue Crash Bandicoot, alejándose de la violencia extrema.

 

Time Killers (Incredible Technologies-  1992)

Lanzado apenas un mes después que Mortal Kombat, quizás fruto de la casualidad o de que Incredible Technologies se enterara de la creación del juego Ed Boon y John Tobias y decidieran contraatacar los primeros, lanzando un juego donde se pudiera matar al rival. Aunque en este caso estaba justificado, pues usábamos armas blancas, siendo uno de los primeros juegos donde blandíamos tales armas.

Y al contrario que Samurai Shodown o similares, aquí las armas tenían filo. Podíamos cercenar miembros e incluso la cabeza, al estilo del antiguo Barbarian.  Lo curioso, es que en cada ronda, los personajes volvían a tener sus miembros y cabeza intactos.

La mayor diferencia con Mortal Kombat, quitando el combate con armas, es que en cualquier momento podíamos eliminar  nuestro rival. Ya fuera cortándole la cabeza directamente, o utilizando un súper movimiento que directamente cortaba brazos y cabeza, dando por finalizado el combate.

Aunque mutilar al adversario tenía su gracia, técnicamente el juego no era nada del otro mundo. Esto hizo que, sobre todo, la versión de Mega Drive, no fuera recibida demasiado bien.

 

 

Catfight (Phantom Card-  1996)

Phantom Card nos obsequió con esta ponzoña en 1996. Intentando desmarcarse del resto de clones de Mortal Kombat, no tuvieron mejor idea que lanzar al mercado un juego donde la gracia era ver a señoritas ligeras de ropa luchando entre sí. Sin faltar la sangre, claro está.

Cuando uno descubre que la distribuidora, Atlantean Interactive Games, es una subsidiaria de Vivid Entertainment, una de las principales productoras de cine porno de Estados Unidos, las piezas empiezan a encajar.

Dejando el supuesto erotismo que puede tener ver a dos mujeres, digitalizadas de manera horrorosa, dándose de tortas, el titulo no ofrece nada más. Es cierto que el plantel no está nada mal, diez personajes a escoger, pero es que se nota tanto que son actrices maquilladas y embutidas en un traje de baño, que dan ganas de arrancarse los ojos. Para más desfachatez, contrataron a la actriz marcial Katalin Zamiar, la cual había interpretado a Kitana, Mileena y Jade en Mortal Kombat II.

Con un control nefasto, unos gráficos horrorosos, este juego es claramente carne de Retro-Putruño, apareciendo tarde o temprano por dicha sección, donde lo despellejaremos como se merece.

 

 

Primal Rage (Atari Games –1994)

Atari no quería dejar pasar la moda de los juegos violentos, así que también lanzó al mercado su propio clon de Mortal Kombat. Aunque como el mercado empezaba a estar copado, decidió cambiar luchadores humanos por dinosaurios. Al estilo de las películas de la productora japonesa Toho.

Con la premisa argumental  de que nos encontramos en una tierra posapocalíptico, unos meteoritos han devastado la civilización humana, volviendo la humanidad a la edad de piedra,  siete temibles criaturas emergen de su profundo sueño.  Dichas criaturas lucharan por el poder, mientras los humanos los adoran como dioses. Realmente, el argumento es indiferente. Nos podrían decir que es una prehistoria fantástica y colaría. Lo importante de Primal Rage, es que como mínimo, era divertido.

Atari Games entendió el concepto de Mortal Kombat y creo un juego que no se tomaba enserio a sí mismo, teniendo algo de caspa e humor involuntario. Y mucha sangre. Con la excusa de que eran animales prehistóricos, podíamos hacer toda clase de barbaridades.  Incluso comernos a los humanos que nos adoraban y pululaban por el escenario, para recuperar vida. O incluso orinar encima del cadáver de nuestro enemigo.

Y visualmente, también daba el pego. Las versiones de consolas eran algo pobres, pero la de árcade lucia muy bien. Con animales creados por stop motion, a lo Ray Harryhausen, lucían muy bien en pantalla. El mismo Goro, de Mortal Kombat, había sido creado usando la misma técnica.

Mas, pese a que tenía ideas muy buenas, por ejemplo podíamos ver cómo íbamos conquistando los territorios, Primal Rage era un juego de corto recorrido, pues al ser dinosaurios, el plantel no era demasiado variado. Y tener dos simios gigantes, no ayudaba.

Aun así, estamos ante uno de los mejores clones de Mortal Kombat, que supo entender la esencia y tuvo su cierta fama. De hecho, se planeó sacar una segunda parte y cuando estaba a punto de lanzar al mercado, Atari decidió cancelarlo. En 2001 se encontró una placa del juego totalmente funcional y se pudieron ver conceptos muy interesantes, como que en esta segunda parte, los dioses escogerían a humanos para que lucharan contra los dinosaurios, convirtiéndolos en avatares gigantes.

Tal fue el culto que creo este juego, que incluso se lanzaron comics, merchandising en forma de figuras e incluso se han hecho referencias en series como El laboratorio de Dexter.

 

 

Ultra Vortek (Beyond Games– 1995)

Parece que las consolas más minoritarias eran las escogidas para tener clones de Mortal Kombat. Quizás debido a sus capacidades multimedia, superiores a las consolas del momento. Jaguar fue la escogida para Ultra Vortek, uno de esos clones que jugablemente eran decentes pero que no tenían el suficiente gancho para destacar.

Y esa fue la principal crítica que recibió el título. Se notaba en demasía que copiaba estética, aunque este sucediera en el futuro, jugabilidad y todo lo que rodeaba al original. Haciendo que se viera como una mera copia. Convirtiendo en un mero sucedáneo, que contentaba al fan pero poco le aportaba.

Lo más curioso de este título, aparte de ser más violento, es que existía un fatality con el cual convertíamos al enemigo en heces. Se conocía con el nombre de Poopality.

 

BloodStorm(Incredible Technologies-  1994)

Incredible Technologies volvió a intentarlo apenas un par de años más tarde, con un juego aún más violento que Time Killers. Esta vez sí, con la intención de quitarle el puesto a Mortal Kombat.

Cogiendo aspectos de su último título, esta vez teníamos un juego basado en un lejano futuro. Esto permitía que los luchadores fueran cyborgs, con las armas incorporadas en su propio cuerpo. De nuevo podíamos mutilar a los rivales e incluso robarles sus armas, implementándolas en nuestro cuerpo. Otra mejora era que ahora si podíamos arrancar todas las extremidades.

Pese a que era algo mejor a Time Killers y tuvo su cierto éxito, no le llego a hacer sombra al rey, por mucho que lo intentara. Tal era la actitud de Incredible Technologies, que incluso contrataron a Daniel Pesina, el actor que hacía de Johnny Cage, para que saliera disfrazado como este jugando a BloodStorm, dando a entender que era mejor que el juego distribuido por Midway.

El problema estaba en que Daniel Pesina no había pedido permiso para encarnar a Cage en la publicidad de BloodStorm, siendo despedido en cuanto se hizo pública. Por este motivo, el personaje no sale en Mortal Kombat III.

 

Survival Arts (Scarab – 1993)

Incluso Sammy se consideró la posibilidad de hacerse con el mercado,  distribuyendo este juego. Un título muy curioso, pues buscaba desmarcarse uniendo Mortal Kombat y Street Fighter II. Por un lado teníamos la estética y violencia del primero, por otro la jugabilidad del segundo. Otros añadidos fueron la posibilidad de recoger armas y matar al enemigo con ellas, como en Time Killers.

Es más si realizábamos un combo con el arma, que hiciera suficiente daño para quitar la energía del adversario, directamente se ejecutaba un fatality.  Esta considerado por muchos como el precursor de los Brutalities de Mortal Kombat 3.

Desgraciadamente, pese a que la idea era buena sobre el papel, el picar de aquí y allá, hizo que el juego no tuviera suficiente entidad para destacar. Quedando un poco en tierra de nadie.

 

The Kung-Fu Master Jackie Chan (Kaneko – 1995)

Kaneko, que ya probó suerte con Blood Warrior en 1993, una especie de mezcla entre Samurai Shodown y Mortal Kombat, saco al mercado este clon de Mortal Kombat con la particularidad de que Jackie Chan era el protagonista.

La desarrolladora no escatimo en sangre, aunque saliera el actor. Lo curioso es que el actor no era seleccionable. Hacía de jefe final, teniendo que enfrentarnos con él, un total de tres veces. Esto hizo que hubiera numerosas quejas, pues la gente buscaba llevar a Jackie Chan, no enfrentarse a él. Así que ese mismo año se lanzó al mercado Jackie Chan in Fists of Fire: Jackie Chan Densetsu, una revisión.

Aun así, el juego no tuvo demasiado éxito. La crítica remarco el hecho de estar basado demasiado en Jackie Chan y es que pasábamos de no poder controlarlo a tener disponible las tres versiones que hacían de enemigo final. Si, se había aumentado en plantel, pero a costa de poner al actor con tres ropas diferentes.

 

Double Dragon V: The Shadow Falls (Leland Interactive Media – 1994)

Si, queridos lectores, hasta la franquicia Double Dragon intento emular a Mortal Kombat. Los hermanos Billy y Jimmy Lee, tuvieron su propio juego de pelea con sangre y la posibilidad de matar al enemigo. Por supuesto, al ser Double Dragon, la cosa tampoco se fue de madre. El nivel de violencia era mucho menor, siendo las ejecuciones no demasiado sádicas.

La verdad es que el juego era bastante mediocre, con un plantel de luchadores bastante extraño, siendo lo único destacable la franquicia en la que se basaba y la posibilidad de realizar fatality.

 

Kasumi Ninja (Hand Made Software – 1994)

Jaguar puede presumir de haber tenido los peores juegos de lucha de la historia, siendo Kasumi Ninja uno de ellos. Y es que estamos ante uno de los peores clones de Mortal Kombat, que no entendió el concepto y se pensaba que con meter mucha sangre y personajes estrambóticos, estaba todo hecho.

Para empezar, Kasumi Ninja tiene ideas tan geniales como dejar escoger entre solo dos personajes la primera vez. Que para más inri, resulta que son dos hermanos gemelos. Solamente tendremos más personajes conforme los vayamos venciendo. Premio a la idea más brillante de la historia del videojuego. Por si fuera poco, el plantel está compuesto por personajes como un jefe de la tribu comanche, un guerrero godo y atención un guerrero escoces, que lanza bolas de fuego al levantar sus faldas.

Ante tal cumulo de despropósitos, a los que hay que unirle gráficos horrorosos, control nefasto e inteligencia artificial nula, no es extraño que el juego fuera vara paleado por crítica y público, considerándolo uno de los peores juegos de la historia.

 

Timeslaughter (Software Bloodlust – 1996)

Incluso los fans de Mortal Kombat soñaban con crear su propia versión. Es lo que hizo Software Bloodlust, un estudio formado por apenas dos personas,  Ethan Petty e Icer Addis, que buscaban reírse de los escándalos que se formaban alrededor de los juegos violentos, lanzando al mercado videojuegos más violentos aun.

Timeslaughter es sin duda su obra cumbre y quizás la más famosa, donde se notaba que buscaban llevar al extremo el concepto de Mortal Kombat, con mucha sangre y violencia. Para empezar el argumento del juego es muy macabro, contando con seres interdimensionales que mutilan a un científico que está investigando sobre portales. Por supuesto, veremos la mutilación. Todo acabara en un torneo donde participaran desde  un caníbale, un demente, una prostituta, un luchador que sufre del Síndrome de Tourette o Buddy, un personaje que sufre retraso mental debido a que se ha pasado numerosas horas jugando a Timeslaughter. Por supuesto, con una premisa como esta, las ejecuciones son extremas.

Afortunadamente, al ser un trabajo amateur, el nivel grafico no es demasiado bueno, no siendo demasiado impactantes la sangre y las vísceras. En realidad, este juego no merece más atención que la der creador por dos personas y su nivel amateur, en una época que no era lo normal.

Son más destacables otras obras de Software Bloodlust  en el campo de los emuladores como son NESticle, Callus o Genecyst.

 

Xenophage: Alien Bloodsport  (Argo Games – 1995)

Argo Games, en un intento de hacer algo diferente al resto, no se le ocurrió mejor idea que realizar un juego de lucha entre extraterrestres. Una idea no del todo mala, si no fuera por dos cosas, primero lanzar un juego así en PC, no es que fuera la mejor plataforma para el género, y por el diseño de los extraterrestres.

Buscando que los alienígenas fueran algo totalmente diferentes al ser humano, se diseñaron una serie de criaturas, que si bien tenían un aspecto de otro planeta, no eran las más óptimas para un juego de esta índole. Para los jugadores más tradicionales, se optó por meter a un leñador y una secretaria como representantes humanos. Se ve que los organizadores del torneo desconocían a los artistas marciales. A todo el conjunto se le añadió la correspondiente hemoglobina y muerte. Dando como resultado un producto, bastante malo.

 

Tattoo Assassins (Data East Pinball – 1994)

Y como no podía ser de otra manera, no podíamos acabar este sangriento viaje, sin olvidarnos del autoproclamado como MK-killer, asegurando sus creadores que este era el juego definitivo. Y es que atención, tenía 2196 ejecuciones. O eso presumía, pues muchas eran realmente variaciones de la misma.

Lógicamente al haber un número tan absurdo de ejecuciones, estas eran igual de absurdas. Algunas eran cosas como aplastar al enemigo con un DeLorean, desnudar al oponente, convertirlo en cosas como un cactus o una ardilla, sepultarlo en diarrea o que cualquier cosa apareciera del pecho de los protagonistas y lo matara. Y es que la trama era una locura, donde los luchadores poseían tatuajes mágicos que podían hacer aparecer lo que ellos quisieran y ejecutar así cualquier movimiento.

Al centrarse solo en las ejecuciones, el resultado era nefasto. Los gráficos horrorosos, pese a ser renderizados, el control una basura, a más de ser un completo plagio de Mortal Kombat en muchos aspectos.  La gente que llego a probar el titulo decía que era nefasto, haciendo que nunca saliera a la luz. De las dos docenas de recreativas que se crearon para mostrar el juego, solo quedaron dos. El resto fueron destruidas.  Gracias a que The Professional and Amateur Pinball Association preservo la ROM, es posible jugar al título hoy en día.

Lo más curioso de todo es que Bob Gale, guionista de Regreso al futuro fue el encargado de crear el delirante guion. Y que Daniel Pesina, junto a su hermano Carlos, trabajaron en secreto en el título, encargándose de la captura de movimientos, en parte en represalia por haber sido despedido tras la publicidad para BloodStorm

No comment yet

No ping yet

  1. Rafi dijo:

    El problema estaba en que Daniel Pesina no había pedido permiso para encarnar a Cage en la publicidad de BloodStorm, siendo despedido en cuanto se hizo pública. Por este motivo, el personaje no sale en Mortal Kombat III.

    Siento deciros que esto es incorrecto , el podcast fase bonus le hizo una entrevista muy interesante a pesina donde aclara todo esto!!
    escuchadla por que es cojonuda!1
    saludos1

  1. Los recomendados de Otakufreaks (30) « Evolution Games dijo:

    […] Game Museum: Retro-Curioso : Los clones de Mortal Kombat […]

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>