«

»

Dic
27

Retro Hardware : PlayStation

Si hablamos de Playstation, hemos hablar primero de Nintendo. Y es que es vox populi que la máquina de Sony, fue en principio un proyecto conjunto entre las dos compañías que no llego a buen puerto.

Este proyecto empezó nada más y nada menos que en 1986, ocho años antes de que saliera la consola al mercado. Nintendo, que en aquel momento estaba experimentando con los diskettes con a su dispositivo Family Computer Disk System para Famicon, decidió que el vender periféricos que pudiese aportar a sus consolas un almacenaje extra era una idea interesante, así que se plantearon que el próximo paso sería el CD-ROM. Así que tras hacer prospección de mercado, decidieron que la mejor opción para desarrollar un periférico así era Sony, firmando en 1988 un acuerdo entre ambas compañías.

Este acuerdo surgió en parte gracias a Ken Kutaragi, que en aquella época era un ingeniero informático de Sony. Kutaragi fue el ingeniero que desarrollo el procesador Sony SPC-700, el cual era el que llevaría Super Nintendo. Un proyecto que casi le costó el trabajo a Ken Kutaragi, pues lo hizo a espaldas de sus superiores, cuando Nintendo propuso a Sony crear un procesador de sonido para su futura consola. Afortunadamente el trabajo realizado por Kutaragi agrado tanto a Sony y a Nintendo, que decidieron perdonarle la falta, e incluso hizo decantarse a Nintendo hacia qué empresa debía fabricar un lector de CD-ROM para Super Nintendo. Quien mejor que el equipo de Ken Kutaragi, que había demostrado hacer un buen trabajo y conocía la consola.

Procesador Sony SPC-700

Sony empezó a trabajar en el nuevo periférico, que tenía nombres en clave como Play Station o  SNES-CD. La idea era tener listo un prototipo para la feria Consumer Electronics Show de 1991. Sin embargo,  Hiroshi Yamauchi, presidente de Nintendo al leer el contrato entre ambas empresas, se dio cuenta que su empresa cedía todos los derechos de los juegos que se publicaran en CD-ROM a Sony, cosa que creía inaceptable. Así que dio órdenes de romper tratos con Sony de manera inmediata y buscar otro fabricante, que ofreciera mejores condiciones. Todo ello en secreto, pues Sony no sabía nada del asunto.

El día que Sony tenía que presentar el prototipo en la Consumer Electronics Show, Nintendo anuncio en la misma feria, que dejaba de trabajar con Sony y que ahora pasaría a hacerlo con Philips. Los directivos de Sony se enteraron en aquel momento de que el contrato había sido anulado por Nintendo, lo que causa agravios entre las dos empresas.

Aun así, Sony no se dio por vencida. Si Nintendo había decidido romper lazos con ellos, irían a la competencia, Sega. Después de ofrecerles el proyecto, Tom Kalinske, presidente de Sega América le agrado la idea y la propuso a la central en Japón.  Desgraciadamente, la pelea interna que existía entre Sega América y Sega Japón, hizo que se vetara el proyecto, alegando que no interesaba algo así. Cuando la realidad es que Sega Japón vetaba casi cualquier idea que viniera desde occidente.

Uno de los bocetos de la SNES-CD

En ese momento Sony estuvo a punto de tirar la toalla y dejar morir el proyecto, cuando Ken Kutaragi, gran aficionado a los videojuegos, propuso que Sony sacara su consola al mercado, en base de lo que tenían hecho hasta el momento. Los directivos de la empresa no estaban muy de acuerdo con la idea, pues no contaban con ninguna sección propia de videojuegos en aquel momento y apenas tenía experiencia, más allá del MSX, que lejos quedaba en la memoria. Aun así Kutaragi insistió y sus jefes cedieron, derivando el proyecto a derivó el proyecto a Sony Music para no responsabilizarse de las impredecibles consecuencias de la apuesta. Por supuesto, Ken Kutaragi sería el líder de este proyecto.

Kutaragi tenía claro dos cosas, primero que la consola debía ser potente y segundo que tenía que tener buenos títulos en su catálogo. Sobre el primer punto había incertidumbre sobre si la consola debería centrarse principalmente en gráficos 2D o gráficos poligonales en 3D. Después de presenciar el éxito de Virtua Fighter en las máquinas recreativas japonesas, se tuvo claro que los polígonos eran el camino. En cuanto a los juegos, se empezó a comprar algunos estudios como Psygnosis y firmar acuerdos de exclusividad con editores como Namco. Sony estaba dispuesta a poner toda la carne en el asador.

Nintendo, al enterarse de que Sony estaba fabricando una consola en base al proyecto que les había encargado, demando a la empresa por incumplimiento de contrato y alegando que el nombre Play Station era de su propiedad. Algo irónico, pues habían sido ellos los primeros que habían roto el mismo unilateralmente. Finalmente, la corte federal de Estados Unidos denegó la demanda. Y en 1992, ambas empresas llegaron a un acuerdo amistoso. Sony bautizo la consola como PlayStation y quitaría la ranura de cartuchos para juegos de Super Nintendo, como era la idea original y Nintendo seguiría comprando procesadores SPC-700 a Sony. De esta manera tenemos la consola tal como la conocemos, con lector CD y capacidad para gráficos 3D.  Como curiosidad, remarcar que Sony estuvo optando por PSX como posible nombre de la consola. De ahí que también se le conozca por ese sobrenombre.

Finalmente, Sony tuvo preparada la maquina el 3 de diciembre de 1994, día que salió al mercado en Japón. La consola fue un éxito inmediato, vendiendo más de 2 millones de unidades en sus primeros seis meses en el mercado. Ye so que el público era algo receloso, pues hacia menos de diez años del MSX, estándar con el cual colaboro Sony, pero eso parecía una eternidad en la mente de los jugadores.  Este éxito llevo a que la consola saliera el mercado en América del Norte el 9 de septiembre de 1995, en Europa el 29 de septiembre de 1995, y Oceanía el 15 de noviembre de 1995. Siendo de nuevo un éxito en todos los mercados.

Y es que parte del éxito, aparte de una tecnología excelente a un precio competitivo, fueron las políticas de Sony, apostando por las third party. Mientras Nintendo apostaba por el cartucho, con costes de producción más caros y menos memoria y Sega con una consola difícil de programar como era Sega Saturn, Sony ofrecía toda clase de facilidades a las desarrolladoras, dando soporte, ayuda y lenguajes de programación sencillos de utilizar, cosa que hacía que los programadores crearan mejores títulos con menor esfuerzo, sobre todo económico. Esto hizo que la consola tuviera un excelente mercado de salida.

El resto de la historia es de sobras conocida, PlayStation llego a vender 102 490 000 de unidades vendidas, convirtiéndose en una de las consolas más vendidas, pero siendo superada por PlayStation 2, pues atraía tanto a público infantil como adulto. De hecho, su fabricación duro hasta el año 2000, siendo remplazada por PS One, un modelo más pequeño, al cual se le podía poner una pantalla y tener una consola con la que poder jugar sin necesidad de televisión. Este modelo vendió 28.15 millones y fue fabricada hasta 2006.

Sin lugar a dudas, la irrupción de Sony en el mercado, cambio el paradigma del videojuego para siempre. Quitándole el puesto a los dos grandes que eran Nintendo y Sega, reinas del mercado.  Esta tercera opción rompió de pleno con el binomio, alzándose como absoluta ganadora.

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>