«

»

Dic
04

Sid Meier’s Pirates!

Sid_Meier's_Pirates!_(1987)_CoverartTítulo: Sid Meier’s Pirates!
Año: 1987
Desarrolladora: MicroProse
Plataforma: Commodore 64, Amstrad CPC, Atari ST, Apple II, Nintendo.
Género: Estrategia, Aventura

Los piratas eran bandidos, asesinos, rufianes que se dedicaban exclusivamente a robar mercancías de otros barcos.  Para ello no dudaban en saquear, matar e hundir barcos rivales.

Es cierto que algunos piratas han pasado a la historia como héroes nacionales, pero es debido a que eran corsarios. Piratas con licencia que se atacaban a países enemigos y después repartían el botín con el país que eran aliados.

En definitiva no eran más que los ladrones y asesinos del mar. No obstante, en el siglo XIX se empezó a ver al pirata como una figura a la que admirar. Un héroe que luchaba por la libertad, un símbolo de la grandiosidad del mar, un sinónimo de aventuras.

Esa imagen del pirata más romántica es la que ha llegado a nuestros días. Solo hay que ver sagas como “Piratas del Caribe”, donde hay piratas heroicos y piratas malvados. En el cine se ha explotado mucho esa vertiente más idealista, pero en los videojuegos no.

En nuestro mundillo el pirata suele ser o un enemigo o es recreado de manera histórica. Casi nunca se nos muestra una imagen como la de Errol Flynn en “El capitán Blood”. Y es algo que quedaría muy bien, como nos demostró el gran Sid Meier hace unos cuantos años.

Sid Meier’s Pirates! seria el primer gran hit de este diseñador, a partir de entonces la palabra Sid Meier’s en un videojuego seria sinónimo de calidad, sobre todo si estamos buscando un buen titulo de estrategia. Y es que no es para menos, Sid consiguió unir las dos imágenes del pirata, la romántica y la real, en un solo juego y lo hizo de manera excepcional. Este juego rompió moldes en su día y gran parte de simuladores actuales beben de él.

Piratas

El mar nos espera, nuestro destino nos aguarda

La gran premisa de este título es la libertad. Al igual que el pirata del romanticismo, tenemos total libertad para hacer lo que nos venga en gana. Sin ninguna restricción, sin ninguna norma a excepto las de la propia vida. ¿Queremos ser el pirata más temido de los siete mares? Podemos serlo. ¿Nos apetece mas ser un corsario al servicio de la corona española? Sin problemas ¿O simplemente queremos vivir mil y una aventuras buscando tesoros escondidos? Como usted guste .

Sid Meier nos propone vivir una vida como piratas y nosotros decidimos hacer con ella. Por ello nuestro trasfondo es tan sencillo, somos un pobre diablo en busca de aventuras que se enrola en un barco en un intento de hacer las Américas. Por este motivo podemos escoger periodo histórico y habilidad principal, la aventura estará diseñada a nuestro gusto. El capitán de dicho barco resultara ser un déspota que trata fatal a su tripulación. Hartos de esta situación, organizaremos un motín y platearemos cara al capitán. Así empezara cada partida con un combate a espada contra el capitán.

Si conseguimos ganarle, tendremos que ir al poblado más cercano y empezar a decidir qué haremos con nuestra vida. Podremos hacernos corsarios,  labrarnos una carrera como gobernador o simplemente saquear todo barco que veamos. La única limitación será el tiempo, conforme vaya pasando este, iremos envejeciendo hasta un punto donde moriremos o nos obligaran a jubilarnos. Algo bastante lógico, seria algo patético ver “luchar” a un pirata de 80 años.

Realmente el juego se divide en un mapa de navegación y tres minijuegos. Gran parte de la aventura nos la pasaremos navegando por los mares del Caribe, ya sea buscando aventuras, dirigiéndonos a un puerto o simplemente pillar nuestra próxima víctima desprevenida.

Piratas2

Podremos ser el pirata más temido de los siete mares

Ciñéndose a la base realista que tiene el juego, no podremos estar navegando todo lo que nos venga en gana, los días pasan, la moral de nuestros hombres decaen y las provisiones escasean. Si estamos demasiados días en alta mar solamente navegando, nuestra titulación se amotinara y se hará con nuestro barco. Además de que hemos de contar con el viento, este nos hará ir más rápidos o más lentos.

Esto hace que tengamos que parar en algún puerto de vez en cuando y aquí es donde encontramos el grueso estratégico del juego. En los puertos podremos conversar con el gobernador del lugar, reclutar más hombres para la tripulación, conseguir información en las tabernas, vender o comprar provisiones y arreglar nuestro barco.

Los puertos son el punto neurálgico del juego, en ellos es donde podemos hacer todas las acciones importantes. Conversar con el gobernador nos servirá para conseguir la patente de corso o ir escalando posiciones sociales si hacemos las misiones que nos encomienda. En la taberna podremos reclutar más hombres, necesarios para los ataques y para que el barco vaya más rápido. Hablar con los mesoneros, nos permitirá conocer que se cuece entre los grandes piratas, donde están escondidos algunos tesoros.

Y finalmente, comprar y vender nos permitirá tener provisiones u oro. Nuestros hombres son leales, pero no trabajan por amor al arte, como no haya oro o provisiones de valor, nos vamos al agua. Como el juego es libre, podemos pasar completamente de hacer las misiones del gobernador o de las de la taberna, pero en ninguna circunstancia nos conviene enfadar a los bravos piratas que forman nuestra tripulación.

Todo este sistema de gestión se hace a través de unos sencillos pero cómodos menús. Una vez les hayamos cogido el tranquillo, navegaremos en ellos de la manera más cómoda y rápida.

Piratas3

¡Que se preparen nuestros enemigos, tenemos el velero mas veloz!

Hemos visto que podemos comprar y vender provisiones ¿Pero de donde las sacamos? Pues muy fácil, como piratas que somos, de saquear barcos enemigos. Aquí es donde tendremos que hacer la gran decisión ¿Seremos un corsario que solo atacara barcos enemigos de la patria?¿Seremos un caza piratas?¿O saquearemos a diestro y siniestro, sin contemplaciones?

Esta decisión es vital, pues el mundo del juego está vivo. Según ataquemos unos a otros, nos ganaremos unos enemigos u otros. Nuevamente, en todo un ejercicio de libertad podemos ir contra todos o ser corsario de varios países a la vez, pero será una tarea titánica. Que el mundo esté vivo nos obliga a ir con cuidado, sobre todo si somos corsarios, pues las alianzas y enemistades entre países irán cambiando.

Una vez decidamos quien serán nuestras victimas, nos tocara navegar hasta encontrar y atacarlas. Al acercarnos nos encontraremos el segundo minijuego. Una sencilla pero divertida batalla naval, donde tendremos que ir girando nuestro barco y disparando sin parar. Si logramos abatirlo, nos haremos con el barco rival y sus provisiones.

Aunque si lo nuestro es la acción directa o el enemigo se resiste, podremos batirnos en un duelo. Al igual que las películas más clásicas del genero, veremos a los dos capitanes de lado practicando la esgrima. En este minijuego tendremos que ser hábiles y rápidos, pues nuestros enemigos no se quedaran a la zaga.

Aquí también cuentan nuestros hombres, pues mientras no batimos en duelo, ellos van batallando con la tripulación rival. Conforme vayamos ganando el duelo mejorara su moral, pero si son superados en número, estaremos obligados a rendirnos. De todas maneras, si somos muy hábiles y acabamos el duelo antes de que se acaben nuestros hombres, habremos ganado. Y viceversa, si el rival se queda sin, el perderá.

Piratas4

Los cómodos menús son muy sencillos de utilizar

La gracia de Sid Meier’s Pirates! está en que con esa pantalla de navegación y esos tres minijuegos, nos ofrece horas de diversión. El juego es entretenido a más no poder, de aquellos en que su simpleza radica su grandeza. Nos será extraño encontrarnos echando unas horas más con tal de alcanzar un puesto mejor, encontrar un tesoro o acabar con un enemigo.

Además hemos de contar que este juego es de 1987, es todo un prodigio para su época. Fue desarrollado para un Commodore 64. En aquella época y con ese hardware Sid Meier nos ofreció un mundo vivo y lleno de posibilidades.Quizás es cierto que no es lo mejor que podía ofrecer la maquina técnicamente y que los gráficos son algo simples, pero el aspecto jugable es inmaculado, con pocos defectos y muy pulido. No es de extrañar que a día de hoy sea considerado un genio de los juegos de estrategia, este juego uno de los pilares de la simulación y uno de los mejores juegos de Commodore 64. En su época fue todo un éxito y tuvo conversión para Amstrad CPCAtari STApple II e incluso Nintendo.

Pocos años más tarde, en 1993, el mismo Sid nos ofrecería una versión remozada de su juego llamada Pirates! Gold. Era casi el mismo juego, pero con mejores gráficos y con aquellas pequeñas cosas que la tecnología no le había permitido hacer. Quizás esta la versión más famosa del título, que salió para PC, MacMega Drive. Un año más tarde se lanzaría una versión en CD para Amiga CD32

Piratas5

La versión GOLD mejoraba mucho los gráficos

Y nuevamente en 2004 tendríamos otro remake del título, esta vez adaptada a los nuevos tiempos. Nuevamente el juego era el mismo, pero con algún minijuego mas y una aventura principal. Un titulo que quizás no llega a la altura del original pero que no desmerece para nada.

En definitiva, estamos ante un gran juego de simulación que os permitirá ser el pirata más temido de los siete mares, escojáis la versión que sea, ya sea el original, la Gold o el actual remake no os defraudara. Podréis ser un villano, un héroe de novela o simplemente un corsario que piensa en el oro, vosotros decidís.

Imagen de previsualización de YouTube

 

No comment yet

No ping yet

  1. molsupo dijo:

    Genial entrada Sikus, y gran homenaje a un juego bastante infravalorado y no demasiado conocido.

    Estoy completamente de acuerdo con todo lo que has explicado, el juego está vivo, ofrece un monton de opciones y tus acciones tienen consecuencia en todo el “mundo abierto” del juego (vale, en realidad es sólo el Caribe), y además dependiendo de la época que elijas jugar antes de empezar, cambian los puertos, las fuerzas de cada país, las alianzas y guerras…en fin, que para mí todas las partidas son distintas!

    Y ahora voy con un batallita, pero es que este juego lo tuve de pequeño y durante un tiempo fue la joya de mi colección de commodore 64.

    Venía en una gran caja de cartón de color púrpura, y además de la cinta de cassette, dentro tenía un manual de instrucciones completísimo -en castellano- con un montón de información histórica, y hasta incluía un completo mapa desplegable del Caribe con las principales poblaciones y puertos de los siglos XVI hasta casi XVIII…así que estaba enamorado del juego.

    A la hora de la verdad, era demasiado pequeño para un juego así (aunque hoy lo veo súper sencillo, y menos mal porque normalmente soy alérgico a los juegos de estrategia), además tenía muchos textos en inglés (y con 9 o 10 años no entendía nada) y para colmo, fue uno de los primeros juegos que no cargaba bien en mi datacassette y apenas pude jugar 4 o 5 partidas…pero aún así lo adoraba, me leía ese manual una y otra vez imaginándome cómo serían las aventuras de ese juego (a diferencia del juego o la caja, aún conservo ese librito) y aún lo ojeo de vez en cuando para recordar las expediciones de Francis Drake, L’Ollonais…los asaltos al tren de la plata y a la flota del tesoro,…

    Muchos años más tarde me reencontré con el juego vía emulador en la extraordinaria versión de megadrive (si en su día hubiese conocido que existía, me habría vuelto loco por comprarla) y aún hoy lo disfrutó en toda su profundidad, a veces juego sólo a comerciar, a veces a ser fiel a una nación y atacar sólo a barcos de paises en guerra y sus puertos, a veces a ser un pirata sin aliados y saqueándolo todo, a veces a cumplir las misiones de asalto y buscar tesoros o familiares, ascender en política y casarme con la hija-cañón de algún gobernador (no sé si eso estaba en c64, pero en megadrive hay tres tipos de hijas, el pivonazo, la guapa pero recatada y el callo malayo, y es divertidísimo ver como podemos ligarnos fácilmente a la fea pero hay que ser un tío distinguido para acceder a las mejores)…un disfrute vamos!

    Cuando salió la última versión también en Wii (aunque con muchos años de diferencia respecto al de Xbox o PC), la compré y es tremendamente fiel al original, me parece un juegazo muy infravalorado dentro del catálogo de la consola.

    Eso sí, sin entrar en política, siempre me dio un poco de rabia que, al elegir la nacionalidad, franceses, ingleses u holandeses fuesen “piratas” y los españoles “renegados” y traidores (salvo en la última época, que por fin pueden ejercer de “guardacostas”)…en realidad es una tontería y casa muy bien con el contexto histórico y la diversión del juego (en muchas épocas casi todos los puertos son españoles salvo algún pequeño enclave pirata, por lo que si no atacabas barcos y puertos españoles, poca diversión quedaba), pero creo que don Sid Meier no nos tenía muy bien vistos (que tampoco incluyese a Castilla o al Imperio Español en el Civilization llama la atención…

    Supongo que la Leyenda Negra que arrastramos sobre todo entre paises anglosajones algo tiene que ver (igual que la visión romántica del pirata bueno luchando contra el español pérfido y tonto)

    Perdón por el tocho comentario, pero ha sido leer que tenías una entrada del Pirates! y no he podido resistirme XD

    Un saludo!!!!!

    1. Sikus dijo:

      Muchas gracias. De tocho nada, vaya pedazo comentario te has marcado! Se nota que el juego te marco en la infancia, para mi eso es lo mas bonito de este hobby, compartir experiencias.

      Yo mi primer encuentro fue con el Pirates! Gold de PC. Me pase horas y horas jugando, haciendo lo que me viniera en gana. Claro que al ser niño y hacer el cabra poco duraba.

      Muchos años después me reencontré con este juego gracias al remake y finalmente para el articulo, jugué a la versión primigenia.

      Después de probar las tres versiones, he decir que los remakes son muy respetuosos, siendo el mismo juego adaptado a tiempos modernos. Casi cambia mas lo gráficos que otra cosa.

      En cuanto el juego es sencillo no te pienses, a primera vista si, pero tiene chicha. Para mi esa es una de sus virtudes, un control sencillo pero que en el fondo tiene miga.

      Lo de la Leyenda Negra tienes razón, aunque en la moderna eso lo han suavizado. Supongo que la rivalidad España-Inglaterra de la epoca todavía dura…

  2. Lord Damian dijo:

    Yo jugué Pirates Gold y el remake Pirates 3D y puedo decir que es un juego del que realmente no me he aburrido nunca de jugarlo una y otra vez.

    Es de los pocos juegos que no tienen un objetivo fijo, es el jugador quien debe plantearselo y el mismo lo va ayudando, o empujando a decidirse… Como en la vida misma.

    Ahora, la remake es excelente pero ya no muestra las características sucias del pirata ni la ambientación es tan envolvente. En este, los piratas son mas al estilo Piratas del Caribe, sumando que Pirates Gold tenía esas ilustraciones a modo de pinturas que le daban una ambientación impresionante.

    Por cierto, muy buena la review.

    1. Sikus dijo:

      Muchas gracias! Sid Meier’s Pirates! es un juego del que nunca te cansas, puedes estar horas y horas. Es de aquellos que dices una mas y paro y para cuando te das cuenta han pasado horas.

      Tienes razón lo del remake, lo han hecho mas al estilo Piratas del Caribe. Supongo que para adaptarlos a tiempos mas modernos, yo también prefiero la ambientación mas clásica.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>