«

»

May
09

Speedball 2: Brutal Deluxe

Título : Speedball 2: Brutal Deluxe
Año : 1990
Desarrolladora : The Bitmap Brothers
Plataforma : Acorn Archimedes, Atari ST, Amiga, Amiga CD32, Commodore 64, PC, Master System, Game Boy, Game Boy Advance, Mega Drive
Género : Deporte/ Acción

En un futuro distopico, el pueblo se evade de la realidad gracia al deporte extremo SpeedBall. Este brutal entrenamiento es el deporte favorito de las masas, sin importar que los practicantes de este juego puedan acabar muertos. La victoria de tu equipo está por encima de todo.

Poco a poco la brutalidad de este deporte va a más, siendo las muertes, lesiones e incluso sobornos algo normal y aceptado.  Las fuerzas del orden no tienen más remedio que censurar el SpeedBall, ante la oleada de violencia que provocan. Aun así, el público quiere su dosis de sangre, pasando dicho deporte a la clandestinidad, obteniendo aún más fama y volviéndose incluso más violento.

Cinco años después de su prohibición, el gobierno no tiene más remedio que volverlo a legitimar. El éxito de este deporte entre los ciudadanos hace que sea inviable prohibirlo, ante el peligro de revueltas, decide que lo mejor es crear una nueva liga. El equipo Brutal Deluxe intentara proclamarse con la victoria.

Lleva el Brutal Deluxe a la victoria (Amiga 500)

Esta era el planteamiento que nos proponía Speedball 2: Brutal Deluxe, secuela del exitoso Speedball, un curioso deporte cyberpunk que unía elementos del rugby, balonmano y hockey sobre hielo, con violencia. Mucha violencia. Pues al contrario que otros deportes, aquí si es válido pegarle un buen puñetazo al rival para robarle la bola. Incluso es legítimo romperle la mandíbula al portero.

Las reglas del Speedball son sencillas, estando ahí la diversión.  Dos equipos de nueve jugadores, en la primera parte eran cinco, deben meter la pelota en la portería rival. Cada gol dará diez puntos. El método para meter gol también es bastante sencillo, solamente se ha de coger la bola metálica con la mano y correr hacia la portería rival, ni tan solo es necesaria hacerla rebotar contra el suelo, como en el balonmano. Una vez delante de la portería, se lanza el balón, intentando meter gol.

Como robar la pelota al rival sería bastante difícil, si este siempre la tiene agarrada en la mano, aquí es donde entra en juego la brutalidad y espectacularidad del Speedball.  Al contrario que los otros deportes, el reglamento permite golpear al rival, ya sea con patadas, puñetazos o placajes. Tenga este la bola en su poder o no. Es más, si conseguimos enviar un rival al hospital, se nos obsequiara con diez puntos. Cuanto más violentos seamos, más nos ganaremos el apoyo del público. Al fin al cabo han venido ver sangre, no importando tanto los goles.

Que el rival sepa que somos los mas duros de la liga (Atari ST)

Para dotar al deporte de un poco más de variedad, en el campo nos encontraremos varios multiplicadores de puntos ubicados en las paredes del campo. Si los golpeamos con la bola, conseguiremos algunos puntos extras, pero con el peligro que en el rebote, nos puedan robar la pelota. Además, también tendremos power-up, que nos darán más fuerza, resistencia o velocidad durante algunos instantes. Y algunas monedas, que al contrario que en Speedball, solo nos servirán para mejorar a nuestros jugadores, no podremos sobornar al árbitro.

Explicado, Speedball 2: Brutal Deluxe puede parecer algo complicado, pero una vez puesto a los mandos, la verdad es que se coge el truco rápido y echando un par de partidas estaremos listos para competir en la liga. Eso sí, la maquina no tendrá piedad, este es un deporte extremo y si se tiene que romper cráneos, se rompen.

Para no aburrir al jugador, cosa difícil con este título, tenemos hasta cinco modos de juego. Cuatro para un solo jugador y uno para dos. En modo de un jugador tenemos Knockout, Copa, Liga y práctica. Todos los modos de juegos son similares, cuentan casi con las mismas opciones de gestión, lo único que varía es su mecánica. El modo Copa y Liga sería similar a cualquier otro deporte, funcionando igual, el primero por eliminatorias el segundo por puntos. Knockout es el modo más difícil, pues supone vencer a todos los equipos rivales. Práctica seria el amistoso de toda la vida, un partido cuyo resultado no influye.

La versión de Commodore 64 conserva toda la esencia

De los tres modos principales, Knockout, Copa, Liga, este último es el que ofrece más opciones, pues podremos fichar a nuevos jugadores durante la temporada y tendremos que hacer subir nuestro equipo de segunda a primera división, si queremos hacernos los campeones de liga. También podemos ir mejorando a nuestros jugadores, pero eso es algo que podemos hacer en cualquier de los tres modos, usando las monedas que recojamos en cada partido y las que ganamos por victoria. Eso sí, solo podremos escoger el Brutal Deluxe como equipo.

Aunque a un jugador, Speedball 2 es muy divertido, como cualquier otro juego de deporte, a dos jugadores es cuando llegar a su esplendor. Gracias a su control, sus sencillas reglas y a que los partidos apenas duran tres minutos, las partidas son muy rápidas, pudiendo echar varias en una sola tarde. Si el nivel de ambos jugadores, es parejo, la emoción está asegurada. Hasta el último segundo, se puede decidir el ganador. El marcador ira aumentando puntos en un lado y otro sin parar. Incluso es recomendable realizar torneos, que gracias a la brevedad de las partidas, es posible hacerlo. A más, de que es un juego espectacular de ver.

Y no porque sus gráficos serán preciosos, sino porque The Bitmap Brothers sabían que sobre todo este juego necesitaba ritmo. Y si es que el primer Speedball era rápido, este lo supera en todos los sentidos. Más jugadores por equipo, sprites más grandes, canchas más amplias y sobre todo, mucho más rapidez. Los jugadores se mueven de una punta a otra con una fluidez increíble. Como buena secuela, daba más y mejor, sin traicionar el espíritu. Algo que se respetó en todas las versiones, aunque sin lugar a dudas destacan por encima de las otras, las de ordenadores.

La mejor versión de consolas, sin lugar a dudas, es la de Mega Drive

En Atari ST, la versión primigenia, y en Amiga 500, la versión más famosa y con la mejor musica, simplemente es espectacular. Con apenas tiempos de carga, algo notable siendo ordenadores, la velocidad con la que se mueven los jugadores, sus animaciones y colorido es brutal. Aunque por un extraño motivo, para la versión de Amiga CD32, se optó por unos colores más chillones. Por otra parte, las de consolas y ordenadores de 8 bits, como Commodore 64, pese a no poder mostrar los mismos gráficos, la verdad es que sin muy meritorias, conservando el espíritu y velocidad de las versiones mayores. Mega Drive, por su parte, al contar con el mismo procesador que Amiga 500, el Motorola 68000, tuvo una conversión bastante buena, con una paleta un poco inferior y con un apartado sonoro más pobre, pero por otra parte, sin tiempos de carga.

Speedball 2: Brutal Deluxe, fue, y sigue siendo, de ahí que existan numerosos remakes, todo un clásico en su época. Uno de esos juegos donde prima la diversión ante cualquier otro aspecto, sin dejar por ello de lado, el apartado técnico. Si tienes un Atari ST o un Amiga 500, es uno de esos juegos obligatorios en tu ludoteca.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>