«

»

Nov
11

Whizz

Titulo : Whizz
Año : 1994
Desarrolladora : Flair Software
Plataforma :  Amiga, Amiga CD32, PC, Super Nintendo, PlayStation, Saturn
Género : Plataformas

Con el avance de la tecnología, hay géneros que han ido mutando o desapareciendo casi por completo, quedando pequeños reductos. Por ejemplo tenemos el shoot ‘em up o el beat ‘em up, pero curiosamente, los juegos en perspectiva isométrica, no se suelen nombrar.

Teniendo su boom en los ocho bits, pues era la única manera de simular un entorno en tres dimensiones, cuando aparecieron los polígonos, desaparecieron por completo. En cuanto la tecnología permitía mostrar entornos en tres dimensiones reales, pudiendo rotar incluso el escenario en tiempo real, poco sentido seguir utilizando una técnica así, a menos que fuera con un propósito artístico.

Lo más curioso es como una técnica para mostrar gráficos, se acabaría convirtiendo en un género en sí mismo. Juegos donde recorríamos un mapeado, buscando objetos, resolviendo puzles y esquivando enemigos. Esto es lo que nos ofrece Whizz, con la potencia de los dieciséis bits. Y es que es uno de esos juegos que sin ser demasiado innovadores, ni ser lo mejor en su género, tiene el suficiente carisma para que uno se acuerde de él, por muchos años que pasen.

Si os dijera que este juego esta  al altura de leyendas de Batman de Jon Ritman, Little Big Adventure, Knight Lore o Equinox, os estaría mintiendo descaradamente. Whizz está claramente un peldaño por debajo, pero debido a su sencillez, es una formidable manera de introducirse en este tipo de juegos. Pues el juego Flair Software Ltd, nos ofrecía algo un poco diferente a lo que estábamos acostumbrados.

Cada nivel es una autentica carrera contrareloj

En lugar de centrarse en la exploración pura y dura, cogía la mecánica vista en la mayoría de juegos en perspectiva isométrica y la unía al género de los plataformas, creando así un juego más atractivo para los más legos en la materia. Creando una curiosa mezcla entre plataformas y exploración.

Básicamente eso es lo que haremos en cada nivel, recorrerlos buscando su salida. Al ser en perspectiva isométrica no será tan sencillo como ir del punto A al punto B, tendremos que dar multitud de vueltas,  hasta encontrar la salida. Y todo en un tiempo límite, que será el mayor enemigo a batir, siendo una carrera contrareloj. Pues esa es la base del argumento.

Whizz se centra tanto en ser videojuego, que apenas tiene guion, ni nos presenta a los personajes. Nosotros somos Whiz, un conejo mago, el cual está compitiendo contra la rata Ratty en una carrera ¿Los motivos? No son necesarios.  Flair Software quería que nos pusiéramos a jugar y ya. A veces, no hay necesidad de mayor motivación, que ir pasando pantallas.

Para que el juego no se volviera una monótona carrera de un lado a otro, aunque la exploración juega un papel muy importante en el juego, en nuestro camino encontraremos enemigos, que podremos eliminar gracias a nuestra capacidad de girar en torbellino, sencillos puzles, y puertas que solo podremos destruir si encontramos antes un cubo del material correspondiente.

El mundo de los juguetes es el mas original de los cuatro

Pues no estamos hablando de puertas normales, si no puertas de madera, piedra o hielo por ejemplo, siendo imposible de romper, si no llevamos el cubo mágico del mismo material en nuestro bolsillo. La particularidad es que solo podemos llevar más de un bloque a la vez, siendo necesario dejar uno para coger otro. Esto lo hace automáticamente el juego, cogiendo el que está en el suelo y dejando en su lugar el que tengamos en ese momento.

Sera esta mecánica, la que nos obligara ir mirando por el escenario en busca del cubo mágico que nos permita continuar, incluso teniendo que volver sobre nuestros pasos, en caso de que necesitemos un cubo que tengamos en nuestro poder. Siempre intentando llegar a la meta antes de que acabe el tiempo.

Afortunadamente, tendremos ayuda en nuestro camino, en forma de relojes, que aumentaran el tiempo límite, y de setas, que curaran nuestra vida. No obstante habrá ir con cuidado, de manera aleatoria los enemigos dejaran rojas y azules. Las primeras nos harán recuperar vida, las segundas son venenosas.

Esto es a grandes rasgos lo que ofrece Whizz a través de sus cuatro mundos,  que son la pradera, la playa, la nieve y el mundo de los juguetes,  complicándose cada vez más y ofreciendo mayor reto conforme vayamos pasando por los dieciséis niveles. Una mecánica sencilla, adictiva y muy fácil de comprender, pues la dificultad del juego, va aumentando poco a poco, presentándonos los retos a un ritmo asumible.

Tanto la versión de Playstation como la de Saturn, ofrecen una leve mejoría grafica

Todo envuelto por unos coloridos, divertidos y muy bien animados gráficos, con una música que sin destacar, acompaña al juego, sin molestar, ni hacerse monótona. Y es que el mayor pecado del juego de Flair Software es simplemente, ser un juego sencillo en todos sus aspectos, sin destacar en demasía en nada, quedando sepultado por multitud de juegos con mayores virtudes. No obstante, es un claro ejemplo de que el mercado puede estar constituido tanto por superproducciones como por juegos más modestos que solo buscan divertir.

Sea en la versión que sea, pues son todas prácticamente idénticas, a excepción de las versiones de Playstation y Sega Saturn que tienen una leve mejoría gráfica, te encontraras un juego divertido. Un título capaz de que alguien como el que redacta estas líneas, se acuerde de él, más de veinte años después. Una obra, que hace recordar aquellos tiempos de videojuegos con cielos azules, donde cualquier premisa, servía para pasar una divertida tarde.

 

 

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>